Historia del Descubrimiento de los Elementos Químicos



Historia del Descubrimiento de los Elementos Químicos

Hablar del descubrimiento de elementos antes de Juan Dalton (1766-1844) resultaría contradictorio, pues sólo después de los trabajos de este hombre de ciencia comenzó a definirse dicho concepto. Sin embargo hoy se tienen por tales muchas de las sustancias que ya eran conocidas antes del advenimiento de Cristo. Los metales sólidos, como el oro, la plata, el hierro, el estaño, el cinc, el cobre y el plomo, por ejemplo, ya fueron refinados por los pueblos de antaño, que apreciaban su utilidad o su valor decorativo.

El carbono (en forma de carbón de piedra), el azufre y el metal líquido mercurio también eran usados en aquellas épocas, aunque sin saber que eran elementos, es decir, sustancias básicas de que está hecho el universo. Cuando se contemplaban desde el punto de vista químico, sólo se los consideraba como meros ejemplos de la numerosa cantidad de sustancias que los alquimistas podían utilizar en sus experimentos.

Es cierto que el oro poseía un valor excepcional y gran parte del trabajo de los antiguos investigadores consistía en fútiles esfuerzos por obtenerlo a partir de otros metales más baratos. Pero no se tenía el concepto de cuál era su colocación en el cuadro general, porque ni aun remotamente se tenía idea de que tal cuadro existiese.

El primer elemento descubierto en los tiempos antiguos fue el arsénico. Aunque los griegos ya conocían varios compuestos de éste, probablemente fue Alberto Magno, en el siglo xm, el primero en afirmar que contenía una sustancia de tipo metálico. Químicos posteriores lo consideraron algo así como un metal «bastardo» o semimetal y le aplicaron el nombre de Arsenicum Rex.

En 1604 aparecieron ciertos trabajos, atribuidos a un monje benedictino llamado Basilio Valentine, en los que se describía el antimonio. Se decía que Valentine los había escrito alrededor de 1470, pero la obra fue «editada» por Tholde, un fabricante de sal de La Haya, y hay dudas acerca de si Valentine fue escritor.

Las obras que se le atribuyen también mencionan el bismuto, y si aceptamos que puede haberlas escrito, podríamos considerarlo su descubridor. Sin embargo, en 1556, medio siglo antes de su publicación, el bismuto había sido descripto por un médico alemán, Jorge Agrícola, en un libro sobre metales.

El aumento de la actividad química a partir del siglo XVIII produjo, como era de esperar, rápido progreso en el descubrimiento de nuevas sustancias. Puede explicarse en parte la falta de progreso antes de esa época por la enorme influencia del filósofo griego Aristóteles.

Durante más de mil años su errónea teoría acerca de la existencia de cuatro «elementos» (tierra, aire, fuego y agua) había detenido toda posibilidad de progreso en la química. Si bien en muchos campos del conocimiento dicho filósofo dejó importantes contribuciones, su influencia en la química, durante tanto tiempo indiscutida, resultó ser un grave impedimento para su adelanto.

OTROS DESCUBRIMIENTOS
El fósforo fue el siguiente elemento descubierto. Se le debe al alemán Henning Brand (1669). Medio siglo después, Jorge Brandt, un sueco, descubrió el cobalto. Esta conquista anunció la llegada de la Edad de Oro del descubrimiento de elementos.

En el mismo año (1735) Ulloa descubrió el platino. En los cincuenta años subsiguientes se registraron no menos de diez elementos, entre los cuales cabe mencionar: el níquel (Cronstedt), el hidrógeno (Enrique Cavendish), el flúor (Scheele), el nitrógeno (Daniel Ruthenford), el cloro (Scheele), el molibdeno (Hjelm), el telurio (Von Reichenstein) y el tungsteno (d’Elhujar).



Es interesante recordar la historia del descubrimiento del oxígeno, aunque sólo sea para ilustrar la forma a veces imprevista en que progresa la ciencia. José Priestley, científico notable en muchos campos, consiguió aislar oxígeno calentando óxido rojo de mercurio y demostró que una vela ardía en él con gran brillo y que un ratón podía vivir respirándolo. Hasta aquí sus observaciones eran correctas; pero cuando trató de aplicar estos nuevos hechos a la teoría tradicional de la combustión, se encontró con serias dificultades.

De acuerdo con el pensamiento corriente en aquella época, se suponía que una vela que ardía producía una sustancia denominada flogisto. El aire común, se decía, contenía cierta cantidad de flogisto y podía absorber más de él; luego ya no podía contribuir a la combustión. Priestley llamó a este gas «aire deflogisticado» porque en él la combustión era más violenta y duraba más tiempo que en el aire y porque debía deducirse que, al comenzar, no contenía nada de flogisto.

Años más tarde, Lavoisier explicó la verdadera naturaleza del proceso de la combustión y el papel que en ella desempeña el oxígeno. Al mismo tiempo que Priestley trabajaba en Inglaterra, Carlos Scheele efectuaba experimentos similares en Suecia.

