La Frontera Aerea de los Paises Límites Aereos Estatales






La Frontera Aérea de los Países
Límites Aereo de los Estados

La frontera aérea de los Estados: Cuando se tratan los temas de las fronteras y la soberanía de un Estado, inmediatamente se los relaciona con las fronteras y la soberanía territoriales. Es importante aclarar que un Estado ejerce soberanía sobre el territorio, las aguas oceánicas y los fondos marinos, y también sobre el espacio aéreo.

Por otro lado, la concepción habitual de soberanía tiene que ser reemplazada por la idea de una frontera tridimensional comprendida por la tierra, las aguas y el espacio atmosférico. Después de la Segunda Guerra Mundial se impuso la regla de que las aeronaves de un Estado tienen derecho a sobrevolar el alta mar, pero no el territorio ni el mar territorial de otro Estado. El transporte aéreo entre los países sólo resulta posible sobre la base de tratados bilaterales.

Por medio de estos tratados, un Estado autoriza a las aeronaves de otro Estado a atravesar su espacio aéreo, normalmente en contraprestación de una autorización similar del otro Estado en favor de las aeronaves del primero. Actualmente se admite que el espacio aéreo corresponde y pertenece al país subyacente.

La cuestión se ha complicado a partir del momento en que el hombre comenzó a utilizar el espacio ultraterrestre o cósmico. Al respecto se crearon en las Naciones Unidas comisiones que abordan este tema y la tesitura internacional que se ha impuesto es que dicho espacio es patrimonio común de la humanidad y no podrá ser utilizado con fines militares. Las normas aplicables al derecho aéreo difieren, entonces, de las normas aplicables al espacio cósmico.

Esto se relaciona con el hecho de que debe existir un punto difícil de determinar en el cual termina el espacio aéreo y comienza el cósmico o ultraterrestre. La ubicación precisa del punto es incierta, pero esto no presenta mayor importancia, pues la altitud mínima de la órbita de los satélites es, al menos, el doble de la máxima altitud a la que pueden volar las aeronaves. Se han planteado cuestiones respecto de un “techo” para la soberanía nacional en el espacio aéreo.

La demarcación entre la atmósfera y el cosmos no puede fijarse sobre información estable, puesto que la atmósfera no termina de modo tajante en su contacto con el cosmos.

Algunos tratadistas fijan el límite cosmos-atmósfera entre cuarenta y ciento sesenta kilómetros. Otros lo finjan a una altiud de noventa a cien kilómetros sobre el nivel del mar.

Se manejan tres teorías con respecto a la soberanía en el espacio cósmico:

* la res commimis, que considera que el cosmos no puede ser sometido a apropiación por parte de ningún Estado; o la res extra commercium, que define el espacio cósmico como un espacio que debe depender de la Organización de las Naciones Unidas; o la antárctica, que considera el cosmos como un espacio neutral, desmilitarizado y consagrado a la investigación científica para el beneficio de la humanidad.

En términos generales, actualmente se aplica una combinación ele la solución res communisy la antárctica..

La existencia de la denominada órbita geoestacionaria (donde los satélites artificiales permanecen siempre perpendiculares a un punto del Ecuador) ha generado cuestiones rispidas entre los Estados debido a su alto valor comercial.

Los países en vías de desarrollo tienen escaso control sobre las actividades del espacio ultraterrestre, lo que afecta, en muchos casos, sus derechos soberanos.

Esta concentración del poder espacial se torna peligrosa porque algunas de esas actividades, como la teleobservación de la Tierra desde el espacio y el “desborde de frontera”, afectan muchas veces los derechos de los países.

En la actualidad, el progreso tecnológico permite obtener grandes beneficios en el espacio. Todo esto exige una nueva reglamentación sobre su utilización. Las Naciones Unidas crearon la Comisión sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos (COPUOS) para regular y controlar el uso del espacio cósmico.

Los problemas clave que dominan los debates son:
• los desechos en órbita: conciernen principalmente a las grandes potencias cue son las que han hecho las mayores inversiones en instalaciones espaciales;

• la comercialización del espacio, ya que hoy se construyen cada vez más objetos espaciales lanzados o administrados por empresas privadas;


Anuncio Publicitario


• la propiedad intelectual de los descubrimientos y avances obtenidos por los ::entíficos ya que es una zona libre, fuera del alcance de las leyes terrestres.

Fuente Consultada:
GEOGRAFÍA Polimodal Edit. A-Z El Mundo Contemporáneo – Echeverría-Capuz





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.