Acorazado Inglés Prince of Wales Barcos de Guerra Ingleses



Patrulla Espantajo: Las Armas de la Segunda Guerra Mundial

“PATRULLA ESPANTAJO”

“PATRULLA ESPANTAJO”

“PATRULLA ESPANTAJO”
—Atención, Comando Costero!… ¡Atención, Comando Costero!… Aquí Patrulla Espantajo 735… Aquí PA 7 3 5…. Una formación de Messerschmitt 109 se acerca con rumbo ENE… A 3.000 metros… Velocidad 300… Son tres máquinas.. . Cambio.

El trasmisor carraspeó y una voz se hizo escuchar:

—Aquí Comando Costero… Aquí Comando Costero… ¡Atención, Patrulla Espantajo!. .. ¡Atención, PA 7 3 5… ¿Cuántas máquinas integran la escuadrilla? El piloto oprimió el botón de su micrófono y respondió:

—Aquí Patrulla Espantajo 735… Disponemos de seis máquinas para atacar a los Messerschmitt… Esperaremos a estar más cerca…

—Aquí Comando Costero… A razón de dos cazas por avión alemán no podrán fallar… Manténgame informado… Buena suerte. Corto.

Lejos aún, a tres mil metros de altura, tres pilotos alemanes terminan de captar el diálogo entre la Patrulla Espantajo y el Comando Costero.

El piloto que comanda la escuadrilla decide rápidamente. Ellos son tres y los ingleses seis. Posibilidades en contra: 2 a 1.

Inmediatamente sacude las alas para llamar la atención de sus compañeros de escuadrilla y vira. A ambos lados, ala con ala, los Messersehmitt, que lo acompañan lo siguen. Acelerando gradualmente se pierden a lo lejos, sobre el Canal de la Mancha.



En la cabina de su avioneta de turismo, Robert Malcolm, corredor de seguros, de cuarenta y tres años, respiré aliviado. Después, conecté su trasmisor y habló:

—Espantajo llama a Comando Costero… Los Messerschmitt ya están lejos… Por suerte…

Una voz le respondió:
—Aquí Comando Costero… ¡Bravo, Malcolm! Siga así y va a terminar con la aviación alemana… ¡Atención!, no se acerque demasiado a las formaciones enemigas… Y si hay peligro, aterrice de inmediato…

—Entendido, jefe… Es asi cómo dicen los pilotos de los Spitfires, ¿verdad? Corto.

Sobre la verde campiña inglesa volaba una avioneta de turismo. A mil metros de altura y desarrollando modestos doscientos kilómetros por hora, su piloto, Robert Malcolm, silbaba despreocupadamente.

Él era toda la Patrulla Espantajo. Integrada por hombres de negocios, profesionales y empleados, la Patrulla Espantajo había reunido a ingleses de mediana edad, ineptos algunos para el servicio activo, propietarios de pequeños aviones de turismo, y que disponían de algunas horas libres por semana.

En ellas, despegando solos o en escuadrillas de dos o tres máquinas, vigilaban el litoral marítimo y comunicaban las novedades. Y no fueron pocas las oportunidades en que una sola avioneta, merced a una comunicación radial astutamente fraguada, logró engañar a una escuadrilla de máquinas de combate enemigas.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------