Creacion del Directorio de 1814 Resumen de su Desarrollo y Obras



Creación del Directorio de 1814 – Directores Supremos
Resumen de su Desarrollo y Obras

El 22 de enero de 1814 la Asamblea suprimió el Triunvirato y creó un nuevo sistema de gobierno, el Directorio, que centralizaba el poder en una sola persona. Una de las reformas de la Asamblea del año 13 fue la creación por Ley del 22 de enero de 1814 del Directorio, ante la necesidad de un poder ejecutiva unipersonal, para dar firmeza y estabilidad al gobierno. Este poder recayó en una persona denominada Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, y él 26 de enero se constituyó un Consejo de Estado formado por nueve miembros cuya misión era asesorar al Director. 

revolucion de mayo de 1810

Antecedentes Semana de Mayo El Directorio La Asamblea de 1813

Antecedentes: Los acontecimientos europeos anunciaban el próximo retorno del monarca Fernando Vil al trono peninsular, después de las derrotas sufridas por Napoleón en sus campañas. Era evidente que el monarca restaurado no tardaría en enviar una expedición armada hacia el Río de la Plata, para sofocar la revolución con ayuda de los realistas de Montevideo.

La delicada situación externa, unida a los contrastes sufridos por el ejército patriota en Vilcapugio y Ayohuma y las disensiones internas, determinaron que se llevara a la práctica la concentración del gobierno en una sola persona, anhelo que desde tiempo atrás sostenían los «alvearistas».

El 8 de setiembre de 1813 la Asamblea decidió suspender por un tiempo sus sesiones y nombrar una comisión permanente de cinco miembros que debía convocar a los diputados en caso de necesidad. Por la misma resolución autorizó al Triunvirato «para que obre de por sí, con absoluta independencia durante la suspensión de las sesiones». Esto significaba otorgar al gobierno «facultades extraordinarias».

Convocada por el Triunvirato, la Asamblea reanudó sus sesiones el 21 de enero de 1814. Aquél —compuesto en esas épocas por Gervasio Posadas, Nicolás Rodríguez Peña y Juan Larrea— elevó una nota solicitando que era indisDensable «la concentración del Doder en una sola mano».

Dice el documento: «La experiencia del mando y el conocimiento inmediato de nuestras transacciones han enseñado a este gobierno que, para dar el impulso que requerían nuestras empresas y el tino que nuestros negocios exigían, la concontración del poder en una sola mano es indispensable».

Más adelante agrega: «Esta es la vez primera que un poder constituido para regir los pueblos se deja ver solicitando la constitución de otra autoridad que la subrogue».

Sometida la nota a discusión y expuestos los pareceres de los diputados, la Asamblea decretó la concentración del Poder Ejecutivo en una sola persona «bajo las cualidades que establecerá la ley».

LA ASAMBLEA Y LA CREACIÓN DEL DIRECTORIO:

El 26 de enero de 1814, la Asamblea General Constituyente decidió crear una nueva forma de Poder Ejecutivo del Estado, o sea, la creación del Directorio:



1°. La Asamblea General ordena que en la persona de quien se concentrase la Suprema Potestad Ejecutiva recaigan todas las facultades y preminencias acordadas al Supremo Gobierno por el Estatuto del 27 de febrero de 1813 (por el cual se designaba al Triunvirato como Poder Ejecutivo), y demás decretos posteriores.

2°. Ella será distinguida con la denominación de Director Supremo de las Provincias Unidas: tendrá el tratamiento de Excelencia y la escolta competente.

3°. Llevará una banda bicolor, blanca al centro, y azul a los costados, terminada en una borla de oro, como distintivo de su elevada representación.

. Residirá en la Fortaleza de esta capital, y la duración de su cargo será el de dos años.

5°. En caso de muerte, renuncia o absoluta imposibilidad del Supremo Director para continuar en el Gobierno, se procederá a la elección del que deba sucederle.

6°. Disfrutará de una pensión competente que baste a sostener el decoro de la Suprema Autoridad.

7°. La prudencia, sabiduría y acierto que deben presidir a todas las deliberaciones del Gobierno, y hacer la felicidad de las Provincias de su mando, exigen la creación de un Consejo de Estado, cual por este decreto se establece compuesto de nueve Vocales, incluso el Presidente y Secretario, facultándose al Supremo Director para que pueda nombrar por sí dos supernumerarios para el Consejo, siempre que por las circunstancias lo halle convenir al mejor servicio del Estado.

8°. En las enfermedades graves que impidan al Supremo Director el desempeño de sus funciones, suplirá el Presidente del Consejo con las mismas facultades y preeminencias; por lo tanto, su nombramiento se hará siempre por el Poder Legislativo, y el del Secretario y demás consejeros por el Supremo Director (…)».

