Animales Domesticos Campaña De Protección a Animales



Animales Domésticos
Campaña De Protección a Animales

Los llamados animales «silvestres» son los que viven fuera de la protección y del dominio del hombre. Buscan, por sí solos, su alimento y su refugio. Casi todos se asustan o desconfían de la presencia del hombre, del que huyen sin dejarse tocar, escapando cuando se aproxima a una distancia determinada, que varía de especie en especie e, incluso, de individuo en individuo, y se llama distancia de fuga. Si se les acorrala, muchos de ellos, que son habitualmente pacíficos, se enfurecen y luchan.

Los animales domésticos, en contraste con los silvestres, permiten a sus dueños, o a las personas que los cuidan habitualmente, no sólo que se aproximen, sino, incluso, que les peguen. Los animales especialmente dóciles consienten que los toquen y se comportan de modo que incitan a la amistad. Su distancia de fuga ha desaparecido por completo.

Domesticar un animal, dice Saint-Hilaire, es «habituarlo a vivir y a reproducirse en la morada del hombre o cerca de ella». El proceso de la domesticidad tiene lugar mediante un sistema de aprendizaje muy sencillo, llamado habituación. Todos somos   seres   de   costumbres,   y  pronto   nos «acostumbramos a las cosas», incluso a las que son desagradables. Lo mismo ocurre con los animales. Una vez que ha desaparecido su temor inicial, llegan pronto a tolerar e, incluso, a disfrutar de la compañía humana. El primitivo estímulo de huida desaparece.

La domesticidad se fomenta por medio de otro proceso sencillo, llamado asociación. Probablemente, el animal silvestre asocia a los seres humanos con ciertas ventajas, tales como las golosinas que se le proporcionan. Por ejemplo, los pájaros de los jardines se hacen extraordinariamente familiares cuando se les da de comer de continuo; hasta llegan a entrar en las casas.

Cuando el hombre comenzó a domesticar los animales silvestres, hace mucho tiempo, en época prehistórica, es casi seguro que capturó ejemplares jóvenes, que son mucho más fácilmente domesticables que sus padres. Como no tienen malos recuerdos del hombre, lo aceptan rápidamente y sin miedo. Por otra parte, su aprendizaje es más breve, pues carecen de condicionamientos. Por eso, es mucho más fácil domesticar a un cachorro que a un perro  adulto.

Actualmente, hay muchas variedades de animales domésticos; por ejemplo, existen varios cientos de razas de perros. Sin embargo, a pesar de la enorme diversidad de apariencias, todos los perros domésticos pertenecen a la misma especie, y es posible el cruce entre ellos. Un perdiguero, por ejemplo, se cruza satisfactoriamente con un alano (bulldog). Por la misma razón, un toro Hereford puede cruzarse con una vaca suiza, o un carnero merino con una oveja Southdown.

Animales Domesticos Campaña De Protección a Animales

Toro Hereford

La causa de todo ese número de diferencias se debe solamente a la acción del hombre. En los tiempos primitivos, el hombre reconoció pronto el principio expresado en el dicho «de tal palo, tal astilla», y comprobó que los descendientes se asemejan a los padres, incluso en detalles mínimos.

Cruzando animales cuidadosamente escogidos, el hombre pudo ir acentuando poco a poco ciertas cualidades de apariencia o comportamiento. Así obtuvo animales domésticos que sobresalían por su tamaño, su fiereza, su velocidad, su fidelidad, etc.; o sea, cualquier cualidad que le interesara especialmente.

Antes de los siglos XVIII y XIX, los animales sometidos al método de la cría selectiva eran los caballos, los perros y otros dedicados al deporte, como los gallos de lucha, los toros de lidia y los halcones utilizados en cetrería. Antes de la mecanización, los caballos, por su capacidad como bestias de carga, eran indispensables en los trabajos ordinarios y en las numerosas guerras de la época. Por tanto, se dedicaba gran cuidado a su selección y cría.

El magnífico percheron inglés de Shire, por ejemplo, es el resultado de varios siglos de selección, y puede alcanzar 1,7 m. de altura, y arrastrar una carga de 5 toneladas.Desgraciadamente, debido a la poca demanda, el número de los caballos grandes de tiro disminuye constantemente. La selección actual de caballos se centra en la cría de caballos rápidos para carreras.



