El Caballo Criollo Historia de su Origen



El Caballo Criollo: Costumbres del Gaucho Argentino

identidad nacional argentina

caballo argentinoEl caballo criollo es la raza característica del Cono Sur y cada año son más quienes lo crían, lo utilizan para las duras tareas del campo, o lo disfrutan en sus momentos de ocio.

A continuación una breve historia de sus orígenes en la República Argentina.

El caballo criollo de América Latina es el descendiente directo de los caballos importados al Nuevo Mundo desde Cristóbal Colón por los conquistadores españoles durante el siglo XVI, más particularmente por Don Pedro de Mendoza en la Argentina, fundador de Buenos Aires en 1535.

Un buen número de esos caballos de guerra se hallaron abandonados o huyeron y volvieron rápidamente al estado salvaje, en un medio ambiente ideal para su desarrollo. Fueron los caballos españoles (particularmente los Andaluces), portugueses y árabes los que transmitieron su sangre y sus principales características morfológicas a la raza Criolla.

Durante cuatro siglos, la raza criolla se adaptará al medio ambiente de las grandes llanuras de América del sur y sufrirá una selección natural muy severa.

Esta adaptación a las condiciones de vida del medio ambiente, le permitió desarrollar sus grandes cualidades de resistencia a las enfermedades, y de sobriedad.

Los indios, en primer lugar, los gauchos más tarde, hicieron de los Criollos su medio de transporte, su compañero de caza o de trabajo y su camarada de juego. Desde entonces, el Criollo siempre ha sido el caballo del gaucho para el trabajo con el ganado. 

Su resistencia hace el orgullo de los criadores quienes organizan pruebas en distancias de 750 kilómetros que hay que recorrer dentro de catorce días.



Origen del caballo en Argentina: Después de la Primera Fundación de Buenos Aires en 1536 por la expedición de Pedro de Mendoza, cuya empresa terminó fracasada por los ataque de los aborígenes como respuesta al mal trato y abuso de los pobladores europeo, ocurrió que en el desolado lugar quedaron algunos de los caballos y yeguas traídos por ellos.

Estos animales fueron la base de los numerosos equinos que poblaron luego la inmensa llanura pampeana.

Los indios, que ocultos entre los pajonales observaban los movimientos del ganado, pronto llegaron a apoderarse de ellos y supieron ingeniarse para aprender a montarlos.

La utilización de los caballos tuvo una influencia decisiva en los indígenas: disminuyeron las distancias, facilitándoles las comunicaciones entre las tribus; les permitieron lanzarse a empresas atrevidas e internarse en los desiertos; les proporcionaron también alimento y cueros para cubrirse y hacer sus toldos. Desde entonces el caballo fue para el indio un elemento insustituible, que por todos los medios debió procurarse.

Ver: Costumbres del Gaucho Argentino

 

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------