Biografía Proust Marcel Vida y Obra Literaria Cronología Resumen



BIOGRAFÍA Y OBRA LITERARIA DE MARCEL PROUST

La obra maestra de Marcel Proust, (París 1871 – id. 1922), escritor francés llamada “En busca del tiempo perdido”, describe la progresión vivencial de un ser, que encuentra la felicidad en su memoria afectiva, capaz de reunir el pasado y el presente en una misma sensación reencontrada. Esta obra fue interrumpida durante la Primera Guerra Mundial, para terminarla durante los últimos años de su vida. Es un personaje frágil y sensible, Marcel Proust consagró su vida a la elaboración de una obra que habla de él. Al hacerlo, su genialidad lo condujo a la más íntima de las introspecciones que hizo de En busca del tiempo perdido una obra universal.

Su técnica narrativa, de gran morosidad, se pone al servicio de la subjetividad y del fluir de los recuerdos. Entre sus obras destacan Los placeres y los días (1896) y los siete volúmenes de la obra anteriormente citada: Por el camino de Swann (1913), A la sombra de las muchachas en flor (1919), El mundo de Guermantes (1920), Sodomo y Gomorra (1922) y los publicados postumamente La prisionera (1923), La fugitiva (1925) y El tiempo recobrado (1927).

Marcel Proust autor de su obra capital de siete novelas En busca del tiempo perdido (1913-1927), considerado como una de las cumbres de la literatura universal. Es una monumental serie novelística calificada como la suma de hechos y observaciones, de sensaciones y sentimientos más compleja que haya dado nuestra época, es un estudio psicológico de la vida y la época del autor: la primera de sus siete partes se publicó en 1913; la segunda, en 1918, y le valió el premio Goncourt; las últimas partes no vieron la luz hasta después de su muerte. Son obras suyas también: un volumen de ingeniosos ensayos, Les plaisirs et les jours (1896), Jean Santeuil (1952).

Marcel Proust

Novelista Marcel Proust

La obra de Proust domina innegablemente la literatura del siglo XXcon el mismo peso de un Balzac en el siglo anterior. En busca del tiempo perdido representa en el campo de la novela el final de un determinado modo de enfocar el hombre y el mundo, y la primera versión trascendente de las preguntas que el hombre que hoy se hace a través de la literatura. Sin llegar a ser una obra de rabiosa vanguardia en una época en que, sin embargo, abundaban, el ciclo proustiano amalgama el quehacer novelesco con las preocupaciones estéticas y desemboca finalmente en una moral; por ello, se puede considerar como una suma del arte humano y uno de los principales hitos del pensamiento de nuestro tiempo.

Entre otras de sus obras destacan Los placeres y los días (1896) y los siete volúmenes de la obra anteriormente citada: Por el camino de Swann (1913), A la sombra de las muchachas en flor (1919), El  mundo de Guermantes (1920), Sodoma y Gomorra (1922) y los publicados postumamente La prisionera (1923), La fugitiva (1925) y El tiempo recobrado (1927).

Marcel Proust nació el 10 de julio de 1871en una familia burguesa acomodada, aunque de nivel social desigual. Su padre, Adríen Proust, era el primero de una familia de pequeños tenderos que llegó a médico; familia oscura y modesta, aunque honorable. Adrien Proust se alzó en la escala social al casarse ventajosamente, en 1870, con Jeanne Weil, la hija de un agente de cambio y bolsa judío.

Marcel fue el primer hijo del matrimonio, que en 1873 tendría otro, Robert, futuro médico. Niño sensible hasta lo enfermizo, Proust manifestó muy pronto una naturaleza frágil, sedienta de mimos y atenciones, en quien el asma iba a marcar unos límites y unas exigencias que pronto se convertirían en fronteras entre él y el mundo. Niño tiránico por ser vulnerable, Proust fue sin duda el objeto de unas atenciones especiales. Por el lado de Swann empieza con la evocación del cotidiano y dramático acostarse del niño angustiado por las tinieblas de la noche: nada más autobiográfico que este detalle, ni tal vez menos premonitorio.

Poco antes de su nacimiento durante la Comuna de París, el doctor Proust había sido herido por la bala de un insurgente cuando regresaba del hospital Charite. Madame Proust, embarazada, pasó por momentos muy angustiosos mientras su marido se recuperaba lentamente. El niño que dió a luz, nació tan débil que su padre temía por su vida y fue siempre rodeado de mucho control y cuidado. Pronto mostró señales de inteligencia y sensibilidad precoz, pero su salud seguía siendo delicada.

