Biografia de Keynes Resumen de su Ideas de Economia y Pensamiento



Biografía de Keynes – Resumen
Ideas de Economía y Pensamiento Keynesiano

En 1883, el año en que John Maynard Keynes (1883-1946) vino al mundo, se empezaban a vislumbrar desafíos a la dominación económica británica por parte de Alemania y Estados Unidos. El desafío al liderazgo inglés triunfó. En 1914 tanto los Estados Unidos como Alemania sobrepasaban la producción británica de carbón, hierro y acero, y ejercían una fuerte presión sobre una amplia gama de productos industriales. No obstante, para las clases medias inglesas la prosperidad en general continuó inalterable hasta la víspera de la primera guerra mundial.

BIOGRAFÍA Keynes, John Maynard. Economista inglés, nacido en 1883. Nació entre prósperos Victorianos en Cambridge, Inglaterra. John Neville Keynes, su padre, era tutor y administrador de la universidad. Florence Brown, su madre, fue una de las primeras mujeres que se graduó en Cambridge y llegó a ser más tarde alcaldesa de la ciudad. Estudió en Eton y en el King’s College de Cambridge.

Las cualidades que destacaron a Keynes desde niño fueron las del intelecto, la capacidad directiva y el encanto personal. Su tutor opinaba que Keynes tenía la facultad de interesarse por todo, al mismo tiempo de ser incapaz de hacer nada como diletante.

No parece excesivo este comentario a propósito de un muchacho de quince años capaz de alcanzar simultáneamente en su vida escolar premios en matemáticas, menciones por la excelencia de su preparación en los estudios clásicos y alabanzas por los diversos ensayos y disertaciones presentados a la Eton Literary Society.

Al terminar sus años de enseñanza secundaria ingresó en 1902 en el King’s College de Cambridge, en principio como estudiante de matemáticas y lógica matemática, pero las aficiones de Keynes como orador y estudiante se iban dirigiendo rápidamente más hacia la política que hacia las matemáticas.

En 1909, con una versión revisada de su tesis, obtuvo un fellowship del King’s College. Ello le daba una base académica segura para el resto de su vida. Desde 1909 hasta 1915, fecha en que entró en el Tesoro como funcionario, la ocupación y las responsabilidades de Keynes radicaron en Cambridge.

Como de profesor de economía sus lecciones abarcaban temas en los que su maestría era ya considerable: dinero, crédito y precios. Entre sus alumnos salieron economistas de gran talla, como Walter Layton, Hugh Dalton, Hubert Henderson, Gerald Shove, Dennis Roberston y Claude Guillebaud.



En 1909 publicó un trabajo sobre El método de los números índices que le valió el premio Adam Smith, y en la revista técnica más importante, The Economic Journal, salió un artículo suyo sobre «Los recientes acontecimientos económicos en la India», fruto de sus dos años de servicio burocrático.

Durante la I Guerra Mundial realizó una labor de la máxima importancia en las organizaciones internacionales: negoció los préstamos a los Aliados, hizo las veces de asesor económico en la Conferencia de la Paz de París y en el Consejo Superior de Economía.

Dimitió de este último cargo por las duras críticas a las que fueron sometidas sus teorías en materia de reparaciones, aunque posteriormente, en la década de los cuarenta, fueron aplicadas a la economías de Gran Bretaña, Alemania y Estados Unidos.

Ocupó el cargo de director del Banco de Inglaterra durante la II Guerra Mundial. Fue nombrado embajador económico en los Estados Unidos e intervino decisivamente en el préstamo a su país de 4 millones de dólares. En los numerosos estudios económicos que escribió sobresalen las siguientes formulaciones: ley de propensión al ahorro, concepto de multiplicados, igualdad entre el ahorro y la inversión, etc.

Sus obras más importantes son: The Economic Consequences of the Peace, The End of Laissez-Faire, A Treatise on Money, The General Theory of Employment, Interest and Money y How to Pay fot the War.

En 1936 Keynes publicó su Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero. La tarea de Keynes fue destruir las viejas doctrinas de la economía «clásica» enseñada por sus maestros Marshall y Pigou, todavía basada en la ley de los mercados de J. B. Say, y la creación de una nueva doctrina más apropiada con relación a la situación real.

El punto de partida de la nueva doctrina presentada por Keynes es el concepto malthusiano de la demanda efectiva o el ingreso global que los empresarios esperan recibir, y que determinará la cantidad de ocupación existente, la cual a su vez dependerá de la cuantía del ingreso nacional. ¿Qué elementos constituyen la demanda global y por ende los del empleo y la renta?.

Según Keynes es el nivel de la renta lo que determina el consumo, que es un ingrediente de la demanda global. El otro ingrediente es la inversión. Las variaciones de los gastos de la comunidad en bienes de consumo y de inversión determinan el nivel de la actividad económica, pero a medida que aumentan las rentas, también tienden a aumentar los ahorros.

Un descenso relativo en el gasto da lugar a que la economía caiga en depresión. Su teoría del interés se creyó ampliamente que demostraba que el sistema permanecería en esta posición a menos que de alguna forma se aumentara el gasto. Las recomendaciones políticas que se seguían de este análisis consistían en que el gobierno era el responsable de promover las obras públicas, en orden a generar el gasto que hiciese desaparecer el desempleo y en general a mantener la demanda en el nivel que generara el pleno empleo.

