Ejercito del Norte al mando de Rondeau Guerras de la Independencia



Ejército del Norte al Mando de Rondeau
Guerras de la Independencia

El ejército del Norte comandado por el general José Rondeau,
según de sus oficiales

(Fragmentos de José María Paz, Memorias póstumos, Buenos Aires, EMECE, 2000).

Estábamos ya en abril (1815) y era tiempo de movemos, porque era preciso, era indispensable hacer algo para no disolvemos. Se pensó, pues, seriamente en ello, pero sin combinación, sin plan y casi hasta sin discernimiento. ( … )

¿Se creerá que el ejército, que después de la incorporación de las tropas últimamente venidas de Buenos Aires debía contar más de cinco mil hombres, apenas pasaba entonces de tres mil?.

Nada es más exacto; pues la expulsión de trescientos españoles; deserción espantosa, tanto en el camino de Buenos Aires como en el ejército mismo, lo había reducido a ese número.

Y es forzoso decir que si esa deserción fue menos y no acabó el ejército por una disolución, fue debido a los jefes de cuerpo que cada uno en el suyo tomó medidas más o menos enérgicas, sin exceptuar el último suplicio, como ya indiqué en otra parte.

ANTECEDENTES DE LA ÉPOCA: TERCERA EXPEDICIÓN ALTO PERÚ (1814-15)
El gobierno de Buenos Aires designó al general Rondeau, en mayo de 1814, para reemplazar a San Martín en el ejército del Norte.

Por ese tiempo, la defensa de la frontera septentrional había quedado prácticamente a cargo de Quemes y de Álvarez de Arenales. Guemes,  actuaba con sus invencibles gauchos en Salta y Jujuy; Álvarez de Arenales dirigía a los bravos guerrilleros del Alto Perú, que también mantenían en constante alerta a las fuerzas realistas.

Rondeau no compartía la opinión de San Martín de que era ilusorio pretender llegar a Lima por el Alto Perú. En abril de 1815-inició una nueva campaña, internándose en las sierras de Solivia.

Quemes, que pensaba como San Martín, no lo acompañó con sus gauchos; a pesar de ello Rondeau continuó el avance hacia la meseta boliviana y el lago Titicaca.

En Puesto del Marqués, el general Cruz, con tropas de avanzada, obtuvo un triunfo sobre las fuerzas realistas en abril de 1815. Pero poco tiempo después un destacamento de patriotas al mando de Martín Rodríguez fue vencido en Venta y Media; esto obligó al general Rondeau a retroceder con todas las fuerzas hasta Sipe-Sipe, donde el 29 de noviembre de 1815 fue prácticamente destrozado por las tropas realistas al mando del general Joaquín de la Pezuela, el vencedor de Vilcapugio y Ayohuma. Después de esta acción regresó desordenadamente hasta Salta. Una vez más quedó en manos de Quemes la defensa de nuestra frontera del Norte.



Para recapitular, recordemos que hubo tres expediciones al Alto Perú: la primera, después del triunfo de Suipacha, fue derrotada en Huaqui; la segunda logró las victorias de Tucumán y Salta, pero fracasó en Vilcapugio y Ayohuma; la tercera comenzó sin ninguna victoria de importancia y terminó con el desastre de Sipe-Sipe.

Fuente Consultada: Historia Argentina Editorial Océano Fasc. N°7.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------