Hernandarias Saavedra Gobernador de Santa Fe Primer Criollo Gobernador



Hernandarias Saavedra Gobernador de Santa Fe
Primer Criollo Gobernador

El gobierno de Hernandarias, Asunción y Buenos Aires: Hernando Arias de Saavedra -Hernandarias- hijo de Martín Suárez de Toledo, que fuera jefe de Garay, y casado con doña Jerónima de Contreras, la hija de éste, fue un personaje casi mítico y legendario de estas tierras.

Nacido en Asunción, casado en Santa Fe en 1582, primer gobernador criollo del Río de la Plata, cargo que ocupó por cuatro veces, dos de ellas elegido por el pueblo de Asunción, en 1592 y 1597, nombrado la tercera por el rey en 1601, fue un trabajador incansable.

Luchó permanentemente contra los ataques de los indios que asolaban Asunción, Concepción del Bermejo, Corrientes, Santa Fe y Buenos Aires, realizó incursiones de castigo y logró, a veces, la retirada de los salvajes por el solo prestigio de su nombre. Luchó también contra los piratas ingleses, impidiendo en una ocasión la invasión de Buenos Aires por 400 soldados de ese origen.

También se enfrentó contra los portugueses, tanto en el Guayrá como en el Río da la Plata y la Banda Oriental. Precursor en temas de legislación laboral, sobre todo en lo que hace al trato que debía brindarse a los indios encomendados, dio ordenanzas de avanzada en este aspecto; su reiteración indica que las órdenes al respecto no eran cumplidas por los encomenderos.

Fue también el precursor de las misiones, logrando la instalación de la primera de ellas, por parte del sacerdote Bolaños, durante su tercera gobernación. En 1614 fue nombrado gobernador por el rey, por cuarta vez, encargándose en esta ocasión de luchar contra el contrabando, que era ya muy importante.

Estaban en Buenos Aires casi todos implicados, por lo que le llevó muchos esfuerzos. Pero no sólo luchas encaró, sino que realizó una importante obra de gobierno: instaló familias pobres con mercedes de tierras, en carácter de colonos, reunió las vacadas cimarronas para su mejor aprovechamiento, creó en Santa Fe un internado para doncellas y fundó dos reducciones en nuestro territorio provincial: las de San Lorenzo de Los Mocoretáes y San Miguel de los Calchines (actualmente Los Cerrillos y Santa Rosa de Calchines, ambas en el departamento Garay), si bien la duración de las mismas fue poca debido a la tremenda mortandad producida por la viruela. lmpulsó la enseñanza, difundió la agricultura y otras obras de diversa índole, no sólo en la Santa Fe de sus amores, sino en todas las ciudades de su gobernación.

Durante su cuarto período de gobierno, solicitó a la corona la división de la jurisdicción en dos gobernaciones: la del Río de la Plata, con capital en Buenos Aires, y la del Paraguay, con capital en Asunción.
Transcribiremos un párrafo de la real cédula del 16 de diciembre de 1617, que aclara perfectamente la intención de esta modificación: “…habiendo entendido que algunas ciudades del Río de la Plata, se hallaban en gran peligro de ser destruidas de los indios guaycurús y payaguás. naciones que están rebeldes y aunadas y que hacen grandes daños, y que para remedio de esto convenía se dividiera aquel gobierno, que tiene más de quinientas leguas de distrito, y en él ciudades muy distantes, sin poder socorrerse las unas a las otras y entenderse que no se puede gobernar por sólo una persona de más que, siendo como eran cosa forzosa que el gobernador asista lo más del tiempo en el puerto de Buenos Aires, para su guarda y defensa, queda todo lo de arriba desamparado; y que respecto de lo sobredicho, es cosa conveniente y necesaria que la dicha provincia de Guayrá tenga gobierno de por sí, en la ciudad de Asunción…

LAS REDUCCIONES : Hemos visto en el texto algunas de las formas de poblamiento, como fueron las fundaciones de casas-fuertes, puertos y ciudades; debemos agregarles a éstos, los fuertes secundarios que se levantaban para proteger la entrada a centros urbanos mayores, como fue el caso del fuerte del Paso del Salado (actual Santo Tomé) respecto de Santa Fe, olas postas para el recambio de animales de tiro, en las rutas de las carretas, alrededor de las cuales se agrupaban algunos ranchos, para facilitar la mutua defensa que con el tiempo también dieron origen a ciudades o pueblos.

Un caso especial es el de la reducciones, que estaban al servicio de un nuevo concepto del trato hacia el aborigen, inspirado éste en las leyes nuevas de 1542, en las cuales se reconocía los abusos incalificables de los encomenderos, pretendía el desarrollo separado de las comunidades europeas y las aborígenes a cargo de religiosos.

De esta forma, con resultado muy desparejo, (respondía a intereses también muy disímiles, pues para este tema, como para cualquier otro, la teoría y la práctica marcharon las más de las veces separadas), se fundaron varias reducciones.



En nuestra zona nacieron por inspiración de Hernandarias las más conocidas a nivel mundial de todas las reducciones, las llamadas misiones jesuíticas del Paraguay, que ocupaban parte del territorio actual de dicho país, de Brasil, de la Argentina y de Uruguay, y que tuvieron algunos asentamientos en nuestro territorio provincial, dos de los cuales ya mencionamos, pero que posteriormente se multiplicaron.

Muchas de las reducciones dieron lugar a poblaciones actuales, como fueron los casos de los abipones de San Jerónimo del Rey (Reconquista) y de San Jerónimo del Sauce (que mantiene el nombre), la de Santa Rosa de Calchines, Inspin, San Pedro Chico, Cayastá y la más conocida de todas, gracias a las hermosas páginas que nos legara su fundador, el padre jesuita Florian Paucke, la de San Javier.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------