Caballo Shire Inglés

Los perros fueron, probablemente, los primeros animales domesticados y criados por el hombre; su asociación con él data de tiempos prehistóricos. Muchas de las razas actuales son muy antiguas.

El hombre de la Edad del Bronce tenía ya dogos alsacianos, hace  6.000 años;   asimismo,   5.000  años atrás, los faraones egipcios poseían galgos de carrera. Muchas razas de perros siguen desempeñando las mismas funciones para las que fueron seleccionadas. Los valientes y tenaces bulldogs se seleccionaron para cazar osos. La primera noticia de su intervención en ese terrible deporte es de 1209.

Bullodog Para La Caza De Grandes Animales

Los mastines son una raza muy antigua; fueron dedicados, al principio, a la tarea de proteger las ovejas, a la caza de animales salvajes e, incluso, a combatir en las guerras. Algunos perros continúan ejercitando todavía plenamente sus talentos en beneficio del hombre.

Los perros de boca blanda,  como los perdigueros, son empleados aún por los cazadores para cobrar y traer las piezas; los seleccionados por su fino olfato se utilizan hoy día para seguir la pista de criminales o personas extraviadas. Actualmente, dada la limitada dimensión de las viviendas, las razas pequeñas son las preferidas.

Perro Perdiguero

El continuo crecimiento de la población humana durante los siglos XVIII y XIX hizo necesario más alimentos. Se utilizaron métodos agrícolas y ganaderos más perfeccionados, y, por aquella época, en Europa se cercaron los campos, para que el ganado vacuno, los cerdos, las ovejas y las cabras hicieran una vida más sedentaria. De esta forma, el hombre podía controlar su ganado y dirigía mejor la actividad de selección. Anteriormente, los animales domésticos de estas especies habían andado por los campos en estado semisalvaje.

Los dos últimos siglos han sido un lapso suficiente para conseguir progresos muy notables en la selección. Se consiguieron vacas que, individualmente, producen enormes cantidades de leche, o bien menores cantidades pero de mejor calidad.

Otras razas, como la Angus y la Hereford, se seleccionaron para la producción de carne. Hasta hace poquísimo tiempo, algunas de éstas se habían usado para arrastrar carretas. En algunas regiones, donde la hierba es escasa y las temperaturas extremas, se desarrollaron razas de ganado vacuno muy resistentes, capaces de tolerar circunstancias desfavorables. A ellas pertenece, por ejemplo, la Galloway escocesa, que posee una espesa capa de pelo.

Los cambios más notables fueron, seguramente, los operados en el cerdo. Hace tres siglos, en Europa, los cerdos eran animales feroces, con la mayor parte de su peso concentrada en el troncos extraordinariamente musculoso, como sucede en los jabalíes. Como resultado de la selección, los cerdos actuales tienen más peso en el centro del cuerpo y hacia las extremidades posteriores. Éstas son las regiones del cuerpo que proporcionan la mejor carne para el consumo.

Las gallinas descienden del gallo salvaje de la India (gallo Bankíva). La selección de las ponedoras de huevos se desarrolló en tiempos recientes. En el pasado, las gallinas se seleccionaron, en especial, para aprovechar su carne, y los gallos para la pelea. En distintas partes del mundo se han domesticado muchas clases de animales: camellos, yaks, elefantes, renos y llamas. Con el tiempo, otros se añadirán a esta lista, para beneficio del hombre.

Gallo Salvaje de la India

Los animales salvajes están adaptados a su ambiente, y la selección natural determina que persistan las cualidades mejores para la   supervivencia. El hombre, al actuar como agente selector, puede favorecer cualidades que no son necesariamente beneficiosas para el animal, que, al estar así protegido, no se somete a la competencia que implica la selección natural. Por ello, en ese medio artificial los animales pueden sobrevivir. Esta es la causa de que muchos animales selectos sean poco resistentes a las enfermedades. Al seleccionar, para conseguir fenotipos deseables, pueden pasar inadvertidos caracteres perjudiciales no patentes, como la resistencia a las enfermedades o a la   fatiga.



