Amotinamiento de marineros en barcos Historia de Motines Marinos



Historia de Motines en Barcos

Motín en Wilhelmshaven
Las compulsivas contorsiones que acompañaron a la desaparición de la Marina Alemana en 1917-1918 fueron el resultado de sucesivos amotinamientos. Éstos eran animados por los hábiles político» de los sindicatos de marineros, por los revolucionarios socialista», los comunistas, y otras organizaciones izquierdistas que crecían en la creciente corrupción de una Alemania tambaleante.

Uno de los incidentes comunes comenzó a bordo del Prinzregent Luitpol, que estaba anclado en el arsenal de Wilhelmshaven. Hans Becker, un líder del sindicato de marineros, estaba ciego de orgullo y casi borracho con el poder que le permitía influir sobre 1.000 compañeros menos extrovertidos.

barco Prinzregent Luitpold

Fue el 31 de julio de 1917. Seiscientos insatisfechos tripula»!en esperaban con placer anticipado unas prometidas 24 horas de licencia, cine y comida especial.

Pero no las alcanzaron: el teniente de navío anunció que la promesa no se llevaría a cabo y, que en su lugar, deberían practicar ejercicios. Corrieron murmullos que demostraron la furia de los hombres.

Bajo cubierta, Becker les dijo a sus simpatizantes: «Si no hay cine mañana, estaremos Ausentes Sin Licencia».

Esta respuesta a una promesa rota fue la chispa de un motín en gran escala. El Prinzregent propagó la noticia por el puerto para lograr que se realizara una investigación. Los simpatizantes a bordo del Kaiserin, Konig Albtit, Markgraf, Friedrich der Grosse, Konprinz, Wilbelm, Grosser Kurfurst, Westfalen, Rheinland, Helgoland, Ostfriesland, Posen y Pillan se levantaron en su apoyo. El 5 de agosto la flota entera del puerto; lo» amotinados fueron apresados.

Corte Marcial:
Aquellos acusados de crímenes menores recibieron sentencias entre 2 y 10 años de prisión. Para los que estaban acusados de crímenes mayores, actuaban como jueces 3 funcionarios judiciales y 3 oficiales navales. Había 2 almirantes y 5 capitanes entre los 12 fiscales.

Sachse, Reichpietsch, Weber, Becker y Kobis, culpados de alta traición, tenían abogado consultor legal y fueron escuchados en forma separada. El suboficial Willy Sachse fue llamado primero.

El cargo: «Este hombre, que pertenecía al Friedrich der Grosse el 15 de julio de 1917, se unió a una conspiración ilegal durante el  estado de guerra».



Después de un total de 12 horas de testimonios, los jueces con una cara imperturbable dieron su veredicto: «culpables».

La sentencia recomendada: muerte por un pelotón de fusilamiento.

Pero el almirante von Scheer, jefe de la flota marítima, ejerció su derecho a intervenir en el juicio final y eligió: la muerte para Kobis y Reichpietsch; para Sachse, Weber y Becker, 15 años de prisión.

Significación: Durante siglos, la estructura militar ha subsistido gracias a una orden: «Obediencia o muerte». Este credo irracional la realizado poco, excepto originar otras creencias igualmente irracionales.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------