Marcel es frágil y el polen liberado por las flores en los primeros días de sol primaveral complica su asma y pasa temporadas traumáticas, hasta que un día a los nueve años de edad cuando regresaba de Boulogne se ahogó de tal manera que su padre pensaba había fallecido. Enseguida una “explosión de aire” sorprende a la familia y Marcel vuelve a la vida. Nunca pudieron explicar lo acontencido, fue un milagro.

La educación primaria la hizo en una pequeña escuela, donde conoció a Jacques Bizet, hijo del compositor  Georges Bizet y su esposa Geneviève Halévy quien lo introdujo en el mundo de artistas y escritores.



Marcel Proust luego estudió desde 1882 en el Liceo Condorcet y pronto formó parte del cuadro de honor del colegio. Estudió filosofía de Alphonse Darlu y consolidó su amistad con Jacques Bizet. También fue amigo de Fernand Gregh y Daniel Halévy (un primo de Jacques Bizet), con quien escribió  revistas literarias de la escuela.

El primer amor de la infancia y la adolescencia del escritor es Benardaky María, hija de un diplomático polaco, por el imperio ruso, con el que juega y comparte momentos felices en los jardines de los Campos Elíseos. Dejó de verla en 1887 y fue su primer fracaso amoroso.

En la época del final de la adolescencia y del principio de la vida adulta, Proust acumula experiencias y observaciones, forja su espíritu crítico; la frivolidad es su pan cotidiano porque acaba de replegarse sobre sí mismo: su aguda inteligencia se ejercita en una contemplación desesperante y agotadora del mundo interior. Su padre quería que fuese procurador o en el peor de los casos diplomático.

Pero su vocación era literaria y filosófica; se dice que fue un estudiante despreocupado e irresponsable; lo cierto es que. entre 1889 y 1895 encontró tiempo para cumplir con sus obligaciones militares (reducidas a un año gracias al voluntariado) y licenciarse primero en derecho y luego en letras; durante su tiempo libre, seguía los cursos del Instituto de estudios políticos. Sus amigos le tildaban de esnob, de perezoso, de aficionado.

Para justificarse ante ellos, declaró que quería ser bibliotecario, se presentó al concurso, fue recibido en tercer lugar; se le destinó al servicio del depósito legal y solicitó un permiso de un año que consiguió hacer renovar cuatro veces seguidas; al final, se le comunicó que quedaba separado del servicio.

Atraído por la vida mundana, sin gustos definidos para elegir oficio, Proust viviría de los beneficios de la fortuna familiar, ya que se había decidido por la literatura. Al mismo tiempo que reunía en volumen sus crónicas publicadas en revistas, estaba trabajando en una larga novela autobiográfica, aunque escrita en tercera persona, Jean Santeuil, en la que aparecían, no siempre de un modo halagador, las personas a quienes conocía, y sus viajes, sus impresiones, sus recuerdos de infancia; amontonamiento de materia prima sin elaborar, Jean Santeuil, cuyo proyecto había sido mal recibido por el editor Calmann-Lévy, fue abandonado a finales de 1899.

A fines de la década de 1890 emprendió junto con su madre la traducción de La Biblia de Amiens y de varias obras del crítico inglés John Ruskin, gracias al cual forjó la doctrina y el principio de funcionamiento de En busca

Tras finalizar sus estudios en la Escuela de Ciencias Políticas de París, donde se graduó en derecho (1893) y literatura (1895), inició una activa vida social en los círculos aristocráticos que después satirizaría duramente en su obra.

Desde muy joven, asistió a los salones aristocráticos y literarios, donde conoció a los artistas y escritores de su época, lo que le permitió mejorar sus conocimientos y lograr una sólida experiencia. No tenía trabajo firme y apoyado en su fortuna paterna emprende en 1895 un proyecto que recien será publicado en 1952, mucho despúes de su muerte; una novela de título Jean Santeuil. 

Esta novela fue escrita en varias etapas, pues en 1900 la abandona para viajar a Venecia y Padua, siguiendo los pasos del escritor, crítico de arte y reformista inglés John Ruskin, escritor que ejerció una importante influencia en los gustos de los intelectuales victorianos.



En 1905 fallece  su madre y fue una fecha crucial de su existencia. «Cerré para siempre la era de las traducciones que mamá favorecía. Y en cuanto a mis propias traducciones, ya no tengo valor para hacerlas», confesó Proust.

Al término de un largo recorrido personal, en el que alternaban los períodos de reclusión y las salidas mundanas, las visitas a los salones parisienses y los veranos en Cabourg -cuyo Grand Hotel se convirtió en el de Balbec en muchas de sus novelas-, Marcel Proust se sumergió, por fragmentos, en la redacción de una obra capital que revolucionaría el arte de la novela: En busca del tiempo perdido.

