El Muro de los Lamentos Porque se llama asi? Templo de Salomon



Jerusalén: EL MURO DE LOS LAMENTOS
Los Restos del Templo de Salomón

HISTORIA DE LOS JUDÍOS: En el Génesis está escrito que Abraham con su gente y sus rebaños se fue a Canaán desde Ur de Caldea. Pero, como en el caso del cautiverio en Egipto del que Moisés sacó a los israelitas, para el arqueólogo todo son sombras mitológicas. Desde luego están comprobadas migraciones desde Mesopotamia al sur de Palestina}’ trabajos serviles de extranjeros en el Egipto de fines del II milenio a. C.

El nombre de Israel aparece por primera vez en una estela del faraón Meneptah (hacia 1220 a. C). La historia recibe a los israelitas con su irrupción en la Tierra Prometida, con Josué, en el siglo XIII a. C. La precoz unificación de las «doce tribus», bajo los «jueces», en tiempos de peligro, es una reacción contra los ataques enemigos contra el área que ocupaban en las montañas de ambos lados del Jordán.

Una alianza de los cananeos y las tribus hebreas bajo los reyes Saúl (r. hacia 1012-1004 a. C.) y David (r. hacia 1000-965 a. C.) permitió una victoria contra los filisteos que, militarmente más fuertes, poseían ya armas de hierro. Con David se convierte Jerusalén en capital y centro religioso.

Al final de su vida, David decidió legar el trono a su hijo menor Salomón, nacido de la unión con su concubina Betsabé, pero se vio enfrentado a una facción que apoyaba a su primogénito Adonías. A fin de frenar las ambiciones de éste, David debió colocar al mismo Salomón en el trono. Al morir su padre, éste heredó una situación interna conflictiva.

Para imponer su autoridad, siguió las recomendaciones de David, ordenando una serie de purgas y ejecuciones. Se deshizo de todos los partidarios de su hermano y rival, y ordenó su muerte, así como la del viejo general Joab. Entonces, pudo consagrar sus esfuerzos a la defensa del territorio de Israel: ordenó fortificar Jerusalén y las ciudades que controlaban los principales accesos del país, como Tamar al sur del mar Muerto, y reorganizó el ejército para incrementar su movilidad, creando un cuerpo de caballería de 12.000 jinetes y otro de 1.400 carros.

Con el fin de demostrar la grandeza de su reinado, Salomón emprendió la realización de imponentes construcciones. En el cuarto año de su remado, se dedicó a la edificación del Templo de Jerusalén, destinado a convertirse en el centro de culto de todas las tribus de Israel y a simbolizar la presencia divina. Decidió emplazarlo en el monte Moriah, donde David había levantado un altar, en el cual se encuentra actualmente la Cúpula de la Roca. Al igual que su padre, se volvió hacia el rey fenicio Hiram I de Tiro, que le envió artesanos especializados, así como materiales preciosos: cedro del Líbano, ciprés y oro. El edificio, compuesto de tres salas, era de forma rectangular.

Al interior, los muros estaban recubiertos con madera de cedro enchapada en oro. En la última cámara, el santo de los santos, se encontraba el Arca de la Alianza,  considerada la morada de Yahvé. A continuación, en el lado sudoeste se edificó el palacio, comunicado con el templo. Veinte años fueron necesarios para finalizar este conjunto arquitectónico, siete para el templo y trece para el palacio. Su esplendor reflejaba el brillo del reinado de Salomón.

Tras la conquista árabe de Jerusalén, en el año 657, en el lugar que ocupaba el Templo fue erigido el Domo de la Roca, un santuario musulmán construido en el sitio donde, se dice, el profeta Mahoma fue ascendido al cielo.

En la actualidad, el único vestigio del Templo es una sección de su muro de contención, el “muro occidental”. Esta sección se conoce como el Muro de las Lamentaciones, porque los judíos llegan allí para lamentar la doble destrucción del Templo.

A partir de 1968, algunas excavaciones han descubierto restos de otras estructuras del antiguo santuario.



