Propiedades del Huevo Produccion Argentina Caracteristicas



Propiedades del Huevo-Producción Argentina

Día Mundial del Huevo, La International Egg Commission ha proclamado el día 13 de octubre como Día Mundial del Huevo. En países de todo el mundo se organizan ese día actos públicos en los que se destaca la importancia del huevo en la alimentación humana y sus ventajas para la nutrición y la salud.

HISTORIA DE LA MAYONESA: Propiedades del Huevo Produccion ArgentinaSalsa batida preparada con pimienta, sal, aceite, vinagre y yema de huevo. Cuando Armand Jean du Plessis, Cardinal y Duc de Richelieu (1585-1642), primer ministro de Luis XIII, ancló en Puerto Mahon, en las Menorcas, Islas Baleares, en el Mar MEDITERRÁNEO, en 1756, reclamó comida tan pronto tocó tierra.

Como no había nada preparado, su cocinero apurado por las circunstancias, el apetito y el mal humor de su jefe, tomó lo que pudo, puso los ingredientes juntos y los batió hasta darles consistencia, forma y color amarillento. Desde entonces, a ese conjunto se lo llamó «mahonnaise», por el puerto Mahon, capital de Menorca que, a su vez, deriva de Magon, fundador cartaginés, hermano de Aníbal (247-183 a. de C.).

Aníbal fue un general cartaginés, uno de los grandes líderes militares de la Antlgüedad y conquistador incansable. Una de sus memorables hazañas fue haber cruzado los Alpes con su caballería, una manada de elefantes y equipos para luego derrotar a los romanos. Aun así, la memoria de su hermano ha sido nombrada y paladeada muchas más veces que sus hazañas trasalpinas. (Fuente:Diccionario Insólito de Luis Melnik)

Huevos:

Según algunas fuentes las gallinas salvajes se domesticaron hará unos 3.000 años en el Sudeste asiático; otras fuentes añaden que Colón llevó consigo gallinas en su segundo viaje al Nuevo Mundo. Hoy en día hay más de 200 razas de gallinas pero la más famosa es la Single Comb White Leghorn, una ponedora de huevos blancos. Rhode Island Red, New Hampshire Red y Plymouth Rock son razas de huevos oscuros.

El huevo está formado por estructuras de diferente composición: clara, yema y cáscara. La clara supone el 57% del peso total y se compone en su mayor parte por agua y proteínas. La yema constituye el 31% del peso total y contiene principalmente grasas y proteínas. El contenido de calorías del huevo es del orden de 150 por cada 100 gramos de porción comestible.

Los huevos son una magnífica fuente de vitaminas y minerales de fácil absorción, contienen vitamina A, B, C, D, E y K, además de hierro, zinc, lecitina, caroteno y colina, todos ellos contribuyen a la función cerebral, un metabolismo saludable y la prevención de enfermedades. Son además, una gran fuente de proteínas, especialmente para aquellos que no consumen grandes cantidades de carne ya que los huevos contienen una amplia gama de aminoácidos que nuestro organismo no puede producir.

Después de la mitad del siglo XX la producción de huevos experimentó un cambio notable al pasarse de los gallineros de granja (menos de 400 gallinas) a los gallineros industriales (de 20.000 a 100.000 gallinas y a veces incluso más). Los huevos de supermercado provienen normalmente de gallineros industriales, pero aún se pueden comprar huevos de granja en muchas zonas.

Las estadísticas indican que esta nueva industrialización de la producción no significa solamente tener gallinas poniendo, significa que se fuerza la capacidad de producción de cada gallina al máximo.



El verdadero aumento de la producción comenzó  por 1970, cuando la actividad individual de una gallina de una media de 151 huevos por año en 1945 a 231 huevos en 1974. ¿Cómo se hace para conseguir que cada gallina trabaje el doble? Sencillísimo, dice la Ciencia.

Los métodos para incrementar la producción de huevos por gallina son a menudo crueles o en el mejor de los casos no tienen en cuenta que las gallinas tienen cierta afinidad con la naturaleza. La tecnología genética ha hecho posible reducir la edad de madurez sexual y eliminar la pausa de invierno.

