Primera Fundacion de Buenos Aires Expedicion de Mendoza a America



Primera Fundación de Buenos Aires
Expedición de Mendoza a América

RESUMEN INTRODUCTORIO: Hace 477 años, el conquistador español Pedro de Mendoza llegó al Rio de la Plata. A cuatro décadas de la expedición de Colón a América, España estaba preocupada por la expansión de los portugueses (sus principales competidores) en el sur del continente, y Pedro de Mendoza participaba en el plan para frenarlos.

Era el heredero de una rica familia de comerciantes andaluces (del sur de España), que había acordado con el rey Carlos que financiaría y comandaría una expedición al Río de la Plata a cambio de que lo nombraran adelantado. El de adelantado era uno de los títulos más codiciados de la época. Los adelantados podían fundar pueblos y reunían los poderes del gobernador, el jefe militar y el juez supremo. Pero sobre todo, se quedaban con una gran parte de las ganancias que rindieran sus conquistas.

En 1536, en la costa del río, Mendoza y sus hombres fundaron una pequeña población, y un fuerte para defenderla, que llamaron Real de Nuestra Señora Santa María del Buen Ayre. El nombre era homenaje a la virgen del Bonai-re, patrona de los navegantes españoles. No se conoce el sitio exacto de la primera fundación. Algunos historiadores piensan que fue cerca del actual Parque Lezama, en San Telmo, y otros afirman que fue en la boca del Riachuelo.

En la región habitaban los querandíes, que vivían a orillas del Paraná y del Río de la Plata.

Al comienzo, las relaciones fueron amistosas, y los querandíes alimentaron a los recién llegados, que ya casi no tenían provisiones. Pero cuando los aborígenes se dieron cuenta de que el plan de los españoles era esclavizarlos, la amistad se terminó. En 1541, castigados por el hambre y por los querandíes, Pedro de Mendoza y otros sobrevivientes vaciaron los ranchos que habían construido, quemaron el fuerte y escaparon hacia Asunción del Paraguay.

Casi 40 años más tarde, el 11 de junio de 1580, los españoles insistieron. Juan de Garay, junto con su esposa y otros 63 colonos, fundó la ciudad por segunda vez. Se cree que la ceremonia de fundación (ilustración de la derecha) fue en los terrenos que hoy ocupan la Plaza de Mayo.

Como antes, los querandíes intentaron expulsar a los invasores, pero los españoles habían llegado preparados con más y mejores armas. Los querandíes fueron derrotados en varias batallas, hasta que se retiraron al interior del país. Hasta el día de hoy, uno de los partidos del Gran Buenos Aires lleva en su nombre el recuerdo de esos sangrientos combates: La Matanza.

Garay no bautizó la ciudad con su denominación actual. Le puso Ciudad de Trinidad y Puerto de Santa María del Buen Ayre. Pero desde el principio, la gente se acostumbró a llamarla por el nombre del puerto, que, con los años, se acortó hasta convertirse en Buenos Aires.

HISTORIA DE LA PRIMERA FUNDACIÓN DE BUENOS AIRES

Expedición de Pedro de MendozaSebastián Gaboto y Diego García de Moguer regresaron de su viaje al Río de la Plata con noticias sobre la Sierra de la Plata y el Imperio del Rey Blanco, que entusiasmaron a Europa, por lo que España consideró necesario establecer un asiento en el Río de la Plata, temerosa de las ambiciones de Portugal.

Primera fundacion de buenos aires



La misión recayó en Don Pedro de Mendoza emparentado con la más alta nobleza española. Las Capitulaciones(ver abajo) fueron firmadas el 21 de mayo de 1534 y en ellas se establecía que podría gobernar sobre las tierras limitadas al este por la línea de Tordesillas, al oeste por las tierras dadas a Almagro y a Pizarro, y que se extendían desde el Pacífico hasta los Andes, por el norte podría llegar hasta encontrar la Sierra de la Plata u otra gobernación ya otorgada y por el sud hasta el paralelo 36 de latitud sud. Se le nombraba adelantado, gobernador, capitán general y alguacil mayor.

El entusiasmo por la empresa se acentuó con la llegada en enero de 1534, de Hernando Pizarro portador de los tesoros del Perú.

De acuerdo con las Capitulaciones, Mendoza venía a descubrir nuevas tierras, conquistarlas y colonizarlas, esto es fundar poblaciones que debían ser tres.

Era el heredero de una rica familia de comerciantes andaluces (del sur de España), que había acordado con el rey Carlos que financiaría y comandaría una expedición al Río de la Plata a cambio de que lo nombraran adelantado. El de adelantado era uno de los títulos más codiciados de la época. Los adelantados podían fundar pueblos y reunían los poderes del gobernador, el jefe militar y el juez supremo. Pero sobre todo, se quedaban con una gran parte de las ganancias que rindieran sus conquistas.