Aunque descubrieron el oxígeno casi al mismo tiempo, un retraso de tres años en la publicación de sus trabajos hizo que Priestley se llevara la mayor parte del éxito. En realidad, la situación es aún más complicada: Juan Mayow, de la Real Sociedad, parece que había obtenido los mismos resultados un siglo antes, aunque rara vez se lo menciona.

La lista que acompaña este artículo nos da una cronología de los elementos y los nombres de sus descubridores. (Para simplificar sólo se indica el nombre del descubridor más generalmente aceptado, aunque en muchos casos tanto éste, como la fecha, están sujetos a discusión.)

NOTAS SOBRE LOS ELEMENTOS: Se llama elemento químico al componente que se encuentra en todas las sustancias simples. Por ejemplo, el componente de la sustancia simple denominada azufre, es el elemento azufre. Un elemento no puede descomponerse en otro. Asi, del azufre, no se obtiene más que azufre. *Si se combinan dos elementos simples, como el azufre y el hierro, obtenemos, al calentarlos, un compuesto qoe se llama sulfuro de hierro. *Los nombres de los elementos suelea tomarse de sus propiedades u orígenes: así hidrógeno, significa engendrador de agua; cloro quiere decir de color verdoso; fosfora significa portador de luz; el germanio designóse así en honor de Alemania; el galio por Francia; el magnesio por una región de Tesalia; el uranio por el planeta Urano; telurio por la Tierra, y helio por el Sol.

CINCO ELEMENTOS IMPORTANTES
Humphry Davy, que con tanto éxito trabajó en muchas ramas de la química y la física, también descubrió cinco elementos (potasio, sodio, bario, boro y calcio) entre 1807 y 1808. Un poco antes, en 1805, Juan Dalton, trabajando en Manchester, dio a conocer su teoría atómica que sirvió para enfocar el problema de los elementos. Dalton afirmó que los elementos químicos están compuestos por diminutas partes indivisibles (átomos) que conservan su individualidad eñ todas las reacciones químicas.

También decía que los átomos de un determinado elemento son idénticos entre sí y de forma diferente a los de otros elementos. Finalmente afirmó que la combinación química es la unión de átomos en cierta proporción establecida. El trabajo de este hombre de ciencia constituye la primera explicación comprensible acerca de qué son los elementos y cómo se comportan. Durante los siglos XIX y XX fueron descubriéndose nuevos elementos.

Un grupo especialmente interesante, el de los gases inertes —que no se combinan químicamente con otros— fue descubierto hace unos sesenta años. Guillermo Ramsay, un químico escocés, ayudó a individualizar el neón, criptón, xen helio y argón. Por la misma época, en 1898, Pedro y Marie Curie consiguieron aislar el radio y el polonio, ambos elementos intensamente radiactivos, con lo que se abrió el camino a la investigación actual en física nuclear. Sólo alrededor de 90 de los elementos químicos que han sido descubiertos se encuentran la naturaleza.

El resto son artificiales, y generalmente se ot nen «bombardeando» átomos e inyectándoles partículas nucleares complementarias. Cambia así la estructura del núcleo y con ello la identidad del átomo. En algunos casos estos nuevos elementos sólo duran una fracción de segundo. Sin ninguna duda los descubridores de elementos artificiales que han logrado más éxitos son los estadounidenses Glenn T. Seaborg (imagen) y A. Ghio Entre ambos han contribuido al descubrimiento de nada menos que de otros nueve.



Glenn T. Seaborg

Ver Una Tabla de Elementos Químicos Moderna (Haz clic)

La base de todos los compuestos—hay cientos y millares de compuestos en el mundo—es la molécula formada por la unión de átomos. En la mayoría de los compuestos inorgánicos los átomos que forman la molécula, y que por su unión producen todas las propiedades de los compuestos, son poco numerosos en general.

Así, la molécula de agua (H2O) consiste de dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno; la de ácido sulfúrico consiste de dos átomos de hidrógeno, uno de azufre y cuatro de oxígeno, y la de monóxido de carbono consiste de un átomo de carbono y uno de oxígeno. Por otra parte, las moléculas de substancias orgánicas y de los llamados «compuestus de carbono» se componen a menudo de una multitud de átomos.

Así, la molécula de albúmina de sangre o suero-albúmina se supone, con alguna duda, que contiene 450 átomos de carbono, 720 átomos de hidrógeno, 116 átomos de nitrógeno, 140 átomos de oxígeno y 76 átomos de azufre; mientras que la composición química de la nucleína es aún más complicada, pues es una substancia compleja albuminoidea que contiene también fósforo y hierro en combinación orgánica.

En muchos casos las moléculas en los compuestos de carbono están probablemente construidas, como si dijéramos, en pedazos, y su arquitectura está indicada por nombres como «carbinol trifenil-triamido-difeniltolil» y «acido carboxílico hexa-fenil-iso-propil-me-til-cetona».