Los pollos de los gallineros industriales viven por lo general en naves sin ventanas donde la luz, la temperatura y la comida son automáticos. Sólo se necesita una persona para atender 20.000 gallinas. Las jaulas normalmente son muy pequeñas. Para aumentar la producción de huevos se dan hormonas a las gallinas o se las estimula a que las produzcan ellas mismas con luz artificial. La luz al penetrar en el ojo de la gallina hace que la glándula pituitaria segregue las hormonas productoras del huevo.

Existen en el país aproximadamente 5600 granjas con un total de 32 millones de aves en producción, ubicadas en un 80 % en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos. La producción de huevos frescos acumulada durante 2007 fue de 8.213 millones de unidades, volumen 6% superior al registrado en 2006 (7.747 millones de huevos).

El sobreapiñamiento juntamente con la intensidad de luz provocan con frecuencia canibalismo y otros signos de tensión social. En algunos casos el canibalismo se «controla» mutilando las aves (se les corta la punta de la mitad superior del pico).

Aparte de que no siguen los ritmos naturales de día y noche y de invierno y verano en lo que respecta a las funciones del cuerpo, las gallinas de gallinero industrial están sujetas a mudas obligadas porque se las alimenta sin interrupción durante muchos días.

Esto produce un segundo o tercer período de producción sin los habituales períodos de muda intermedios. También es muy corriente enviar las aves al matadero después de un par de meses de producción. Existe confusión con respecto a la relación entre el color de la yema y el valor nutritivo del huevo.

La xantofila, que es la causa del intenso color de la yema, no tiene en sí ningún valor nutritivo; no obstante, una de sus fuentes naturales es la hierba y por tanto los gallineros de granja producen huevos cuya yema varía de color según la estación mientras que en los gallineros industriales estos factores están regulados artificialmente. Las gallinas de granja llevan una vida mucho más natural, reciben la luz del sol y consiguen las vitaminas al aire libre (al igual que xantofila natural en su comida) y ponen huevos a un ritmo mucho menos febril.

Cuando la producción de huevos por gallina es muy elevada, como en los gallineros industriales, la parte del huevo que más se resiente es la albúmina o clara del huevo que pierde en valor nutritivo. Además, el uso de insecticidas y otras drogas en los gallineros industriales deja residuos tanto en los huevos como en los tejidos de las gallinas.

Los huevos orgánicos —los típicos huevos de granja— no contienen pesticidas, y hoy se han puesto muy de moda y tienen un penetración destacada en el mercado, aunque los precios son mayores.



Otras denuncias son que los huevos fértiles tienen más valor nutritivo que los que no son fértiles y que los huevos cocinados son más digestivos que los crudos. De hecho, la clara de huevo crudo contiene una pequeña cantidad de una proteína tóxica llamada avidina que el calor desactiva. La yema comprende menos de un tercio del huevo pero contiene la mayor parte de las calorías, la grasa, el hierro, la vitamina A, la tiamina, el calcio y la mitad de las proteínas y la riboflavina.

Los trabajos de Everson y Souders (1957) y Hanning (1958) demostraron que los huevos revueltos contienen un 20 % menos de riboflavina que los huevos duros pero que ninguna de las dos maneras de cocción afectan al contenido disponible de tiaminas o proteínas.

Los trabajos sobre el colesterol dan resultados conflictivos ya que afirman que mientras el cuerpo necesita y puede utilizar algo de colesterol, los huevos tienden a elevar la cantidad de colesterol de la sangre. El que esto se produzca o no a un nivel deseable es una cuestión a debatir.

Otras propiedades de los huevos son que pueden batirse, coagularse, emulsionar y usarse como colorantes, lo que los hace muy útiles en pasteles, cremas, merengues, mayonesas y otros platos típicos del gusto culinario americano.

Entre sus usos no alimenticios los huevos y las cáscaras de huevo se utilizan en fertilizantes, los huevos fértiles se utilizan en la fabricación de vacunas contra el moquillo de los perros, contra las paperas y contra la fiebre amarilla, y la yema del huevo se utiliza para conservar el semen de toro para la inseminación artificial.

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------