El Mal de Ojos Hechizos Curaciones Proteccion contra Miradas Malas



Hechizos: El Mal de Ojos

EL MAL DE OJO: También era ya muy temido por los aborígenes, quienes traspasaron al gauchaje la idea de que los ojos azules son los más peligrosos por estar «cargados” de mucho poder.

La tradición señala que consiste en provocarle “un daño” a una persona solamente con mirarla. No se le atribuye siempre la intención de hacer ese mal sino que se admiten casos en los que quien ejerce esa suerte de maldición lo puede hacer sin proponérselo, sólo por tener “mirada muy fuerte”.

Hay que tener cuidado, se dice con aquellos que hacen que “se corte” la mayonesa cuando alguien la prepara por el solo hecho de haberle dado una miradita.

Están también los que, de puro cariño, pueden ojear a un bebé de tanto decir lo lindo que es. Pero hay formas de contrarrestarlo.

Según la costumbre, una de las más efectivas es “hacer los cuernitos” con los dedos índice y meñique, sin que el portador del mal advierta la maniobra.

La manito de coral imitando ese gesto que nos llega de los italianos es otra de las “armas” que detienen el daño si se las lleva encima. Otra práctica común fue, también, la de desconcertar a la víctima de un “daño” (o “un trabajo’; como también se lo llama) poniéndole la ropa al revés, cambiándole la cabecera de la cama de lugar, llamándolo por otro nombre o haciendo cualquier cosa de una manera diametralmente diferente de lo acostumbrado.

La cosa consiste en engañarlo y, más que nada, engañar al mal para que crea que se metió en un cuerpo equivocado y se vaya con su mufa a otra parte. Tal vez el paciente se cure, pero me temo que se volverá loco, ya que nadie puede advertirle que todo eso es para sanarlo, porque el mal puede leer su pensamiento y el conjuro no funciona.

Muchas son las formas de buscar una solución. Y, por supuesto, las curanderas. Ellas tienen, de acuerdo con la leyenda, fórmulas mágicas para curar el mal de ojo. Pueden transmitirlas a otras personas, pero solamente a las 12 de la noche del 24 de diciembre, cuando comienza la Navidad.

Otra vez, como ven, se entrelazan de una manera curiosa e inexplicable, las viejas supersticiones con las fuertes y válidas creencias de la fe religiosa. Incluso, el final de tan especial aprendizaje consiste en rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Los que crean que estas prácticas pueden ser eliminadas así como así están más locos que una gallina borracha. Esto viene de siglos y ya no hay forma de erradicarlo.



Por otro lado, forman parte de una especie de magia inofensiva que no daña a nadie y que —a través de la sugestión o de lo que gusten— puede tener algún resultado positivo. Más aún: suelen tenerlo, no me pregunten cómo.

Aquellos encargados de curar la ojeada, que a menudo no son curanderos sino personas comunes que han aprendido el método, advierten que la cosa está funcionando cuando en medio del ritual comienzan a bostezar repentinamente. Saben que ellos han absorbido el daño y que tienen la facultad de expulsarlo con esos bostezos y una gran sensación de somnolencia.

Para conocer si una criatura tenía «mal de ojos», los curanderos debían dejar caer con el dedo tres gotas de aceite en un vaso de agua, acompañando la operación con palabras. Si las gotas se iban al fondo, la criatura tenía «mal de ojos».

En unos casos era el daño que sin intención o intencionalmente una  persona hacía a un recién nacido, ocasionándole la enfermedad conocida con el nombre de el «mal de los siete días»,o el «malde la cruz» porque se presentaba a los siete días del nacimiento. Era la caída del cordón umbilical infectado.

Había personas a las cuales se les atribuía una «mirada fuerte», fuerza misteriosa que podía hacer un «daño» horrible, desde matar, hasta hacer secar un sembrado, apestar un ganado, o enloquecer a una persona, siendo las más expuestas las criaturas. En otros casos, esa <<mirada fuerte>> podía ser sin mala intención; lo que no impedía que ocasionara el mal. Esas personas «cortaban» el dulce de leche con solo mirarlo, mientras lo estaban haciendo. Las mujeres eran, generalmente, las que «ojeaban».

Las casas antiguas guardaban celosamente una serie de elementos para el ejercicio de la medicina doméstica. Mortero, irrigador enlazado, vaso graduado y ventosas no faltaban en el botiquín.

El médico de la familia era un personaje respetado. Se lo consultaba por cualquier duda. Hasta cuando algún niño por una travesura tenía la lengua sucia como en este dibujo de Caras y Caretas.

ALGO MAS…
PARA LIMPIAR EL MAL DE OJO

Para realizar esta limpieza (a otra persona) hacen falta:
• Un huevo de gallina, crudo.
• Un vaso de vidrio o cristal transparente, lleno hasta la mitad de agua.



La persona a limpiar deberá quedarse en ropa interior y echarse en una cama, boca arriba y con los ojos cerrados. Quien haga la limpieza deberá tomar el huevo y pasárselo al hechizado por todo el cuerpo, sin romperlo, mientras se concentra en pensamientos positivos. Luego, deberá romper el huevo y vaciar su contenido en el vaso con agua: si aparecen hilillos, ramificaciones o burbujas significa que la persona tiene mal de ojo y que ha comenzado a limpiarse. Hay que repetir el procedimiento una vez por semana, hasta que la clara del huevo salga completamente transparente.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

miselaneas de la historia

Miscelánea: según la definición del diccionario de la lengua española, «es una mezcla de cosas de distinto origen o tipo», y justamente este concepto es el que se aplica hoy esta página, en donde podrá encontrar explicaciones de los mas variados e inconexos temas ,pero interesantes como para ampliar nuestra cultura general.

Fuente Consultadas:
Crónica Loca de Víctor Sueiro

Enciclopedia del Estudiantes – Tomos 12 y 20 Santillana
Los Santos Que Nos Protegen Ángel Bornos-Eva Prim
COSMOS – Carl Sagan
El Espacio Asombroso – Ann Jeanette Campbell
20 Grandes Conspiraciones de la Historia – Santiago Camacho
Revista Muy Interesante La Vida en la Edad Media (Edición Especial Nº 5)
Historia del Mundo -Serie Para Dummies
Actual Historia del Mundo Contemporáneo- Vicens Vives
Almanaque Mundial 2008 -Televisa
El Prójimo – Pacho O’Donnell
La Revolución de las Ideas de – Roberto Cook

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------