Ecuador Geografía Clima Cultivos Montañas e Historia



Geografía de Ecuador
Clima, Cultivos, Montañas e Historia

El Ecuador llámase así por su especial situación geográfica: la línea ecuatorial atraviesa la capital, que es Quito, situada a unos tres mil metros de altitud. Por otra parte, la cordillera de los Andes la cruza en sentido longitudinal. Estas circunstancias geográficas, que establecen grandes diferencias entre la zona costera, la sierra y la región oriental, han constituido una remora para el desarrollo económico del país. Sin embargo, actualmente se está llevando a cabo un plan muy amplio de explotación racional de los recursos del suelo y una intensa industrialización.

En una especie de circo de montañas, a 2.819 m. de altitud, se halla una hermosa ciudad andina de tejados rojos. El viajero no la ve hasta que prácticamente se encuentra en ella, pues el Pichincha, la Colina del Panecillo y una larga serie de cerros la protegen celosamente, como si quisiera sorprender de pronto con toda su radiante belleza al que llega a ella.

La ciudad está atravesada por la línea invisible del ecuador, línea que puede verse dibujada en el suelo de una de sus calles, señalando la exacta trayectoria de su recorrido.

Esta ciudad se llama Quito y es la capital de la República del Ecuador, uno de los más pequeños Estados de Hispanoamérica, y desde luego el más pequeño de América del Sur. Su extensión, según la Dirección Técnica de Agricultura, es de 300.180 km², en los que se hallan incluidos los 7.430 de las islas Galápagos, de las cuales hablaremos en el capítulo siguiente. No obstante, parece que la verdadera cifra es algo menor.

El origen de Quito es muy antiguo. Los primeros pobladores de que se tiene noticia eran los indios caras, pero no fueron ellos sus fundadores, pues se instalaron en la ciudad por derecho de conquista. Más tarde, a raíz de la batalla de Atuntaqui, Huayna Capac (¿14507-1525) se apoderó de ella y la integró en el imperio inca.

Este gran rey, bajo cuyo mandato alcanzó el imperio el máximo esplendor, quedó prendado no sólo de la ciudad, sino de la hija del rey vencido, que era el jefe de la Confederación de Quito. Se casó con la joven e hizo de la ciudad el centro del imperio. Allí vivió y allí viviría también su hijo Atahualpa.

Con el matrimonio del rey y la princesa quedó constituido el Tahuantinsuyo, es decir, el imperio incaico, formado por Ecuador y Perú. Cuando murió Huayna Capac, el imperio se dividió entre los hijos del rey difunto. Atahualpa heredó el Chinchasuyo, es decir, el Ecuador, y Huáscar el Perú. Pero como quiera que cada uno de ellos deseaba el predominio, se enzarzaron en una lucha fratricida que parecía liquidada (Atahualpa había vencido y hecho prisionero a Huáscar) a la arribada de Pizarro.

Cuando llegaron los españoles, Rumiñahui, un gran general indio, al ver que la ciudad, a pesar de la heroica resistencia que tanto él como sus soldados oponían a los conquistadores, estaba perdida, la incendió. Pero la ciudad no podía desaparecer y el 6 de diciembre de 1535 Sebastián de Belalcázar fundó sobre sus ruinas San Francisco de Quito.

Creció la ciudad y cincuenta y un años después de su conquista se fundó la Universidad por disposición del papa Sixto VI y del rey de España Felipe II. Hoy la ciudad vieja, con sus estrechas calles hacia las montañas, conserva todavía el sabor de los pasados tiempos.

Sin embargo, a pesar de su condición de capital, Quito no es la ciudad más importante del Ecuador. Guayaquil, situada en el golfo de su nombre en el Pacífico, con sus 652.000 habitantes supera en 250.000 a la capital del Estado. La supremacía sobre Quito la debe a la circunstancia de ser el único puerto importante del país.