La gente que hoy visita el muro occidental se halla en realidad en lo que era una calle repleta de comercios. Se han encontrado piedras de la torre suroccidental, entre ellas una con la inscripción lugar de trompetas, donde un sacerdote hacía sonar el sofar para anunciar el comienzo del sabbath. En el lado sur del Templo se han descubierto puertas de túneles de acceso al atrio del Templo.

Los arqueólogos han hecho otros hallazgos, como escalinatas, baños y plazas, que dan una idea de lo que era el Templo de Herodes.

El Primer Templo, o Templo de Salomón, fue contruído en el siglo X adC, y destruido por los babilonios en el 586 adC. El Segundo Templo, en tanto, fue reconstruido por Esdras y Nehemías a la vuelta del Exilio de Babilonia, y vuelto a destruir por los romanos en el año 70 de nuestra era, luego de la Gran Revuelta Judía. De tal modo, cada templo se mantuvo en pie por unos 400 años.

De acuerdo con la leyenda, cuando las legiones del emperador Tito destruyeron el templo, sólo una parte del muro exterior quedó en pie. Tito dejó este muro para que los judíos tuvieran el amargo recuerdo de que Roma habia vencido a Judea (de ahí el nombre de Muro de las Lamentaciones).

Los judíos, sin embargo, lo atribuyeron a una promesa hecha por Dios, según la cual siempre quedaría en pie al menos una parte del sagrado templo como símbolo de su alianza perpetua con el pueblo judío. Los judíos han rezado frente a este muro durante los últimos dos mil años, creyendo que este es el lugar accesible más sagrado de la Tierra, ya que no pueden acceder al interior de la Explanada de las Mezquitas, que sería el más sagrado de todos.

reconstruccion del muro de los lamentos

Eexcavaciones junto al muro de la plataforma del templo al pie de la mezquita de Al-Aqsá, de Jerusalén. La población musulmana teme que estas excavaciones podrían dañar la firmeza de su templo. Sentimiento comprensible, aunque carece de fundamento real.

Seis Razones por las cuales el Muro es Sagrado

  1. Lugar del Templo Sagrado 

El Muro de los Lamentos es el único resquicio del Templo Sagrado en Jerusalen , que fue destruido por Tito en el año 70 d.e.c. El Templo, centro del mundo espiritual era el principal medio de transmisión de divinidad para nuestro mundo. El monte del Templo es también llamado Monte Moriá. Es el lugar donde Abraham intento sacrificar a su hijo Ytzjak, y donde Yaacov soñó con la escalera que subía al cielo.



  1. Recuerdo Permanente de la Existencia de Dios 

Nuestros sabios profetizaron que después de la destrucción del Templo la presencia divina nunca dejaría el Muro de los Lamentos (Occidental). Él está repleto de santidad eterna. Por esta razón el nunca será destruido.

El muro simboliza al Pueblo Judío, que también sufrió varios esfuerzos para ser destruido, y, así como el Muro, sobrevivió y se mantuvo a pesar de sus enemigos, y continua fuerte. Cuando Dios hizo su alianza con Abraham, dijo que esta seria eterna, asegurando la existencia eterna del Pueblo Judío.

  1. Lugar de Lágrimas y Peregrinación 

Durante los tiempos del Templo, los Judíos de toda Israel peregrinaban al Templo tres veces al año. Durante los 1900 años de exilio los Judíos siempre viajaron para Jerusalém para tener la oportunidad de rezar en el Muro, orando por la redención.

De 1948 a 1967, durante la ocupación árabe de Jerusalém, a los Judíos les fue prohibido acceder al lugar del Muro. Con la liberación de Jerusalém, en 1967, el lugar quedo abierto para que el Pueblo Judío pudiese orar en su lugar más sagrado.

  1. Foco de las Oraciones 

Tres veces al día, por millares de años, los rezos judíos siempre fueron hechos en dirección al Muro en Jerusalém. Como decía el Rabino Yehudá HaLevi, “Estoy en occidente, pero mi corazón esta en Oriente (Jerusalen)”.

