Alfonso X Biografia de Alfonso X el Sabio Rey de Castilla



Biografía de Alfonso X: El Sabio Rey de Castilla

Alfonso X el Sabio y su Lucha Contra la Ignorancia

alfonso xCuando recorremos la vida y la trayectoria del rey Alfonso X, no nos extraña en absoluto que haya sido bautizado con los años como “El Sabio”, ya que uno de los aspectos más característicos de su personalidad y de su mandato ha sido la elevación del conocimiento por sobre el resto de las cosas. 

Es por ello que los expertos historiadores coinciden en asegurar que el reinado de Alfonso X se destacó principalmente en lo que se refiere al orden cultural, siendo un hombre que intentó difundir el conocimiento y repudiaba la ignorancia, tal vez porque gozaba de conocer la certeza de que la inteligencia y el saber son los dos elementos más importantes para trascender esta finita existencia.

Debido a su gran aporte a la cultura galeica, Alfonso X es considerado el fundador de la prosa castellana, e incluso muchos aseguran que fue precisamente durante su reinado que el idioma castellano fue adoptado como la lengua oficial del territorio español.

Podemos rastrear su interés en el conocimiento desde los primeros años de vida del pequeño Alfonso, ya que desde siempre demostró una gran inquietud y curiosidad, que le despertaron una poderosa sed de acumular conocimiento, tal vez en búsqueda de aquellas respuestas que siempre atormentan a los más sabios.

Pero quizás, seguramente su ambición de conocimiento también haya estado relacionada a aspectos genéticos y de crianza, ya que Alfonso era hijo primogénito del rey Fernando III, y de Beatriz de Suabia, una de las pocas mujeres eruditas de la época.

Criado en un entorno donde la cultura y el saber eran el verdadero y único origen para lograr el éxito, Alfonso recibió una educación fuerte y disciplinada, que lo convirtieron en un joven erudito con grandes capacidades para la escritura.

De esta manera, el joven Alfonso logró destacarse por sus profundos conocimientos en el campo de la astronomía, las ciencias jurídicas y la historia, lo que contribuyó enormemente a la carrera política que emprendiera durante su adultez.

Alfonso nació en Toledo en el año 1221, como ya mencionamos, fruto del matrimonio del rey Fernando III y Beatriz de Suabi.

Al ser el hijo primogénito del rey, en 1252 heredó el trono, convirtiéndose en el Rey de Castilla y de León.



Desde el punto de vista político, Alfonso X es recordado por su gran labor como infante, y durante su reinado se logró llevar a cabo la conquista del Reino de Murcia, precisamente en el año 1241, como así también la declaración de paz con el rey Jaime I de Aragón.

Luego de aquel acuerdo, Alfonso X se convirtió en el yerno de Jaime I, ya que contrajo matrimonio con su hija Violante.

 Fueron muchos e importantes los logros que alcanzó su mandato, entre los que se destacan su lucha contra la sublevación de los musulmanes de sus reinos, que había sido promovida por los reyes de Granada y Túnez, sus avances con el fin de poblar territorios olvidados, tales como Murcia y Baja Andalucía, e incluso el fuerte impulso que siempre le proveyó a la cruzada por la llamada Reconquista.

Con el fin de llevar sus ideas más allá de los límites del reinado, Alfonso aspiró en vano a la coronación imperial de Alemania, justificando su candidatura en el hecho de ser hijo directo de una destacada ciudadana germana.

A pesar de lograr el apoyo de Sajonia, Brandeburgo, Bohemia y varias ciudades italianas en las elecciones, la oposición del Papa hizo fracasar su empresa.

 Si bien Alfonso X fue uno de los reyes que lograron un significativo crecimiento al Imperio Español, en lo que se refiere a política territorial, lo cierto es que de su reinado se desprende la valoración que siempre le impuso a la cultura.

 Fue un hombre de letras, que supo expresar sus ideas y utopías a través de su extensa obra literaria, entre las que se destacan el conjunto de canciones líricas tituladas «Las Cantigas de Santa María», ya que una de sus más notables facetas se enmarca dentro de su constante actividad para alentar la creación poética, y sobre todo en favor de la producción de lírica en lengua gallega.

Es que en realidad, podríamos asegurar que Aldonso X ha sido el primer lírico que se expreso a través de la lengua gallega, llegando a producir un importante número de composiciones.

La obra de Alfonso X recorrió diversas corrientes, ya que sus conocimientos sobrepasaban muchas veces las fronteras del mero saber en un ámbito determinado.

Pero no sólo fue un poeta, ya que su producción literaria también se encuentra compuesta por obras de carácter científico, como el ensayo sobre astronomía titulado «Las Tablas Alfonsíes», producciones de corriente histórica como «La Estoria de España» y «La Grande e General Estoria».



 En cuanto a sus obras jurídicas, que dieron lugar a importantes cambios en la idiosincrasia cultural de su imperio, se destacan producciones tales como «El Fuero Real de Castilla», «El Espéculo», y su gran obra llamada «El Código de las siete partidas», en la que Alfonso X emprendió la difícil labor de recoger lo mejor del derecho romano para unificarlo a las tradiciones de Castilla.

De dicha obra se desprenden los nuevos métodos para lograr el ordenamiento castellano y español, ya que fue la base para la incorporación del derecho romano en Castilla y su posterior ingreso a la corriente europea del llamado derecho común.

Su permanente interés en la cultura y el saber permitieron que durante su reinado se crearan tres importantes centros culturales en Toledo, Sevilla y Murcia, como lo son las Escuelas Generales de Latín y de Arábigo en Sevilla, la Escuela de traductores de Toledo y la  Escuela de Murcia, dirigida por el matemático Al-Ricotí.

Asimismo, fue el principal propulsor de otorgar el rango de Universidad a los Estudios Generales de Salamanca y Palencia.

Y su labor aún se encuentra presente en la actualidad, a través de la denominada Orden Civil de Alfonso X el Sabio, la cual se fundó en el año 1902, con el fin de galardonar a los pensadores más destacados en los ámbitos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación.

 Suponemos, que la mejor manera de definir a Alfonso X es a través de una de sus frases más conocidas, en la cual el Sabio manifestó: «Si el Señor Todo Poderoso me hubiera consultado antes de embarcarse en la creación, le habría dado unas cuantas ideas».

Graciela Marker Para Planeta Sedna

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------