Ésta es, además, la causa de su constante y rápido crecimiento, pues se halla unido a Europa y toda América por las más poderosas líneas de navegación del mundo. Por si fuera poco, Guayaquil domina la región más rica del país, formada por la cuenca del Guayas, cuya red fluvial le ha convertido en el principal centro agrícola, ganadero y forestal de la República del Ecuador.

En realidad el Ecuador es un país de montaña totalmente protegido por los Andes. Apenas existe a orillas del Pacífico una estrecha llanura costera, que se extiende a lo largo de unos mil kilómetros, menos habitada por cierto que la sierra andina.

Los Andes invaden prácticamente casi todo el territorio. Divididos en dos cadenas paralelas —la Cordillera Oriental o Real y y la Occidental— cruzan el Ecuador en sentido longitudinal y parecen haber reunido en él una buena parte de sus picos más altos: Chimborazo (6.287 m), Cotopaxi (5.896), Cayambe (5.790), Aníisana (5.705), Sangay (5.323), Altar (5.320), Illinaza (5.305), Tungu-ranua (5.087), y numerosas otras cumbres que sobrepasan los cuatro mil metros, como el Cotocachi, Pichincha, Carihuairazo, Matanga, Quilindaña, Cerro Hermoso, etcétera.

Quizá por tal razón debiéramos haber incluido este país entre los de carácter específicamente montañoso, que estudiaremos en el próximo volumen. Sin embargo, las características especiales de su situación geográfica, el hecho de que su capital se halle situada justamente en el ecuador, nos permite hacer una excepción e incluirlo en este volumen dedicado al ecuador y los trópicos.

mapa geografia de ecuador

La cordillera de los Andes, al atravesar el país en sentido longitudinal, determina tres zonas naturales muy diferenciadas y, por tanto, de climas distintos. La franja constituida por la costa viene a ser una zona de transición entre las características climáticas de Colombia y el Perú en sus provincias limítrofes, es decir, entre un régimen de lluvias constantes y otro propio de las zonas desérticas.

Por otra parte, en esta región hay que tener en cuenta la influencia de la corriente fría de Humboldt. Puede decirse que la costa del Ecuador carece de primavera y otoño, y por tanto, se pasa sin transición del verano al invierno. El mes de junio divide el año en dos estaciones: verano hasta avanzado el mes de noviembre, e invierno los meses siguientes.

El clima de la zona andina de-rende, como es natural, de la altitud: tropical (de 500 a 1.500 m); subtropical (de 1.500 a 2.550 m); templado (hasta 3.500) y frío, que al superar los 4.600 m alcanza el límite de las nieves perpetuas.

La zona oriental es de clima ecuatorial, cálido y húmedo. Todas estas diferencias climáticas implican un régimen muy diverso de temperaturas y precipitaciones.

El Ecuador fue el centro de búsqueda del fabuloso El Dorado, obsesión de Belalcázar, Pizarro y Orellana. Pero El Dorado no se encontró jamás. Sin embargo, esta empresa no fue totalmente un fracaso. El día 12 de febrero de 1542 Francisco Orellana descubrió el Amazonas. Su hazaña de recorrer el río hasta su desembocadura fue realmente una aventura fabulosa.



Las grandes diferencias geográficas de las distintas regiones han hecho del Ecuador un país económicamente poco desarrollado.

La base fundamental de la economía ecuatoriana es la agricultura, en la que trabaja más de cincuenta por ciento de la población activa. Ecuador es país productor del mejor cacao del mundo (cacao de Arriba), que se cultiva sobre todo en la cuenca del Guayas. Produce además excelente café, plátanos, arroz, cebada, maíz, trigo, algodón, tabaco y patatas.

En la zona cálida costera se cultivan, además, plantas oleaginosas. Uno de los cultivos más característicos del Ecuador es el del piretro. Se trata de un insecticida natural que se cultiva en la sierra entre los 3.000 y los 4.000 m y uno de los más importantes artículos de exportación, puesto que la totalidad de la producción se envía a Estados Unidos.

Una de las industrias más originales e interesantes del país es la fabricación artesana de sombreros de jipijapa, cuya materia prima procede de la palma toquilla.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------