El Mal Aliento Causas Halitosis Porque tenemos mal aliento?



¿PORQUE TENEMOS MAL ALIENTO?

Un mal aliento puede estropear la historia de amor más romántica y hacer que los demás nos guarden una prudente distancia. Los culpables pueden ser variados.

El ajo es sano, pero sus beneficios son tan incomparables como el hedor que provoca. Esto se debe a los compuestos sulfúricos contenidos en los aceites etéricos de esta planta liliácea, que mantendrá a los demás a distancia por mucho que nos lavemos los dientes y la boca después de haberla comido.

Cuando se lavan los dientes, se eliminan los restos de alimentos por vía mecánica. La pasta y los elixires dentífricos contienen además sustancias antibacterianas que actúan sobre todo enjuagando la cavidad bucal con oxígeno, enemigo de cualquier fermentación causada por las bacterias contenidas en los alimentos.

EN BUSCA DEL RESPONSABLE Frecuentemente la culpa de un mal aliento la tiene una defectuosa higiene bucal. Muchos restos de alimentos permanecen en la boca, sobre todo hidratos de carbono como el azúcar y el almidón que pueden literalmente pudrirse, descomponiéndose en multitud de gases y residuos de putrefacción.

También contribuyen al mal aliento las prótesis dentales y los dientes con caries, en cuyos intersticios o agujeros las bacterias de la putrefacción encuentran un ambiente ideal.

A veces existen focos de inflamaciones en la boca y en la nariz, como son las pequeñas úlceras de las encías. También este tejido puede descomponerse en procesos de putrefacción si no se toman medidas; el correspondiente mal olor puede ir acompañado incluso de pus. Enjuagarse regularmente la boca y acudir al estomatólogo para que practique un saneamiento del foco previenen o eliminan estas fuentes de mal aliento. Sin embargo, éste puede tener también causas muy graves: aparte de enfermedades del aparato digestivo y pulmonares, puede deberse a trastornos del metabolismo. La uremia, por ejemplo, se manifiesta por el característico olor del aliento a orina.

• Normalmente uno no advierte que despide mal aliento. Por ello hay que atender a determinadas señales clave, como el hecho de que la persona con la que hablamos , retroceda y guarde una prudente distancia.



• En ocasiones especiales, como fiestas o comidas de negocios, deberán evitarse los alimentos que produzcan mal aliento.

• El mal aliento se puede evitar o al menos encubrir con una buena higiene bucal y dental, usando pulverizadores, elixires dentales y determinadas pastillas masticables. Se recomiendan los chicles sin azúcar, pues aumentan la producción de saliva que elimina las bacterias y los restos de comida.

• Si el mal aliento se debe a una enfermedad, no podrá eliminarse con estas precauciones. Un mal aliento permanente y no causado por alimentos puede revelar la presencia de una alteración orgánica.

Trabajo Enviado Por Pedro J. Altamirano Esc. 11 EET-Salta-Argentina
Fuente Consultada: El Asombroso Cuerpo Humano

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------