La ciencia de la Química consiste principalmente en el conocimiento de las diferentes afinidades de los átomos y de las maneras de separar y reconstruir las moléculas; la ciencia de la Química sintética moderna ha logrado reconstituir algunos miles de compuestos interesantes que son completamente desconocidos en la Naturaleza.

Aun más interesantes y maravillosos que la afinidad química misma son los resultados producidos por la combinación. Los dos gases, oxígeno e hidrógeno, se juntan, y he aquí que tenemos el maravilloso líquido agua. El metal oro y el vapor corrosivo cloro se unen y tenemos un sólido de color castaño rojizo que es muy soluble en agua. Se juntan el carbono de un diamante y el oxígeno del aire, y he aquí que tenemos un gas sofocante.

Los gases oxígeno, nitrógeno e hidrógeno se unen con un poco de carbono, azufre y fósforo, para formar bajo la dirección del principio vital un germen del que se desarrolla el hombre. En la afinidad de elementos reside el misterio de la arquitectura de miles de compuestos: cada uno es un palacio químico.

CRONOLOGÍA APROXIMADA DE LOS ELEMENTOS DESCUBIERTOS

Elemento:Año Descubridor
Carbono
CobreConocidos a.C.
Oro Conocidos a.C.
Hierro Conocidos a.C.
Plomo Conocidos a.C.
Mercurio Conocidos a.C.
PlataConocidos a.C.
AzufreConocidos a.C.
EstañoConocidos a.C.
CincCConocidos a.C.
Arsénico Siglo XIIIAlberto Magno
Bismuto 1556 Mencionado por Jorge Agrícola
Antimonio 1604 Mencionado en obra atribuida a Basilio Valentine del siglo anterior
Fósforo1669Brand
Cobalto1735Brandt
Platino1735Ulloa
Níquel1751Cronstedt
Hidrógeno1766Cavendish
Flúor1771Sebéele
Nitrógeno1772 Rutherford
Cloro1774Sebéele
Manganeso1774Gahn
Oxígeno1774Priestley, Sebéele
Molibdeno1782Hjeim
Telurio1782Von Reichenstein
Tungsteno1783d’Elhujar
Titanio1789Gregor
Uranio1789Klaproth
Circonio1789Klaproth
Estroncio1790Crawford
Itrio1794Gadolin
Cromo1797Vauquelin
Berilio1798Vauqueüiit
Niobio1801Hatchett
Tantalio1802Eckberg
Cerio1803Klaproth
Paladio1803Wollanston
Sodio1803WolloBstoa
Iridio1804Tenaant
Osmio1804Tetinani
Potasio1807Davy
Sodio1807Davy
Bario1808Davy
Boro1808Davy
Calcio1808Davy
Yodo1811Courtois
Cadmio1817Stromeyer
Litio1817Arfedson
Setenio1817Berzelius
Silicio1823Berzelius
Aluminio1825Oersted
Bromo1826Balard
Torio1822Berzelius
Magnesio1830Liebig, Bussy
Vanadio1830Sefstrom
Lantano1839Mosander
Erbio1843Mosondp»
Terbio1843Mosander
Ratenio1845Claus
Cesio1861Bunsen, Kirchoff
Subidlo1861Bunsen, Kirchoff
Talio1861Crookes
Indio1863Reich, Richter
Galio1875Boisbaudran
Iterbio1878Marignac
Hoinvio1879Cleve
Samaría1879Boisbaudran
Tulio1879Cleve
Neodimio1885Welsbach
Praseodimio1885Welsbach
Disprosio1886 Boisbaudran
Gadolinio1886Marignac
Germanio1886Winkler
Argón1894Rayleigh, Ramsay
Helio1895Ramsay
Criptón1898Ramsay, Travers
Neón1898Ramsay, Travers
Polonia1898P. y M. Curie
Radio1898P. y M. Curie, Be
Xenón1898Ramsay, Travers
Actinio1899Debierne
Radón1900Dorn
Europio1901Demarcay
Luteeio1907Welsbach, Urbain
Protactinio1917Hahn, Meitner
Hafnio1923Coster, Hevesy
Renio1925Noddack, Tacke
Tecnecio1937Perrier, Segre
Francio1939Perey
Astatino1940Corson y otros
Neptunio1940McMillan, Abelso»
Plutonio1940Seaborg y otros
Americio1944Seaborg y otros
Curio1944Seaborg y otros
Prometió1945 Glendenin, Marisd
Berkelio1949Thompson, Ghi Seaborg
Californio1950Thompson y otros
Einstenio1952Ghiorso y otros
Fermio1953Ghiorso y otros
Mendelevio1955Ghiorso y otros
Nobelio1958Ghiorso y otros
Lawrencio1961Ghiorso y otros

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°22 Enciclopedia de la Ciencia y La Tecnología -Descubridores Químicos-

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------