La teoría sostenía también que el proceso inverso sería capaz de hacer desaparecer las condiciones inflacionarias. Esto creó una gran oposición, pero Keynes venció finalmente. El «libro blanco» de la coalición gubernamental sobre la política del empleo (1944) señaló la aceptación de la «revolución keynesiana».



Al estallar la segunda guerra mundial, escribió Keynes un folleto titulado Cómo pagar por la guerra (1940); puede considerársele como el autor del programa de créditos de posguerra. Fue llamado de nuevo al Tesoro y, aunque no tenía responsabilidades administrativas, sirvió de asesor en una amplia gama de problemas financieros urgentes planteados por la guerra.

La discusión del artículo 7 del proyecto de Acuerdo de Ayuda Mutua en 1941 le volvió a dedicar parte de su tiempo a los problemas de la reconstrucción de la posguerra. El primer esbozo de su plan de «Clearing Union», es decir, la primera versión inglesa de lo que después sería el FMI, lo redactó en otoño de ese mismo año. Elaboró también un minucioso programa de stocks reguladores internacionales con el fin de estabilizar los precios de las mercancías; en 1943 este programa despertó cierto interés en Washington.

Además de su destacada contribución a la creación del FMI, en Washington y en Bretton Woods el año siguiente, Keynes viajó varias veces a Estados Unidos durante la guerra para tratar de la financiación corriente de la guerra y de los problemas de reconstrucción. Una de sus principales intervenciones fue la negociación en Washington del gran préstamo de Estados Unidos a Gran Bretaña durante el otoño de 1945.

Los problemas eran muy complejos y Keynes discrepaba no sólo de los americanos en la mesa de negociaciones, sino también de las directrices que recibía de las autoridades de Londres. Su salud ya estaba minada por los efectos de una grave trombosis coronaria padecida en 1937, y la tensión de las reuniones le obligaban a un gran esfuerzo.

En la primera reunión del FMI y el Banco Internacional en 1946 en Savannah, Georgia, Keynes chocó violentamente con Fred Vinson, secretario del Tesoro de Estados Unidos. Algunas de las decisiones adoptadas en la reunión le quitaron toda esperanza acerca del futuro de estas instituciones en las que había derrochado tanto esfuerzo. La situación le causó honda impresión. De vuelta a su casa de Sussex, murió el domingo de Pascua de 1946.

Keynes y su teoría general por contraposición a las teorías de sus predecesores:

A su juicio las teorías que precedieron a la suya representaban una teoría particular. La suya se ocupaba de todos los equilibrios posibles en un economía de mercado, lo que incluía las situaciones en que había pleno empleo, pero también las de desempleo. Las teorías que se referían a una situación particular: el equilibrio de mercado con pleno empleo, ya no podían concebir equilibrios con desempleo.

Preferencia por la liquidez según Keynes:

Lo que hoy llamaríamos coloquialmente guardar bajo el colchón, Keynes la denomina preferencia por la liquidez. Pero Keynes sabe que es posible “hacer sacar el dinero del colchón” tentando a los individuos para que cedan su dinero a cambio de un interés.

La inversión para Keynes:



Cumple una función determinante para el empleo. La inversión alienta actividades como construir nuevas fábricas, casas, ferrocarriles y, en genera, todo tipo de bienes que no son para consumo directo e inmediato.

Rol que cumple el Estado de acuerdo a Keynes como factor generador de empleo:

Un papel fundamental, si por irracionalidad psicológica y por miedo a la inestabilidad del futuro, los privados no invierten, la única salida para alcanzar el pleno empleo será la inversión que realice el Estado.

Keynes más heterodoxo que sus antecesores:

elogios importantes para la mujer

Su razonamiento teórico sobre la política económica aplicada y una presencia fundamental como el Estado cumpliendo un rol asignado, le da al pensamiento keynesiano aristas más heterodoxas en comparación con sus antecesores, ya que éstos no asignaron una tarea activa interviniendo en los mercados.

Dos herramientas estatales que señala Keynes para lograr el desarrollo económico:

Hay dos herramientas fundamentales para influir en la economía: la política monetaria y la política fiscal. A través de la política monetaria, el gobierno puede variar la cantidad de dinero o la tasa de interés con la que presta dinero a los bancos.

 Keynes afirmó que, en una economía capitalista, el pleno empleo era una de las condiciones necesarias para que tuviera lugar el crecimiento económico, aun cuando para lograrlo, inicialmente, el Estado tuviera que realizar inversiones y aumentar el déficit público. Lo revolucionario de su teoría consistió en afirmar que los capitalistas no debían considerar el pago de salarios como un gasto sino como uno de los pasos necesarios para obtener futuras ganancias. Afirmó que los asalariados gastan la mayor parte de sus ingresos en comprar los bienes que necesitan para su subsistencia. Y que son las empresas las que producen esos bienes.  

SINTESIS GRÁFICA:

SINTESIS GRÁFICA DE LA TEORÍA DE KEYNES

Ver: Ampliar Economía Keynesiana

Ver: Concepto de Microeconomia

Ver: Concepto de Macroeconomia

Para Planeta Sedna
Teoría Económica
Prof. Historia Pablo Fontana

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------