La Propiedad Privada y La Doctrina Social de la Iglesia Principios



La Propiedad Privada y La Doctrina Social

Propiedad Privada: La Iglesia siempre reconoció el derecho de propiedad, como un derecho que el Creador otorgó al hombre, aunque su uso debe ser hecho de tal modo que sirvan a todo EL género humano. Surge así el «sentido social» de la propiedad cuyo fundamento recide en el destino clandestino común de todos los bienes.

Una primera consecuencia de esta naturaleza está la obligación de practicar la «caridad cristiana» hacia los que menos tienen y además emplear los «grandes capitales» para generar fuentes de trabajo.

Si se olvida este sentido social se genera la ambición y el desorden social y da pretexto a quienes niegan tal derecho. Este sentido social se define por el «respeto de las obligaciones morales frente a todos los hombres, incluidos los de las generaciones venideras». «El uso adecuado de la propiedad privada debe llevar a la sociedad hacia la paz y no engendrar condiciones precarias, generadoras de luchas y celos»

La Propiedad Privada y La Doctrina SocialPaulo VI afirma que «la propiedad privada para nadie constituye un derecho incondicional y absoluto. Nadie puede reservarse para uso exclusivo suyo lo que de la propia necesidad le sobra, en tanto que a los demás falta lo necesario.»

Cuando no se reconoce la propiedad privada, incluso de los bienes de producción como lo enseña la historia, son oprimidas las expresiones fundamentales de la libertad, y por eso se deduce que en la propiedad privada se encuentra «garantía y estímulo» para los derechos individuales.

Por otra parte la Iglesia enseña predica «el reparto de las propiedades insuficientemente cultivadas a favor de quienes sean capaces de hacerlas valer. […J Siempre que el bien común exija una expropiación, debe valorarse la indemnización según equidad, teniendo en cuanta todo el conjunto de las circunstancias.»

La propiedad privada, en estos términos debe estar garantizada, incluso con una seguridad jurídica que la proteja de todo ataque arbitrario. La propiedad privada debe distinguirse del «amor desordenado a las riquezas» que es incompatible con el amor a los pobres.

Encíclica de Juan XXIII Pacem in Terris

Fuente Consultada: Las Ideologías del Siglo XXI de Ignacio Massun



juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------