La elección para el cargo de Director Supremo, recayó en Gervasio Antonio de Posadas que fue de este modo el primer Director Supremo del Estado, funciones que desempeñó desde el 31 de enero de 1814 hasta el 9 de enero de 1815, en que renunció.

Lo sucedió en el mando Carlos de Alvear, cuya actuación duró sólo tres meses, ya que a mediados de abril se produjo la sublevación de Fontezuelas, movimiento militar que lo obligó a abandonar el poder.



El 20 de abril se designó Director Supremo al general Rondeau, quien no pudo asumir el cargo por hallarse al frente del Ejército del Norte; con carácter interino se nombró entonces al corone! Ignacio Álvarez Thomas, durante cuya actuación fue convocado un Congreso General que debía reunirse en la ciudad de San Miguel de Tucumán.

Directorio de Gervasio Antonio de Posadas (31 de enero de 1814). Su gobierno estuvo influido por Alvear y por la Logia Lautaro. Declaró «fuera de la ley y traidor a la patria» a Artigas, que, en abierta lucha con Buenos Aires, no reconocía a las autoridades de la nación y luchaba contra los españoles, pero por la independencia del Uruguay.

Se creó una escuadra con la que Guillermo Brown bloqueó Montevideo y venció la la flota española.

Designó al General Alvear jefe de las fuerzas sitiadoras de Montevideo en reemplazo de Rondeau. Envió a Belgrano y Rivadavia en misión diplomática a Europa para obtener el reconocimiento de la Independencia por parte de Inglaterra y un arreglo pacífico con España. Designó a Alvear (vencedor dé Montevideo) jefe del Ejército del Norte, pero la oficialidad se sublevó para sostener a Rondeau. Posadas renunció el 9 de enero de 1815.

Directorio de Carlos María de Alvear (9 de enero de 1815).—Nombrado por la Asamblea, su gobierno fue muy accidentado, pues tuvo muchos desaciertos. Desesperado porque Artigas hostilizaba al gobierno, los realistas amenazaban por el Norte y se temía la llegada al Río de la Plata de un ejército de 15.000 hombres al mando de Morillo, envió a Manuel José García que alcanzase a Belgrano y a Rivadavia en Río de Janeiro y les hiciera entrega de unas cartas donde ofrecía al gobierno inglés el protectorado de estas tierras.

Mandó tropas para batir a Artigas, pero parte de ellas se sublevaron en Fontezuelas (cerca de Arrecifes), mientras que al mismo tiempo estallaba en Buenos Aires una revolución tendiente a deponerlo. En las calles se pidió la cabeza de Alvear y éste tuvo que huir hacia Río de Janeiro el 17 de abril de 1815. Como resultado de esta revolución la Asamblea General Constituyente fue disuelta.

Directorio de José Rondeau (20 de abril de 1815). — Fue elegido interinamente por el pueblo el general Rondeau, que se hallaba al frente del Ejército del Norte. Le substituyó como suplente el coronel Ignacio Álvarez Thomas.

Directorio de Ignacio Álvarez Thomas. — Convocó a las provincias para un Congreso Constituyente que se reuniría en una ciudad de la nación que no fuera Buenos Aires.  Su gobierno fue débil y los caudillos se envalentonaron. Álvarez Thomas renunció el 13 de abril de 1816.

Directorio de Antonio González Balcarce (16 de abril de 1816).— Al hacerse cargo del gobierno recibió la noticia de que el 24 de marzo se había instalado en San Miguel de Tucumán el Congreso Constituyente.

Directorio de Juan Martín de Pueyrredón (3 de mayo de 1816). — Nombrado por el Congreso de San Miguel de. Tucumán, prestó ayuda eficacísima a San Martín para la organización del Ejército de los Andes, y a Belgrano y Güemes para la resistencia en el Norte. Tuvo que sofocar una revolución federalista porteña, desterrando a Manuel Moreno, Dorrego, Agrelo y Pagola. Luchó también contra los caudillos Artigas, López y Ramírez, distrayendo las tropas del Ejército del Norte, nuevamente al mando de Belgrano.



Artigas, «traidor a la Patria»

Cuando el enfrentamiento entre las fuerzas artiguistas y las porteñas era cada vez mayor, el Director Supremo Gervasio Antonio de Posadas decidió promulgar este decreto, que agudizaría el problema:

«Art. 1 °. Se declara a Don José de Artigas infame, privado de sus empleos, fuera de la Ley, y enemigo de la Patria.

Art. 2°. Como traidora la Patria será perseguido, y muerto en caso de resistencia.

Art. 3°. Es un deber de todos los pueblos, y las Justicias, de los Comandantes militares, y de los Ciudadanos de las Provincias Unidas perseguir al traidor por todos los medios posibles. Cualquier auxilio que se le dé voluntariamente será considerado como crimen de alta traición. Se recompensará con seis mil pesos al que entregue la persona de Don José Artigas vivo o muerto.