En 1907, Marcel Proust comenzó a escribir su gran obra: En busca del tiempo perdido que será publicado en siete volúmenes entre 1913 (Desde el camino de Swann) y 1927, es decir, en parte, después de su muerte; el segundo volumen, A la sombra de las chicas jóvenes en la flor, consigue el Premio Goncourt en 1919.

Proust Marcel

Última página escrita de Marcel Proust, en su obra: En Busca Del Timepo Perdido

Célebre por sus frases extensas y sinuosas y por la musicalidad de su escritura, Marcel Proust se mostraba empero severo con respecto a aquellos que «hacen estilo». «No le brindo en absoluto mi simpatía a escritores que se “preocupan de una originalidad de forma”», explicó Proust en respuesta a un cuestionario que le había sido presentado. «Uno debe estar únicamente preocupado de la impresión o de la ¡dea por traducir. Los ojos del espíritu están vueltos hacia adentro, hay que esforzarse por reproducir con la mayor fidelidad posible el modelo interior. Un solo trazo que se agregue (para brillar o para no brillar demasiado, para obedecer a un vano deseo de asombrar, o a la voluntad infantil de seguir siendo “clásico”) basta para comprometer el éxito de la experiencia o el descubrimiento de una ley. Uno no tiene en demasía todas sus fuerzas de sumisión a lo real, para llegar a hacer que ocurra la impresión más simple en apariencia, del mundo de lo invisible al mundo tan diferente de lo concreto, en donde lo inefable se resuelve en claras fórmulas».

Originalmente, Marcel Proust pensaba escribir un díptico. Al final publicaría siete volúmenes, póstumos en su mayoría. Es una obra de enorme complejidad, la unidad estructural de En busca del tiempo perdido descansa en el propio narrador, alter ego de Proust, que por medio de la memoria evoca en el libro su vida desde las lejanas alegrías de su infancia a la entrada y posterior desilusión por la vida social, que en los volúmenes intermedios se transmuta en una feroz e irónica crítica de la sociedad de su tiempo.

El amor y el sexo —la condición de homosexual de Proust aparece proyectada en el texto sobre otros personajes— constituyen temas básicos del libro y aparecen envueltos en escepticismo. El último volumen, sin embargo, contiene la tesis que justifica el conjunto de la novela: la posibilidad de recuperar el propio pasado y trascender sus miserias mediante el acto de la creación literaria, que no limita a constatar lo que “fue” sino que lo reconstruye alegóricamente y sugiere lo “que pudo ser”.

Marcel Proust murió agotado 18 de noviembre de 1922, una bronquitis mal tratada: fue enterrado en Père-Lachaise en París, acompañado de un numeroso público que recibe a un escritor importante que las generaciones posteriores pondrán más alto en la toma de él un verdadero mito literario.

habitacion de proust marcel

La habitación de Marcel Proust en llliers, que se convirtió en Illiers-Combray desde que el novelista hizo de esta aldea de Perche el Combray de En busco…, el «lugar del recuerdo» de la infancia, cuya felicidad intenta reencontrar

CRONOLOGÍA DE SU VIDA

1871 Nacimiento de Marcel Proust en París, el 10 de julio.

1880 Primera crisis de asma.

1882 Ingresa en el liceo Condorcet.

1893 Proust conoce a Robert de Montesquiou.

elogios importantes para la mujer

1896 -1904 Redacción de Jean Santeuil.

1900 Viajes aVenecia. Publicación de varios  artículos en Le Fígaro.

1904 Traducción de La Biblia de Amiens, de Ruskin.

1905 Muerte de su madre.

1906 Proust se instala en Boulevard Haussmann  102 y manda revestir de corcho su habitación.

1908 En Le Fígaro, Proust publica una serie de pastiches al estilo de Balzac, Flaubert, Saint-Beuve…

1909 Comienza la redacción de En busca...

1913 Encuentra el título de su obra: En busca del tiempo perdido.

1919 Marcel Proust recibe el premio Goncourt por A la sombra de las muchachas en flor; publicación de Parodias y misceláneas.

1920 El Mundo de los Guermantes.

paginas web

1922 Sodoma y Gomorra. Muerte de Proust en París, el 18 de noviembre.

1923 La prisionera. 

1925 La desaparición de Albertina o La fugitiva.

1927 El tiempo recobrado.

1952 Publicación de Jean Santeuil.

1954 Publicación de Contra Saint-Beuve,  seguido por Nuevas mezclas.

Fuente Consultadas:
HICIERON HISTORIA Biografías Editorial Larousse Entrada: Marcel Proust
ENCICLOPEDIA HISPÁNICA Tomo 12 Entrada: Marcel Proust

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------