Preparativos para la expedición:  En la expedición tomaban parte Francisco Ruiz Galán, Juan de Osorio, Juan de Ayolas, Juan de Salazar y Espinosa, Domingo Martínez de Irala, Rodrigo de Cepeda, hermano de Santa Teresa y otros. Como almirante de la armada se nombró a Diego de Mendoza, hermano del Adelantado.

El 24 de agosto de 1535 zarparon del puerto de San Lúcar de Barrameda trece naves, a las que se agregaron tres más en las islas Canarias, pero durante la travesía se perdieron dos, de modo que al Río de la Plata llegaron catorce naves con mil quinientos hombres, Es esta la expedición más numerosa hecha hasta el momento al Río de la Plata.

Recalaron en las Canarias; allí fue raptada una joven por un integrante de la expedición. Esta será la causa de las primeras desavenencias entre Ayolas y Osorio, quien defendía a los soldados que trataban, de ayudar al raptor enamorado, mientras Ayolas pretendió castigarlo. De allí pasaron las naves a las islas de Cabo Verde, separándose frente a las costas del Brasil; Don Pedro de Mendoza entró en la bahía de Río de Janeiro y los restantes prosiguieron hasta el Río de la Plata.

Culminó entonces un proceso que se preparó durante la navegación y que tuvo como epílogo la muerte de Osorio; éste fue acusado repetidamente por Ayolas ante el Adelantado, que se encontraba enfermo de querer organizar un levantamiento; Mendoza resolvió que fuera muerto a puñaladas “hasta que el alma le salga de las carnes”. Ya en tierra, Osorio fue detenido y sin tomarle declaración ni darle tiempo para confesar, como él pedía, fue muerto. Su cadáver fue abandonado con una inscripción que decía: “por traydor y amotynador”.

Fundación de Buenos Aires — En enero de 1536 se encontraron en San Gabriel todos los expedicionarios. No agradó a Mendoza la margen septentrional donde se estableció su hermano, por la presencia de indios hostiles y resolvieron pasar a la otra margen fundando una población el 3 de febrero de 1536.

Siempre se consideró que el lugar elegido era la actual vuelta de Rocha, pero no pudo ser así pues de acuerdo con las capitulaciones debían buscar un lugar “alto y bien aireado”, llegándose a la certidumbre de que sería el actual parque Lezama, que es la parte más alta y que se conoció en la época colonial como Alto de San Pedro. La población se llamó Santa María del Buen Ayre.



En 1536, en la costa del río, Mendoza y sus hombres fundaron una pequeña población, y un fuerte para defenderla, que llamaron Real de Nuestra Señora Santa María del Buen Ayre. El nombre era homenaje a la virgen del Bonai-re, patrona de los navegantes españoles. No se conoce el sitio exacto de la primera fundación. Algunos historiadores piensan que fue cerca del actual Parque Lezama, en San Telmo, y otros afirman que fue en la boca del Riachuelo.

Según la creencia más generalizada sobre el origen del nombre, al saltar a tierra Sancho del Campo, cuñado del Adelantado dijo: “Qué buenos ayres son los de este suelo!”, pero en realidad se puso en honor de Nuestra Señora del Buen Aire, patrona de los navegantes, venerada en Cagliari (Cerdeña).

Durante catorce días los querandíes, indígenas de la región, les suministraron víveres, pero después se sublevaron; el hambre comenzó a hacer estragos entre los españoles y entonces Mendoza envió una nave a las costas del Brasil en busca de víveres y a su hermano Diego por tierra a las islas del Delta. El 15 de junio de 1536 éste tuvo el encuentro de Corpus Christi con los guaraníes y querandíes, donde murió con el capitán Pedro Luján a ‘orillas del río que lleva ese nombre.

Juan de Ayolas fue enviado hacia el norte con el objeto de alcanzar el fuerte de Sancti Spiritus que fundó Gaboto; el 15 de junio de 1536 fundó un fuerte cerca de la laguna de Coronda al que llamó Corpus Christi en homenaje a la festividad del día.

En la región habitaban los querandíes, que vivían a orillas del Paraná y del Río de la Plata. Al comienzo, las relaciones fueron amistosas, y los querandíes alimentaron a los recién llegados, que ya casi no tenían provisiones. Pero cuando los aborígenes se dieron cuenta de que el plan de los españoles era esclavizarlos, la amistad se terminó. En 1541, castigados por el hambre y por los querandíes, Pedro de Mendoza y otros sobrevivientes vaciaron los ranchos que habían construido, quemaron el fuerte y escaparon hacia Asunción del Paraguay.

Al regresar, Ayolas informó sobre su expedición y convenció a Mendoza para que se trasladase con él a Corpus Christi, quedando como gobernador interino Francisco Ruiz Galán.

Para cumplir con lo estipulado en las capitulaciones, el Adelantado fundó una tercera fortaleza cerca de Corpus Christi, a la que llamó Buena Esperanza. Más tarde Mendoza y Ayolas se separaron para no encontrarse más; Ayolas fue enviado al norte por agua para buscar la Sierra de la Plata, con él fue Irala. Mendoza regresó a Buenos Aires.

Ya en Buenos Aires, como no recibió noticias de Ayolas y la gente del lugar le avisó de los graves peligros que podía correr en el norte, envió en su busca a Juan de Salazar. Muy enfermo, Mendoza regresó a España dejando como teniente de gobernador a Ayolas, y en ausencia de éste a Ruiz Galán. Don Pedro de Mendoza murió en el viaje de regreso en junio de 1537 y su cadáver fue arrojado al mar. (continúa Ayolas e Irala)

Las capitulaciones que firmaban la Corona y los expedicionarios consistían en un contrato entre ella y cualquier otra persona o entidad para descubrir y/o conquistar determinados territorios; en ellas se estipulaba deberes y derechos, gracias y merecedes, además de las condiciones en que debe llevarse a cabo la empresa.

Tenían su origen en la reconquista medieval y eran concedidas por los Reyes que a veces delegaban esa facultad en la Casa de Contratación o en algunas autoridades de Indias, como las Audiencias.



La Capitulación tenía carácter contractual. Determinaba jurisdicciones, territorios y estaba sujeta a las leyes vigentes, usos, instrucciones reales, y aun a las que se pusieron en vigencia posteriormente de la capitulación. Acordaban derecho de conquista, población y gobierno de la tierra sometida. Concedían cargos oficiales para la nueva tierra. Obligaban a fundar dos ciudades y fortalezas. Establecían la forma de sufragar los gastos y la participación de beneficios y prerrogativas. Señalaban la eximición de tributos de los participantes y la obtención de los beneficios de la Minería. Fijaban los lugares y condiciones de enganche de la hueste. Señalaban a veces los oficiales reales.

Las Capitulaciones dieron a la Conquista un carácter de empresa privada, controlada y encauzada hacia fines materiales y morales precisos por el Estado. Éste la fiscalizaba mediante veedores.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

(Fragmentos de Ulrico Schmidel, Viaje al Río de la Plata, 1534-1554. Edición con notas de Bartolomé Mitre, Buenos Aires, Cabaut y Cia Editories, 1903.)

elogios importantes para la mujer

CAPÍTULO VIII La batalla con los indios querandí y cuando les llevamos el asalto se defendieron con tanto brío que nos dieron harto que hacer en aquel día. Mataron también a nuestro capitán thon Diego Monthosso y con él a 6 hidalgos de a pie y de a caballo.

De los nuestros cayeron unos 20 y de los de ellos como mil. Así, pues, se batieron tan furiosamente que salimos nosotros bien escarmentados.Estos carendies usan para la pelea arcos, y unos dordes (dardos), especie de media lanza con punta de pedernal en forma de trisulco. También emplean unas bolas de piedra aseguradas a un cordel son del tamaño de las balas de plomo que usamos en Alemania. Con estas bolas enredan las patas del caballo o del venado cuando lo corren y lo hacen caer.

Fue también con estas bolas que mataron a nuestro capitán y a los hidalgos, como que lo vi yo con los ojos de esta cara, y a los de a pie los voltearon con los dichos dordes.Así, pues, Dios, que todo lo puede, tuvo a bien damos el triunfo, y nos permitió tomarles el pueblo; mas no alcanzamos a apresar uno sólo de aquellos indios, porque sus mujeres e hijos ya con tiempo habían huido de su pueblo antes de atacarlos nosotros.

En este pueblo de ellos no hallamos más que mantos de nuederen (nutrias) o iteren como se llaman, iten harto pescado, harina y grasa del mismo; allí nos detuvimos 3 días y recién nos volvimos al real, dejando unos 100 de los nuestros en el pueblo para que pescasen con las redes de los indios y con ello abasteciesen a nuestra gente; porque eran aquellas aguas muy abundantes de pescado: la ración de cada uno era de 6 onzas de harina de trigo por día y al tercero un pescado.La tal peso quería duró dos meses largos; el que quería aumentar un pescado a la ración se tenía que andar 4 millas (leguas) para conseguirlo.

Fuente Consultada: Ciencias Sociales e Historia EGB 9 Luchilo,Privitellio,Paz,Qués.

Fuente Consultada:
Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –

La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada
Historia Argentina Océano Fasc. N°7

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------