Biografia de Luciano Benetton La Moda en Italia



Biografía de Luciano Benetton La Moda en Italia

Familia Benetton: El color de la fortuna

La Familia Benetton y sus mil y un negocios: «Hasta 1967, nuestra empresa se había desarrollado notablemente. Pero el desafío del crecimiento demandaba ahora un gran salto. La nueva etapa requería, para su estructuración, mucho trabajo, talento y dinero. Muchos pequeños socios, que arriesgaran su capital junto con nosotros, lo que implicaba adhesión y fidelidad al proyecto, aceptando trabajar con exclusividad nuestros productos.

Así nacieron las franquicias Benetton, sin duda la clave de su expansión a nivel mundial. Sus franquiciados, no pagan ningún royalty, pero deben poseer locales exclusivos, con luz, espacio y color», asegura en la actualidad Luciano Benetton, un hombre que comenzó su imperio textil gracias a la venta de una vieja bicicleta.

Historia de la Familia Benetton Millonarios de Italia Moda Italiana

Como ya lo mencionamos en la primera parte de este informe dedicado a la historia de la Familia Benetton, se estima que hasta el año 1975 las ventas de la compañía familiar sólo se limitaron al mercado italiano.

En realidad esta limitación tenía que ver exclusivamente con una decisión de los fundadores de la empresa. Al respecto, Luciano Benetton comentó en una oportunidad: «Las mejores ideas pueden malgastarse por una errónea implementación. Era inútil despertar el apetito de la gente por nuestros productos, si no estábamos en condiciones de satisfacerlos, poniéndolos a su alcance en precio, cantidad y calidad».

Por ello, a partir de aquel momento la empresa necesitó una serie de reglas que le permitirían llegar a lejanos países y a otros continentes. La filosofía de la compañía constaba de las siguientes premisas:
1- Crear una imagen internacional homogénea y duradera.
2- Mostrar una infinita variedad de colores, que es el éxito del producto.
3- Demostrar que aquello que es vendido con la imagen Benetton está al alcance de todos, especialmente de los jóvenes.

Por supuesto que la publicidad jugó un rol fundamental en el éxito obtenido durante ciclo de expansión de la marca a nivel mundial.

De esta forma, no sólo llegaron las nuevas marcas fabricadas por la empresa, tales como Sisley, Playlife, Killer Loop, y otras, sino también la colonización de los Estados Unidos por parte de un grupo de italianos que llevaron una gama de colores infinitos a la ropa de los americanos. En sólo tres años se lograron inaugurar en Estados Unidos más de 500 comercios.

Pero Benetton no se detuvo allí, sino que además desembarcó en cada país del mundo, como en caso de la URSS, nación en la que los Benetton lograron introducir su marca durante la época de la «Perestroika», siendo la segunda empresa multinacional en ingresar a Moscú. La primera había sido Mc Donald’s.
Después de lograr un verdadero boom de la internacionalización de sus productos, hoy Benetton exporta alrededor del 90% de su producción, artículos que llegan a los cinco continentes a través de más de 50 empresas asociadas.

Actualmente, la empresa posee su sede central en la ciudad de Villa Minelli, en Ponzano, Italia, tiene un ingreso anual que supera los 2 billones de euros, y emplea de forma directa a más de 9.500 empleados en todo el mundo.
Uno de los datos seguramente más destacables de los negocios de la compañía Benetton reside en la publicidad, a través de la cual han logrado llegar a cada rincón del planeta, plasmando en ella su filosofía y sobre todo su innovación.

Tengamos en cuenta que anualmente la empresa invierte cifras importantes en su publicidad, ya que el 5% de su facturación es destinada a promocionar las marcas de la firma.

Uniendo colores…
Cuando mencionamos la marca Benetton, seguramente aparecerá en nuestra mente alguna de las famosas fotografías que sirvieron para la campaña de la firma, las cuales fueron creadas por el propio Luciano Benetton en colaboración con el fotógrafo Oliviero Toscani, y que eran acompañadas por el lema «United Colors of Benetton».
Fue principalmente en la década de los años noventa que Benetton comenzó a estar en boca de todos, a lo largo y ancho de todo el planeta, debido a su desenfadada y controvertida publicidad, la cual incluía imágenes que no guardan relación aparente con la marca.

El fotógrafo Oliviero Toscani, que fue el creador de dicha campaña, seleccionó una serie de fotografías que resultaron chocantes para ciertos sectores, generando una polémica que incluso se extiende hasta nuestros días.
De esta manera, los anuncios de Benetton eran representados por imágenes tales como un enfermo terminal muriendo de SIDA, un sentenciado a muerte, multitudes en pánico saltando de un barco, un bebé recién nacido sin haber sido lavado, e incluso la propia fotografía de Luciano Benetton completamente desnudo.

Por otra parte, otras imágenes, quizás las más difundidas, retrataban a grupos de personas pertenecientes a distintas etnias, enfatizando los contrastes del color de la piel y a la vez demostrando que todos somos iguales.

En todos los casos, las fotografías eran acompañadas por el logotipo de Benetton y la frase «United Collors of Benetton».

La controversia y polémica surgida en torno a la campaña publicitaria de Benetton generó un mayor interés en la marca por todo el mundo, demostrando nuevamente que Luciano Benetton siempre ha sido un genio del marketing.
Mientras tanto, por otro lado, en el año 1994 la familia Benetton decidió crear el centro del holding dedicado a la investigación de la comunicación, denominado Factory, el cual se encuentra emplazado en Treviso.

Factory es fundamentalmente un centro en el que se conjuga la cultura y la industria a través de la comunicación, para dar lugar a formas publicitarias innovadoras, utilizando nuevos medios como el diseño, la música, el cine, la fotografía, el deporte y las publicaciones editoriales y en Internet.
A través de Factory también se lleva a cabo la publicación de la revista Colors Magazine, la cual es financiada por el holding Benetton y se distribuye en todo el mundo en ediciones bilingües.

Por último, cabe destacar que la crisis mundial no parece ser para el Grupo Benetton un inconveniente, sino todo lo contrario. En este sentido, Luciado Benetton afirmó: «La aventura es para mí una especie de obligación. Nuestro secreto es la organización. En nuestro sector, somos los mejores preparados. Por eso, las crisis representan para nosotros una buena oportunidad para hacer negocios; porque la competencia es menor».

Nota de Graciela Marker Para Planeta Sedna
Fuente Consultada: Los Amos del Mundo de Sabrina Cohen y Paolo Ligammari

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------