Cuadro Sinoptico de la Revolución Rusa Antecedentes y Etapas



Antecedentes de la Revolución Rusa

Durante el siglo XIX gobernaron Rusia varios zares que, a pesar de implantar distintas reformas de carácter liberal, parecieron preocuparse muy poco de la miserable vida de los campesinos y de la gran masa de la población.

El descontento frente a la forma autocrática de gobierno de los zares creció gradualmente en el medio obrero y campesino, así como entre los intelectuales.

El hambre y las condiciones de trabajo de los campesinos y de los obreros condujeron a la formación de un proletariado rural y otro industrial.

A principios del siglo xix, Rusia estaba gobernada por un zar autócrata, y carecía de Parlamento y de Constitución.

La población rusa estaba compuesta por los boyardos o nobles (de los que había alrededor de cien mil familias), del clero ortodoxo, a menudo analfabeto, brutal y fanático, y de la burguesía (intelectuales y mercaderes), que residía en las ciudades, las más importantes de las cuales eran Moscú, San Petersburgo (hoy Leningrado), Azov, Novgorod, Kiev y Tsaritsin (hoy Volgogrado).

En último lugar figuraban los campesinos o mujiks, vasallos de la corona o de los nobles. Éstos podían azotarlos o venderlos a su antojo. Los mujiks estaban a veces sujetos al servicio militar obligatorio durante períodos de veinticinco años.

Podían ejercer algunos de los oficios más bajos, como cochero, cocinero, criado o jardinero, pero en realidad sólo eran esclavos que tiraban de sus propios arados de madera y que podían ser vendidos con sólo poner un anuncio en el periódico.

Pablo I, hijo de Catalina, subió al trono en 1796. Tenía cuarenta y tres años, y su reinado duró únicamente cinco. Desposeyó a la nobleza de algunos de los privilegios que les fueran concedidos en 1785 y volvió a fijar impuestos sobre los dominios, declarando de nuevo obligatorio el servicio militar.

Pero nadie pensó en mejorar la situación de los campesinos. Éstas y otras medidas hicieron muy impopular al zar Pablo I, y cuando, en 1801, fue asesinado, respiró toda Rusia.



Le sucedió el despótico Alejandro I. Durante su reinado Rusia desempeñó por primera vez un papel importante en el concierto internacional al obligar a Napoleón a abandonar Moscú en 1812.

Alejandro I extendió considerablemente el territorio nacional con las conquistas de Besarabia, Finlandia y gran parte de Polonia y del Cáucaso.

Le sucedió su hermano Nicolás I, que reinó durante treinta años. El cambio de reinado fue motivo de desórdenes internos. Los decabristas o decembristas, grupo compuesto por oficiales e intelectuales de ideas liberales, exigieron una constitución.

La conspiración fue dominada rápidamente, y sus jefes, ahorcados o desterrados a Siberia.

Nicolás I reforzó su policía secreta y adoptó para los ferrocarriles del país un ancho de vía distinto del normal en el resto de los países europeos. También limitó a quinientos el número de estudiantes que podían matricularse en una misma universidad.

Tales medidas iban encaminadas a impedir la entrada en Rusia, en la medida en que ello fuera posible, de las ideas liberales esparcidas.

por Europa. Al mismo tiempo, mejoró un poco las condiciones de vida de los campesinos y reprimió una insurrección en Polonia (1830-1831). Nicolás I sostuvo contra Turquía, Inglaterra, Francia y el Piamonte la guerra de Crimea, que acabó por perder.

Su hijo Alejandro II, que le sucedió en 1855, estaba animado por las mejores intenciones. En 1861, apoyado por su ministro Melutin, decretó la abolición del vasallaje por medio de un ucase.

El último zar de la dinastía de los Romanov fue Nicolás II (1894-1917). Era un ser débil y testarudo que se dejó llevar por los que le rodeaban. Él y su familia vivieron en continuo temor de perder a su único hijo, el zarevich, que padecía hemofilia.

El siniestro Rasputín, que ejercía beneficiosa influencia sobre el muchacho, llegó a ser todopoderoso en la corte. Después de la desastrosa guerra contra Japón, en 1904-1905, en la que el ejército ruso sufrió derrota tras derrota, estalló en San Petersburgo una revuelta que recibió el nombre de «domingo sangriento».



El domingo 22 de enero de 1905, varios miles de trabajadores se dirigieron al Palacio de Invierno para exigir al zar la adopción de reformas liberales. Aunque era una manifestación pacífica —muchos de los manifestantes llevaban consigo iconos y cantaban himnos religiosos—, la tropa abrió fuego contra ellos cuando rehusaron dispersarse.

El descontento de la población creció considerablemente.

De igual modo, el motín que se declaró a bordo del acorazado Potemkin, en el mar Negro, trajo consigo una sucesión de movimientos subversivos y revueltas que el zar nunca consiguió reprimir totalmente.

Después de vencer las principales dificultades, Nicolás II se avino a que fuera elegida una duma o asamblea nacional representativa. Podía expresar su oposición, pero el poder imperial anulaba su efectividad tanto como la división de la propia duma en diferentes partidos : demócratas constitucionales o «cadetes», socialrevolucionarios y socialdemócratas (marxistas). Del seno de estos últimos saldrían los bolcheviques de Lenin.

El ministro Stolypine era del parecer que había que estimular la propiedad individual de bienes raíces. Era preciso, según él, asignar tierras a aquellos que parecían más dotados en el terreno económico y dejar que la industria absorbiera al resto de la población. De este modo hizo aparición el kulak, o campesino rico, mientras el mir o comunidad rural desaparecía.

A fin de aportar fondos con que cubrir los grandes desembolsos que originó la construcción de líneas de ferrocarril estratégicas y el incremento del potencial militar, hubo que aumentar de modo considerable las exportaciones de trigo. Esto significó para el pueblo ruso un período de privación y de hambre que originó el nacimiento de un proletariado rural.

Al mismo tiempo, la industria empezaba a desarrollarse: la cuenca hullera del Donetz, instalaciones petroleras en el Cáucaso e industrias más ligeras en los alrededores de Moscú y de San Petersburgo. Esta transformación de la economía rusa creó el proletariado industrial.

Ver: Revolución Rusa

CUADRO SINOPTICO 1

cuadro sinoptico revolucion rusa

CUADRO SINOPTICO 2

cuadro sinoptico revolucion rusa



(flash)

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------