Art. 4°. Los Comandantes Oficiales, Sargentos y Soldados que siguen al traidor Artigas conservarán sus empleos, y optarán a los ascensos y sueldos vencidos, toda vez que se presenten al General del Ejército Sitiador, o a los Comandantes y Justicias de la dependencia de mi mando en el término de 40 días contados desde la publicación del presente Decreto.

Art. 5°. Los que continúen en su obstinación y rebeldía, después del término prefijado, son declarados traidores y enemigos de la Patria. De consiguiente, los que sean aprehendidos con armas, serán juzgados por una Comisión Militar y fusilados dentro de las 24 horas.

Art. 6°. El presente Decreto se circulará a todas las Provincias, a los Generales y demás Autoridades a quienes corresponda: se publicará por Bando en todos los Pueblos de la Unión, y se archivará (…)».

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DESARROLLO Y OBRAS DEL DIRECTORIO

— Las derrotas sufridas por Napoleón anunciaban el regreso de Fernando VII al trono español y era previsible el envío de tropas españolas para reforzar a los realistas de Montevideo y sofocar el movimiento de Buenos Aires. Las tropas patriotas habían sufrido derrotas en Vilcapugio y Ayohuma. Las disenciones internas crecían.

— El 8 de Septiembre la Asamblea suspendió sus sesiones por un tiempo, dejó constituida una Comisión permanente de cinco miembros que podía convocar a los diputados en caso de necesidad y autorizó al Triunvirato para que «obrase de por sí, con absoluta independencia durante la suspensión de las sesiones». Otra vez concedía «facultades extraordinarias».

— El Triunvirato, integrado por Posadas, Rodríguez Peña y Larrea, convocó nuevamente la Asamblea para el 21 de enero de 1814.A pedido del mismo triunvirato la Asamblea decretó la concentración del poder en una sola mano «bajo las condiciones que establecerá la ley».

— El 26 de enero dictó un Estatuto estableciendo la concentración del poder en una sola persona con la denominación de Director Supremo de las Provincias Unidas.La duración en el cargo sería de dos años. Un Consejo de Estado, compuesto por nueve miembros lo acompañaría en sus funciones.Designó como Director Supremo a Posadas y como Presidente del Consejo de Estado a Rodríguez Peña.

— A Posadas sucedió en su cargo Carlos María de Alvear. Alvear no contó con simpatías populares. Era en extremo autoritario. Llegó a dictar un decreto estableciendo pena de muerte para todo el que de palabra o escrito censurase al gobierno. Alvear decretó la incorporación forzosa al ejército, aumentó en forma desmesurada los impuestos y gravámenes, confiscó bienes eclesiásticos.

— Su situación era insostenible. Alvarez Thomas se sublevó en Fontezuela y encontró apoyo general. Alvear renunció ante la Asamblea.
La Asamblea aceptó la renuncia y, modificando la ley vigente, nombró un nuevo triunvirato. El pueblo de Buenos Aires se amotinó y exigió al Cabildo que se hiciese cargo del gobierno.

— El Cabildo disolvió la Asamblea, pidió a Alvear la renuncia a todos sus cargos y confió a Soler la comandancia de armas.Dispuso también la convocatoria del pueblo de Buenos Aires a elecciones para nombrar un gobierno provisorio hasta la reunión de «un Congreso General de las Provincias». Rondeau fue elegido Supremo Director Provisorio, y como se encontraba al frente del Ejército del Norte, hasta que volviese el poder fue confiado a Alvarez Thomas, como suplente.

— El Cabildo y los electores crearon una Junta de Observación que asistiera al Director y dictara un Estatuto Provisional.

— El Estatuto Provisional sancionado por la Junta de Observación fue aprobado por el Cabildo y jurado por el Director.El Estatuto establecía que el Director convocaría a un Congreso General a reunirse en la ciudad de Tucumán para establecer una constitución.

— Las Provincias rechazaron el valor del Estatuto Provisional. El Cabildo y pueblo de Buenos Aires no tenían potestad para legislar sobre todo el país. Pero todas, excepto las dominadas por Artigas estuvieron de acuerdo en nombrar delegados para el Congreso a reunirse.

— Después del Pacto de Santo Tomé, Alvarez Thomas se vio obligado a renunciar. La Junta de Observación nombró como Director Supremo, el 17 de abril de 1816, cuando ya estaba reunido el Congreso de Tucumán, a Antonio González de Balcarce.El Congreso nombró Director a Pueyrredón y comunicó a Balcarce que limitara su poder sólo a Buenos Aires.

 

Fuente Consultada:
 Historia Argentina Luchilo-Romano-Paz
 Argentina de su país y de su gente María Sáenz Quesada
 Historia Argentina Escuela Secundaria Kapelusz

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------