El Mate Argentino Origen y Modos de Preparación Identidad Nacional



El Mate Argentino, Origen y Modos de Preparación
Identidad Nacional

MATEYerba mate, nombre común de una planta arbórea ,originaria de América del Sur, y de cuyas hojas se obtiene una infusión conocida como mate, té de Paraguay o, también, yerba mate.

Se trata de una planta perenne que puede alcanzar hasta los 20 m. de altura, y el fruto es una drupa carnosa de color rojo vivo que toma un color negro en la madurez. La planta bajo cultivo no supera los  6m. debido a la poda anual. En Argentina solo se cultiva en Corrientes y Misiones, debido a sus características climáticas.

El empleo de la yerba mate es muy antiguo, pues ya los indios masticaban las hojas verdes, y su consumo sigue muy extendido hoy día en América del Sur.

Las hojas secadas, tostadas, pulverizadas y molidas se utilizan para la preparación de una infusión parecida al té, de sabor agradable y refrescante. Esta bebida contiene cafeína y posee propiedades diuréticas, digestivas y estimulantes.

En Argentina es consumida a toda hora, tanto en el hogar como en ámbitos laborales y educativos generalmente en forma compartida. Es considerada como una bebida habitual, por lo cual está incluida en la Canasta Básica de Alimentos. 

La yerba mate puede beberse preparada según diversas modalidades:

Mate cebado. La yerba mate se coloca dentro de un pequeño recipiente, llamado mate. El mismo puede ser de diversos materiales como metal, madera o estructuras de frutos naturales. El mate se «ceba» o se sirve con agua caliente. Mediante una bombilla (tubo de metal o caña con perforaciones en su parte inferior que, al sumergirla en el mate con yerba, cumple la función de sorbete y colador) se toma el líquido resultante.

Tereré. Responde a esta denominación el mate cebado con agua fría.

Mate cocido. Esta forma de consumo responde a la infusión para beber en taza. La preparación se lleva a cabo vertiendo agua caliente sobre yerba mate en saquitos o bien molida, en cuyo caso debe ser colada antes de beberla, como sucede con el té en hebras.

Cuándo descubrieron los guaraníes las virtudes de la yerba y cómo desarrollaron la mejor forma de disfrutarla, es algo que permanece en el oscuro pasado prehistórico. Sabemos, sin embargo, que los españoles adoptaron instantáneamente la costumbre indígena y los criollos la convirtieron en fruto de pasión e identidad. Desde la elaboración de la yerba hasta la forma de consumo, la costumbre del mate ha permanecido adaptada desde tiempos remotos y por cinco siglos de historia, arraigándose cada vez más en los usos del sur de Sudamérica y aún extendiéndose a lugares muy lejanos. En la Argentina es la bebida más consumida después del agua de la canilla, sin distinción de clases sociales ni edades.



PARA SABER MAS….

Los indios, además, habían emprendido un viaje de ida: eran adictos al mate, que sorbían con el uso de una pequeña caña o tomaban directamente como infusión. Era el alimento básico de los indios guaraníes, que lo llamaban coa-mote, que significa planta o hierba; «mate», a su vez, deriva de la palabra moti, la calabaza que en general se usaba para beberlo.

En un principio, el mate fue usado sólo por los hechiceros como un narcótico que «jalaban» por la nariz hasta entrar en éxtasis, del mismo modo que los quechuas usaban la coca en las ceremonias religiosas.
El mate fue, para los españoles,»un vicio que fomentaba el ocio y que contagiaba a todos, no siendo esto bueno para la salud del alma y del cuerpo». Las colonias de Maracajú, Ibiraparya y Candelaria, situadas dentro de las provincias de Vera y Guaira, entre Paraguay y Brasil, fueron los principales centros yerbateros de la época.

En abril de 1595, una ordenanza dispuso prohibir el tránsito por los yerbales en las proximidades del río Xejui y también el cultivo de la yerba. El padre Pedro Lozano, en su Historia del Paraguay afirma que «la yerba es el medio más idóneo que pudieran haber descubierto para destruir al género humano o a la nación miserabilísima de los indios guaraníes». Desde 1610, año de la llegada de los primeros jesuitas al Paraguay, hasta 1630, se prohibió la exportación de mate y su consumo. Los indios transportaban la yerba desde distancias enormes, y llegaban a veces a tardar un año hasta volver a su punto de partida.

La prohibición del consumo de mate disparó la curiosidad de los conquistadores, que comenzaron a consumirlo clandestinamente.»Es una vergüenza *se indignaba el procurador Alonso de La Madrid—.mientras los indios la toman una sola vez al día, los españoles lo hacen durante toda la jornada.»

El mate formó parte, al poco tiempo, del desarrollo económico de diversas zonas del país y también marcó pautas y códigos de sociabilidad en zonas rurales y urbanas. Se lo tomaba amargo o dulce, caliente en gran parte del país, frío en la zona del litoral (donde se lo llama «tereré») y se le agregaban yuyos y alcohol en los Valles Calchaquíes, al oeste de Tucumán.

El mate comprende, a la vez, un curioso código de señales:

* frío significa desprecio
* lavado muestra desgano
* hervido delata la envidia
* es una falta de respeto servirlo por la izquierda
* está enamorado quien lucha con una bombilla trancada
* muestra aprecio cuando tiene espuma
Nunca acepte el primer mate al comenzar la rueda: es el mate para el tonto, debiendo ser el cebador quien lo prueba primero.

identidad nacional argentina



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------