Nuestra tradición mística dice que todas nuestros rezos van para el lugar del Templo, y de allá, ascienden para el cielo. El Talmud dice que si alguien está rezando fuera de la Tierra de Israel, su corazón debe estar dirigido para Jerusalém. Como dice la Biblia: “Y ellos rezaran para Ti a través de la tierra que Tu les diste, a través de la tierra que Tu diste a sus antepasados, la ciudad que Tu escogiste, en la casa que construi en Su nombre.” (Reyes I 8:48).

  1. Construido con Amor y Dedicación. 

Cuando el Templo estaba siendo construido, el trabajo fue dividido entre varios sectores de la población. La construcción del Muro de los Lamentos (Occidental) quedo a cargo de los más pobres, y ellos trabajaron duro para construirlo, pues no podían contratar trabajadores para construir por ellos.

Cuando el enemigo destruyo el Templo, ángeles descendieron del cielo y protegieron al Muro construido por los más pobres, que nunca debería ser destruido.

  1. Lugar de Heroísmo Judío 

Cuando el Primer y el Segundo Templos fueron destruidos, y durante la Revuelta de Bar Cojba, héroes de Israel lucharon como bravos leones para defender cada piedra del Templo. Ellos sirvieron como ejemplo de coraje para el Pueblo Judío. Como ellos, los soldados israelíes, en 1967, lucharon arduamente para liberar el Muro de los Lamentos (Occidental) y el Monte del Templo y reconquistarlos para la soberanía israelí.

Las imágenes pertenecen a Salomón Aquino, quien las ha enviado para compartirlas

PARA SABER MAS SOBRE SU HISTORIA….
El PROYECTO DE HERODES
La idea de Herodes acerca de la fortaleza deseada fue muy ambiciosa. Su proyecto de obras públicas pretendía crear un Templo que fuera más grande, más bello y más glorioso que el Templo de Salomón. Lo primero que Herodes ordenó fue la ampliación de la explanada; esta reforma arquitectónica exigió un gran esfuerzo de ingeniería, puesto que los muros de contención de la fortaleza debían ser capaces de resistir grandes tensiones y grandes pesos.

elogios importantes para la mujer

Dos de sus esquinas colgaban sobre el valle, lo que hizo que la plataforma estuviera elevada a unos 45 metros por encima del suelo. La esquina sudeste sostenía la plataforma con una serie de imponentes arcos, conocidos en la actualidad bajo el nombre de “los establos de Salomón”. El inmenso lugar incluía un gran patio central, llamado “patio de las mujeres”; en él comenzaba realmente el templo, en donde se levantaban salas en todos y cada uno de sus ángulos. Construido bajo las costumbres del estilo romano y con una notoria influencia de la arquitectura helenística, el templo estaba revestido de oro. A diario, en este lugar se sacrificaban dos animales -una costumbre muy común en esa época-con el fin de bendecir las obras y el reinado de Herodes.

Este ambicioso y alocado proyecto de fortaleza resultó en un trabajo colosal que se cree comenzó en el 20 a.C., y no estuvo totalmente terminado hasta el 62, paradójicamente mucho tiempo después de la muerte de Herodes, quien había muerto en el 4 de nuestra era. Otro hecho que demuestra la tremenda inversión que Herodes realizó en este proyecto, es que luego de su destrucción a manos de los romanos, la inmensa cantidad de oro que se obtuvo del revestimiento, hizo bajar el precio de este metal a la mitad.

Hoy, lo que queda de la antigua fortaleza de Herodes es este Muro de los Lamentos, un monumento famoso en el mundo entero y venerado por todo el pueblo judío. La tradición dice que quien se encuentre fuera de Israel, debe rezar con el corazón en dirección a Jerusalén; de este modo, los rezos se frenan en el Muro de los Lamentos y de allí ascienden directamente al Cielo. La triste historia que precede al Muro dejó lugar a uno de los símbolos más representativos de la fe judía, a donde miles de personas, judías o no, llegan a diario para sentir en carne propia la energía y la inmensa espiritualidad que reposan en él.

Si deseas visitar su sitio personal: www.salomonaquino.com

Fuente Consultada: Lugares Sagrados Tierra Santa Israel

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


OTROS TEMAS EN ESTE SITIO

final

------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------