Independencia de Sudamerica Libertadores San Martin Bolivar America



Libertadores y la Independencia de Sudamérica

Yapeyú, Virreinato del Río de la Plata, 25 de febrero de 1778 – Boulogne-sur-Mer, Francia, 17 de agosto de 1850.

Libertadores y la Independencia de Sudamerica

Caracas, 24 de julio3 de 1783 — Santa Marta, República de Colombia, 17 de diciembre de 1830.

El siglo XIX fue de grandes cambios porque Europa comenzó a poblarse de chimeneas y conspiraciones. La expansión de la industria terminó por socavar definitivamente las viejas instituciones heredadas de la Edad Media, y las ideas de la Ilustración, que habían madurado durante la centuria anterior, comenzaron a plasmarse en propuestas políticas y sociales. El llamado Antiguo Régimen vio cómo se estremecía uno de sus pilares fundamentales: la monarquía. En 1789, la Revolución Francesa, con sus ideas de «libertad, igualdad y fraternidad», derrocó al rey Luis XVI, instauró la República y se convirtió en referente de las nuevas fuerzas sociales que surgían en el mundo.

EN EL VIEJO MUNDO También en el siglo XIX, Inglaterra, en plena expansión industrial, necesitaba ampliar sus mercados. Las manufacturas inglesas eran recibidas en Cádiz, España, y desde allí se distribuían hacia América. Esto significaba una limitación muy grande para los británicos. Y un problema para las economías americanas: los productos se encarecían al ser monopolizados desde España. Tanto los industriales ingleses como los comerciantes del Nuevo Mundo aspiraban a un circuito más directo, para vender más los unos y para comprar más barato los otros. Dijo Juan Bautista Alberdi, en Póstumos-.

«La independencia americana es el resultado natural e inevitable de las necesidades económicas, de los intereses generales de la civilización de ambos mundos». Y por cierto que Inglaterra era por entonces la más avanzada nación europea, llamada a ejercer una supremacía. Convertida en dueña de los mares, Inglaterra imponía nuevas relaciones comerciales, más modernas, en desmedro de los viejos imperios, como el español. En tanto, en la Europa continental, la arrolladura expansión napoleónica trastocaba a las viejas casas reales, incluso a la monarquía española.

LA SITUACIÓN EN Por su parte, los patriotas hispanoamericanos se sintieron alentados por la independencia de Estados Unidos (1776) y, más allá de su mayor o menor fervor republicano, vieron en la toma de la Bastilla la prueba de que el viejo orden podía ser subvertido. No escapaba de esta posibilidad el imperio español, que mantenía sujetos los destinos de América a los dictados de Madrid. La destitución del rey español Fernando VII por parte de Napoleón en 1808 abrió nuevas posibilidades de  acción de los patriotas. Al » igual que en España, formaron Juntas de gobierno locales. La Revolución de Mayo siguió este rumbo. En este ambiente aún convulsionado, San Martín regresó a Buenos Aires y comenzó su trascendente campaña libertadora.

A pesar del empeño de las metrópolis europeas por preservar sus colonias, el sentimiento de libertad en los pueblos latinoamericanos se canaliza en las grandes campañas militares de comienzos del siglo XIX. Fructificaba el ejemplo de los Estados Unidos y encontraban eco los principios nacidos de la Revolución Francesa, todo con el decisivo apoyo de la Masonería. Simón Bolívar y José de San Martín son los dos grandes líderes que se destacan en la lucha por la libertad de las colonias españolas de la América del Sur.

José Francisco de San Martín representa la grandeza de un genio político y militar al servicio de la libertad. Su gesta del cruce de los Andes, sin precedentes en América, fue la llave maestra para la liberación de tres países -la Argentina, Chile y Perú- y del resto del continente, al que siempre, por encima de cualquier caudillismo e interés local, concibió como Patria Gran de. Ala vez, fue un modelo de hombre de armas que confió en la fuerza de los ideales y que, sin apetencias personales de poder, hizo un culto de la austeridad en el día a día de su vida



En Venezuela, Francisco Miranda comanda el movimiento que busca concretar la independencia (1812). Pero los realistas reaccionan y dominan la situación. Con Bolívar al frente, los venezolanos salen victoriosos en nuevos enfrentamientos, pierden otras veces y el Libertador se ve obligado a refugiarse en Jamaica y en Haití, de donde regresa (1817) para expulsar a los realistas de Venezuela y también de Colombia (entonces Nueva Granada). En 1822, el lugarteniente de Bolívar, Sucre, apoyado por las tropas de San Martín, libertador del Perú (1821), consigue la independencia del Ecuador. 

En 1826, Sucre independiza finalmente a la actual Bolivia, Más al sur, el Paraguay ganó la autonomía en 1811. En 1816 las Provincias Unidas del Río de la Plata (Argentina) se declaran independientes, y San Martín, quien al año siguiente se alia con O’Higgins, libera a Chile, separándolo de España. El Uruguay sólo alcanza la independencia en 1828, cuando, tras liberarse del Brasil en 1825, y reincorporarse a la Argentina, se desató una guerra entre brasileños y argentinos que terminó en la creación de un nuevo Estado entre ambos.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------