Antisemitismo en la edad media Iglesia cristiana persigue a los judíos



Antisemitismo en la edad media: Iglesia cristiana persigue a los JudíosAntisemitismo en la edad media: la persecusión a los judíos

La persecución de los judíos durante la Edad Media fue un hecho corriente. Generalmente se basó en el pretexto de que los judíos merecían ser perseguidos porque eran la raza que había negado y crucificado a Jesucristo, fundador de la religión cristiana. (A nadie se le ocurrió pensar que los primeros cristianos y, el propio Cristo, fueron judíos.)

Semejante acusación sirvió para enardecer a las sociedades medievales supersticiosas en las que, además, había otros motivos que explicaban el odio a los judíos.

Por ejemplo, durante mucho tiempo fueron los únicos prestamistas y ocuparon una posición destacada en el comercio, lo que llevó a que la gente les debiera dinero y a que durante mucho tiempo no ocuparan una posición clara en la sociedad mayoritariamente rural de la Europa medieval.

Los judíos se congregaron en las ciudades y practicaron su propia religión y ritos. Pese a que en términos comparativos eran pocos, llamaron mucho la atención, a menudo por su vestimenta.

No se conoce con precisión el número de judíos que había en Europa. Inglaterra tenía una población relativamente pequeña, tal vez entre 2500 y 3000 judíos, lo que representa uno de cada mil habitantes.

Había una mayor cantidad en el sur de Italia, España, Francia y Alemania.

En el sur de Europa los judíos desempeñaban una importante función como intermediarios culturales e intelectuales ‘ntre el mundo musulmán y el cristiano.

El entusiasmo religioso de la Alta Edad Media produjo un brote de intolerancia contra los supuestos enemigos del cristianismo.

Aunque esto fue evidente en las cruzadas contra los musulmanes , los cristianos también se ocuparon de buscar a los enemigos en casa, persiguiendo a los judíos en Francia y en el área del Rin durante la primera cruzada.

El Cuarto Concilio de Letrán de 1215 decretó que los judíos debían usar ropas que los distinguieran de los cristianos.



El mismo concilio fomentó el desarrollo de los ghettos judíos, o recintos amurallados, no para protegerlos, sino para aislarlos de los cristianos.

Las persecuciones y la nueva imagen del odiado judío alentaron una tradición antisemita que llegó a ser una de las peores contribuciones de la Europa cristiana al legado occidental.

En su intento por explicar los horrores diseminados por la muerte negra, las comunidades cristianas medievales buscaron chivos expiatorios.

Al igual que en la época de las cruzadas, se culpó a los judíos de envenenar los pozos y, por consiguiente, de esparcir la plaga.

Este fragmento ofrece una narración de la forma como los cristianos de la ciudad de Estrasburgo, del Sacro Imperio Romano, trataron a su comunidad judía.

Al parecer, los dividendos financieros también fueron un importante motivo para el asesinato de los judíos.

Jacob von Konigshofen,
«La cremación de los judíos de Estrasburgo»

En el año 1349 ocurrió la mayor epidemia que jamás sucediera. La muerte iba de un extremo de la Tierra al otro… Y del por qué del origen de esta epidemia, todos los sabios maestros y médicos sólo podían decir que era la voluntad de Dios… Esta epidemia también alcanzó a Estrasburgo en el verano del año arriba mencionado, y se calcula que casi dieciséis mil personas murieron.

En cuanto a esta plaga, en todas partes se acusó y se vilipendió a los judíos de todo el mundo de haberla causado, según se dice, al verter veneno en las aguas y en los pozos —de esto se les acusaba— y por dicha razón se cremó a los judíos en todas partes, desde el Mediterráneo hasta Alemania…

[La narración luego continúa analizando la situación de los judíos en la ciudad de Estrasburgo.]

El sábado,… quemaron a los judíos en una plataforma madera, ubicada en el cementerio. Había como doscientos de ¿tos. A los que quisieron bautizarse se les perdonó. Algunos dicen que casi mil judíos aceptaron el bautismo. Muchos niños pequeños fueron quitados de la hoguera y se les bautizó contra la voluntad de sus padres y madres.



Y todo aquello que se les debiera a los judíos fue cancelado, y éstos tuvieron que renunciar a todos los empeños y notas de crédito que habían tomado en prenda por las deudas. Sin embargo, el consejo tomó el efectivo que los judíos poseían y lo dividió entre los trabajadores proporcionalmente.

En verdad, el dinero había sido el motivo de la quema de los judíos. Si hubieran sido pobres y los señores feudales no estuvieran en deuda con ellos, no se les hubiera quemado…

Así, en Estrasburgo fueron cremados los judíos y, en el mismo año, en todas las ciudades a lo largo del Rhin, fueran éstas ciudades libres o imperiales, o ciudades que pertenecían a señores feudales.

En algunas ciudades se quemaron a los judíos después de un juicio, en otras sin que éste se llevara a cabo. En otras ciudades, los judíos prendían fuego a sus casas y se autoinmolaban.

En Estrasburgo se decidió que ningún judío debería entrar a la ciudad en un lapso de cien años; pero antes de que hubieran transcurrido veinte años, el consejo y los magistrados acordaron que deberían admitir a los judíos de nuevo en la ciudad por veinte años. De esa guisa, los judíos regresaron a Estrasburgo en el año de 1368 después del nacimiento de nuestro Señor.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------