Khan Abdul y la Bomba Atomica de Pakistan Armas Nucleares en Oriente





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


Khan Abdul y la Bomba Atómica de Pakistán

¿QUIÉN ES EL DOCTOR KHAN?

A partir de los atentados del 11 de septiembre, el líder de la red Al-Qaeda, Osama Bin Laden, pasó a figurar como número 1 en la lista de los “diez más buscados” de los servicios secretos de Washington y sus aliados.

Ante el mundo Bin Laden pasó a ser considerado el hombre más peligroso para la seguridad nacional norteamericana. ¿Pero esto es realmente así o hay alguien aún más peligroso desde el punto de vista de los Estados Unidos? Lo hay.

Ese hombre existe, está vivo y su nombre es Abdul Qadeer Khan. Este científico, que pocos años atrás logró que los paquistaníes celebraran en las calles de Islamabad como si hubiesen ganado el mundial, fue el que le dio a Pakistán la bomba atómica.

Después de años de trabajo, Khan y su equipo lograron algo vital para la seguridad nacional de su país: darle a las Fuerzas Armadas este arsenal letal pero indispensable para Pakistán, ya que su vecino y rival, la India, había demostrado años antes haber podido acceder con éxito a las pruebas atómicas. 

Los festejos a los que hacía referencia en Islamabad no se dieron por la victoria de Pakistán en el cricket, su deporte nacional, sino por los éxitos en los ensayos atómicos. El Doctor Khan se convirtió entonces en un héroe nacional, ya que colocó al país a la par de la  India en materia nuclear, nación con la que este Estado musulmán se enfrentó bélicamente en dos oportunidades después de su independencia en 1947.

Quien es un héroe para los paquistaníes se convirtió en peor pesadilla de Washington, ya que el Doctor Khan y su red ilegal se encargaron de hacer buenos negocios con sus conocimientos al vender material nuclear a países enemigos de los Estados Unidos. El Doctor Khan, incluso, se entrevistó en varias oportunidades con el mismísimo Osama Bin Laden para conversar sobre el tema. Recordemos que Pakistán, país que ahora mantiene bajo arresto domiciliario a Abdul Qadeer Khan ante la inminencia de la invasión norteamericana a Afganistán en octubre de 2001, se vio obligado a realizar una alianza estratégica con Washington en la llamada “guerra contra el terrorismo”. En un discurso ante la nación, antes del comienzo de las acciones bélicas, el general Pervez Musharraf, quien llegó al poder en Pakistán en octubre de 1999 a través de un golpe de Estado, dijo textualmente que la alianza que iba a establecer con Estados Unidos era “el mal menor”. En ese mismo discurso, Musharraf explicaba que si Pakistán no ayudaban Estados Unidos a derrocar al Talibán y a capturar a Bin Laden y a los líderes de Al-Qaeda refugiados en Afganistán, el Pentágono iba a pedir ayuda a la India, lo que iba a desbalancear aún más el equilibrio de poder entre su nación y su vecino. Situémonos en esa época y recordemos que, pocos años antes ese discurso, de acuerdo con varios diplomáticos y con el propio presidente Bill Clinton (imagen mas abajo), estas dos naciones estuvieron borde de una guerra atómica.

En este marco, y ante el peligro que para los Estados Unidos significaba que este científico continuara exportando conocimientos y la tecnología nuclear, fue que Washington presionó al presidente Musharraf para que lo pusiera bajo arresto. Es importante recordar también que Estados Unidos necesitó y todavía necesita de la ayuda de Pakistán en la llamada “lucha contra el terrorismo” ya que fueron los servicios secretos de ese país los que apoyaron incondicionalmente a los radicales islámicos del Talibán durante su gobierno, incluso hasta los comienzos de los bombardeos estadounidenses. Es por ello que varias cumbres entre Khan y Osama Bin Laden fueron posibles.

¿Qué tan lejos llegó este científico en la exportación del negocio nuclear”? Libia, Corea del Norte e Irán fueron, según expertos en energía atómica a nivel mundial, algunos de sus clientes. Estos dos últimos países están en la mira del Pentágono por ser naciones que, para los responsables de la seguridad nacional de los Estados Unidos, son una amenaza por dos motivos principales. Gracias a Khan, quien afirmó en febrero de 2004 que sus actividades se debieron a “errores de juicio basados en la buena fe”, estos Estados habrían obtenido la posibilidad de crear una bomba atómica. Al mismo tiempo, una vez en su poder el conocimiento para poder desarrollarla, podrían entregar estos datos a grupos terroristas internacionales o, en realidad, como afirmó Estados Unidos en más de una oportunidad, a quien tenga el dinero para pagar por ello.

Fuente Consultada: La Ultima Cruzada de Andrés Repetto




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *