Historia de la Organización Sindical en América Primeros Sindicatos



Historia de la Organización Sindical en América
Primeros Sindicatos

HISTORIA EN EL MUNDO: Se llama sindicatos a las asociaciones de trabajadores de un mismo ramo o de una misma categoría profesional que se unen para la defensa de sus intereses laborales. Las asociaciones que pueden formarse con participación de obreros y empleadores suelen llamarse corporación. En las sociedades modernas los sindicatos de trabajadores han tomado gran desarrollo, y su importancia e influencia aumenta día a día. También se desarrollan las asociaciones de patronos y las agrupaciones de empresarios.

La actividad económica, la producción y distribución de bienes y servicio se han convertido en nuestra época en actividad cardinal de la sociedad. El desarrollo industrial, la tecnificación y racionalización de las actividades, la aspiración de todos los sectores a elevar el nivel de vida, la enorme concentración urbana, el mayor conocimiento de las leyes sociales y económicas, la conciencia de los derechos sociales, económicos y culturales, son fenómenos que caracterizan nuestra civilización.

En tal tipo de sociedad, necesariamente, los sindicatos obreros y las asociaciones empresarias ven aumentarse su fuerza, importancia e influencia. Los sindicatos, que durante mucho tiempo fueron solamente un instrumento de la lucha contra los empresarios, se convierten en una de las fuerzas estructurales de la comunidad, que prestan servicios asistenciales de importancia.

Las sociedades modernas tienden a convertirse en grandes comunidades de trabajo. Lógico es que en ellas las fuerzas organizadas, tanto del capital como del trabajo, sean estructuras fundamentales del ordenamiento social.

Los gremios y corporaciones tuvieron gran desarrollo e importancia durante la edad media. Estaban formados por trabajadores sin dependencia (artesanos), y velaban no sólo por sus propios intereses, sino que también cuidaban la formación profesional de los aprendices, la calidad de los productos elaborados y la justicia en los precios. Además tomaban a su cargo una serie de funciones sociales como la asistencia a las viudas, huérfanos y enfermos.

La Revolución Francesa disolvió esas asociaciones de artesanos y prohibió su formación, argumentando que impedían la libertad de trabajo al limitar el número de aprendices con el objeto de restringir la competencia futura y al elegir esos aprendices dentro de las familias de los mismos artesanos. Tal es el contenido de la famosa ley Le Chapelier (1791). Los revolucionarios no advirtieron que al destruir una situación que consideraban mala, dieron lugar a la creación de circunstancias que, decenios más adelante, con la aparición del capitalismo, se volvió precisamente contra aquellos que quería proteger.

Durante el siglo XIX, época de auge del liberalismo individualista, las asociaciones de trabajadores fueron prohibidas en casi todos los países. El trabajo, a la llegada del capitalismo fue considerado como una mercancía sujeto a la ley de la oferta y la demanda. Así se produjeron una serie de situaciones de injusticias sociales y de explotación de los obreros.

Las asociaciones obreras resurgieron para defensa propia, primero clandestinamente, y luego con existencia legal, reconocida a fines del siglo pasado y comienzos del presente.

Actualmente los sindicatos no son únicamente reconocidos, sino que su formación es alentada en casi todos los países.
Es mucho lo que se ha logrado mediante las organizaciones sindicales.

Entre sus frutos principales podemos señalar:



— haber destruido la concepción que convertía al trabajo humano en una mercancía, despojándolo de su dignidad;
— haber corregido muchas injusticias sociales y desarrollado el espíritu de solidaridad;
— haber logrado mejores retribuciones y mejores condiciones de trabajo;
— haber logrado en casi todos los países mejorar las leyes laborales, asistenciales y de previsión;
— asegurar a los trabajadores la seguridad de sus personas y el respeto de sus derechos.

En la actualidad los sindicatos adquieren una enorme fuerza política. Como las medidas que más afectan a los intereses de los trabajadores no son tanto las actitudes de los empresarios, cuanto las leyes que sobre conducción económica dicta el estado, hacia este problema se vuelca la fuerza sindical. Existe un caso de legítima intervención de los sindicatos ante los órganos políticos cuando lo hacen para defender sus intereses afectados por las leyes o medidas gubernamentales. Fuera de ese caso, cuando pretenden actuar en política sustituyendo a los partidos y convirtiéndose en aparatos electorales, su intervención es ilegítima.

el sindicalismo mundial

LA ORGANIZACIÓN SINDICAL EN AMÉRICA

En Estados Unidos, después de la derrota de la revolución alemana en 1848, se instaló el amigo de Marx, Joseph Weydemeyer, quien fundó la Alianza de Trabajadores Norteamericanos, y un periódico Die Reform. Bajo su influencia, después de la guerra de Secesión, Ira Steward organizó en todos los estados del norte la «Liga por la jornada de ocho horas», y en 1866 se fundó en Baltimore la Unión Nacional del Trabajo, que se puso en contacto con la Primera Internacional, mientras Sorge establecía en Nueva York la Asociación General de Obreros Alemanes y contribuía a fundar el Club Comunista. Fue en base a todo esto que la Internacional trasladó su sede a Nueva York en 1872, aunque para languidecer y desaparecer poco después. Bajo su influencia, sin embargo, se extendió el movimiento sindical desde el norte hasta Illinois, aunque no logró penetrar en el oeste.

La crisis de 1873 influyó, a su vez, para que apareciera el primer movimiento obrero típicamente norteamericano, la famosa Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor), que participaron en la ola de huelgas insurreccionales desatada en 1877 en Nueva York, Baltimore, San Luis, Pittsburg, Chicago, y en los levantamientos de 1884 a 1886, que cubrieron todas las redes ferroviarias en sucesivas huelgas masivas, las minas de carbón del Colorado, la industria de la madera para construcción, las canteras de Illinois, para culminar el 1′ de mayo de 1886 en la primera huelga general conocida en Estados Unidos, desatada para exigir la jornada de ocho horas.

Por primera vez en Estados Unidos, el ejército apareció junto a la policíapara reprimir un movimiento que en algunos lugares, como en Pittsburg, llegó a derrotar a las milicias del Estado, ocupando la ciudad durante dos días. La represión masiva fue acompañada por la detención de los dirigentes de la huelga en Chicago del I9 de mayo del 86, Parsons, Fischer, Engel, Spies y Lingg, condenados a muerte y ahorcados, y conocidos desde entonces como los Mártires de Chicago.

Esas luchas y ese crimen están ligados al reconocimiento del día I9 de mayo por todo el movimiento obrero mundial. En América Latina las primeras sociedades obreras parecen haber sido fundadas en Chile en 1847, bajo formas mutualistas que se transformaron en seguida en sindicatos de oficio, agrupando a zapateros, tipógrafos y carpinteros.

Y ya en 1865 aparecen secciones de la Asociación Internacional de Trabajadores (Primera Internacional) en La Martinica, Puerto Rico y Cuba, creándose en esta última en el mismo año la Asociación de Trabajadores de La Habana. En México, ya en 1870 estaban agremiados los albañiles, tejedores, zapateros, sastres e impresores haciendo propaganda entre ellos el anarquista polaco Golskovsky y los socialistas mexicanos Santiago Villanueva y Francisco Salacosta, que crearon en el año citado el Gran Círculo de Obreros de México, en relación con la Internacional de Londres y sus secciones norteamericanas.

En la Argentina, por su parte, en 1870 se creó el primer sindicato, la Sociedad Tipográfica Bonaerense, que se puso en contacto con las secciones españolas de la Internacional en 1872, apareciendo poco después las secciones francesas, españolas e italianas locales. En el Uruguay, ya en 1871 existe correspondencia con los adherentes a la Internacional en México, y en 1875, en gran parte bajo influencia de las organizaciones de la Argentina, se funda la Federación Obrera, disuelta poco después. Pero en 1876 se crea la Federación Regional de Montevideo, que es aceptada en la Internacional anarquista en 1877, habiendo declarado contar con seis oficios organizados, cinco secciones y dos mil socios permanentes.

DESARROLLO Y REPRESIÓN EN AMERICA LATINA

Después del 70 se modifican las condiciones en algunos países latinoamericanos, y esto permite el desarrollo de relaciones capitalistas de producción y el crecimiento cuantitativo de la clase obrera, lo que a su vez se traduce en una mayor actividad en las luchas sociales. En México, la lucha contra la intervención imperialista franco-española de 1861-67 y el movimiento de la Reforma, con sus leyes de desamortización y nacionalización, transformaron las estructuras agrarias, e impulsaron la producción capitalista en el agro y la industrialización.



El Círculo de Obreros de México se transforma en 1874 en el Gran Círculo de Obreros, con filiales en varios estados y más de 8 mil aliados. Esto provoca la persecución contra la actividad sindical, y el código penal de 1872 declara delito toda acción dirigida a defender los salarios, aumentando la represión bajo la dictadura del general Porfirio Díaz (1876-1910),sobre todo a partir de 1844.

La agitación obrera desaparece prácticamente hasta 1898, en que estalla la huelga de los fundidores de Tlaxcala. A partir de ese momento, la lucha de los obreros de la industria se liga con la de los peones y campesinos sin tierra, bajo la influencia del Partido Liberal, dirigido por los hermanos Flores Magón, que, bajo la consigna de tierra y libertad organizan sucesivas rebeliones armadas contra el porfirismo en 1900, 1903, 1905, 1906 y 1909.

Finalmente, su influencia se ejerce sobre el zapatismo, actuando como ala campesina y proletaria en la revolución de 1910. En Chile, la incipiente clase obrera se vuelca después de la caída de Balmaceda en e! Partido Demócrata, que opera como un movimiento de tipo populista, dirigido por la pequeña burguesía, pero con numerosos grupos proletarios internos. El desarrollo vertiginoso de la minería (en particular del salitre) y la política conciliadora del Partido Demócrata, provocan escisiones en sus filas, segregándose grupos socialistas y anarquistas, fundándose en 1897 la «Unión Socialista» y poco después la organización anarquista «Socialismo Libertario».

En el orden gremial, se funda en Iquique, el 1? de enero de 1900, la Mancomunal Obrera, que publica un periódico diario de 1901 a 1908, influyendo y organizando toda la zona salitrera, y dirigiendo las sucesivas huelgas que estallan desde 1902 a 1907, que llega a abarcar en el último año a los portuarios y demás gremios, bajo la conducción común del «Comité Central Pampa e Iquique». La represión desatada alcanzó su más alto nivel en la «Matanza de Iquique», en la que fueron fusilados los miembros del Comité Central y ametrallados más de setecientos obreros, que se hallaban concentrados en una escuela. Recién en 1909 pudo reconstruirse el movimiento obrero chileno, con la fundación de la Federación Obrera de Chile, convertida en una poderosa central en 1917, con el apoyo de las Uniones Obreras organizadas bajo la dirección de Luis Emilio Recabarren, cubriendo prácticamente todo el país.

Al aumento de la actividad obrera respondió un nuevo ciclo de represión: masacre en Puerto Mátale de los obreros rurales en huelga; incendio del local de la Federación Obrera de Punta Arenas; muerte en la cárcel del poeta Gómez Rojas a consecuencia de los vejámenes padecidos; encarcelamiento por tres meses de Recabarren y de otros dirigentes de la FOCH. En el Brasil, pese al escaso desarrollo del movimiento, además de la continua persecución contra los activistas, aunque no se decreta delito el organizarse sindicalmente, se dicta la llamada ley Adolfo Gordo, que establece la deportación de extranjeros por actividades «antisociales».

Fuente Consultada:
Educación Democrática de Argentino Moyano Coudert – Texto Para 3º Año – Tercera Edición- Editorial Guadalupe

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------