Fuente Consultada:
Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología TECNIRAMA Fasc. N°109 (CODEX) Animales Domésticos

——— 000 ——–

15 DE AGOSTO: DÍA DE LOS ANIMALES SIN HOGAR

La Organización Internacional para los Derechos de los Animales (ISAR) llama a las diferentes organizaciones del mundo a que cada tercer sábado de agosto se unan a su vigilia en memoria de todos los animales que no tienen hogar.

Desde el año 1992 la Sociedad Internacional por los Derechos de los Animales, conocidos por sus siglas en ingles ISAR, celebra el Día Internacional del Animal Sin Hogar, reservado para el tercer sábado del mes de agosto. Para el año 2012, el día de conmemoración es el sábado 18 de agosto. Su fin es promover nuevas campañas, programas e ideas para la solución a la superpoblación de animales de compañía en condición de calle. Organizaciones de todo mundo se reúnen para aumentar la concienciación sobre este tema.

En el Día Internacional del Animal Sin Hogar se incluyen actividades como jornadas de adopción, días de clínica veterinaria, bendición de animales, charlas en colegios veterinarios, seminarios y exposiciones, recolectas benéficas, programas especiales en radio y televisión, vigilias, entre otras tantas.

La concentración de actividades favor de los animales callejeros, a nivel mundial en un solo día, representa una gran oportunidad de llamar la atención de medios de comunicación y entes gubernamentales a atender el problema con seriedad e involucrar recursos para la acogida y tratamiento de los animales sin hogar.

Adopta, Cuida, Esteriliza

La sobrepoblación de animales de compañía y el abandono son la principal causa del abarrotamiento de los refugios y de la desgracia de millares de perros y gatos al año. Pero podemos manejarlo, con tres sencillos pasos: adoptar, cuidar, esterilizar.



Muchas personas comparten su vida con perros, gatos y otros animales, que los acompañan y hacen gozar con sus mimos y juegos. Es maravilloso poder compartir la vida con ellos, que han llegado a ser dependientes del ser humano, tras miles de años de haber sido domesticados por el hombre. Eso mismo nos impone una tremenda responsabilidad por los animales que nos acompañan, porque depende de nosotros su bienestar y felicidad. Para ello, compartimos tres pasos para demostrarle a tu animal que lo amas:

Adopta: Millares de perros y gatos esperan en refugios, la dignidad de un hogar donde ser querido. La gran mayoría de estos animales tuvieron la mala fortuna de ser «regalos» para Navidad, para un cumpleaños o un «capricho» al paso por la tienda de animales. Tuvieron la mala fortuna que, al crecer o hacer travesuras, ya no los quisieron más en ese hogar. Fueron a dar a la calle, a un descampado, sufriendo hambre o enfermedades… Ahora esperan una nueva oportunidad, que bien merecen, a manos de personas responsables que los cuiden.

Cuida: Ser responsable es hacerse cargo completamente de las necesidades físicas y psíquicas de tu animal: alimentación balanceada para su especie, agua fresca, un espacio donde dormir, seco y bien protegido del frío; espacio para moverse, una paseo diario, juegos o compañía para entretenerse, y muy importante: tu compañía, de la que él disfruta mucho.

Si por trabajo o estudios no puedes cuidarlo por unos días: déjalo con alguien de confianza, que sepa de animales de su especie; o búscale una guardería recomendada por su buen trato. Cuídalo como se merece un ser vivo que siente igual que tú.

elogios importantes para la mujer

Esteriliza: Es la única manera efectiva de controlar la sobrepoblación de perros, gatos y otros mamíferos. Con una simple operación rutinaria, tu animalito (macho o hembra) dejará de tener celo, cesará el marcaje territorial (orinar en ciertos lugares del patio o la casa) y se podrá desarrollar con toda normalidad.

No es cierto que las hembras tengan que parir obligatoriamente al menos una camada antes de ser castradas; y lo que sí es cierto es el drama al que están obligados a vivir los animales en refugios atestados de “animales que sobran”. Esterilizar a tu animalito es hacerte responsable no sólo por su salud sexual, sino también por un problema público de sobrepoblación y abandono: pues si bien puedes tratar de buscarle hogar a los cachorros que tenga tu perra o gata, nunca podrás estar 100% seguro de que el cachorro llegará a un buen hogar, donde lo cuidarán hasta el fin de sus días.

 

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------