Rebeca Gerschmann Medica Argentina Teoria de los Radicales Libres



Científica Rebeca Gerschmann
Teoría de los Radicales Libres 

Científica Rebeca GerschmannDiscípula del doctor Bernardo Houssay, Rebeca Gerschman fue una de las personalidades científicas argentinas que alcanzó mayor prestigio en el campo de la fisiología humana.

Rebeca Gerschman nace en 1903 en le seno de una familia rica de Carlos Casares, Argentina; lo que le da libertad de estudiar en la universidad de Buenos Aires, su dedicación le lleva a graduarse como farmacéutica y bioquímica.

Al cumplir 27 años trabaja en el Instituto de Houssay. Donde se doctora en 1939 con una tesis sobre el potasio plasmático, que daría lugar al método Gerschman-Marenzi, constituyó en su momento una técnica de vanguardia para el estudio de las variaciones de concentración de potasio sanguíneo en distintas condiciones fisiopatológicas.

Su tesis doctoral de 1939 sobre el potasio plasmático, daría lugar al método Gerschman-Marenzi, que constituyó en su momento una técnica de vanguardia para el estudio de las variaciones de concentración de potasio sanguíneo en distintas condiciones fisiopatológicas.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, la doctora Gerschman se especializó en Rochester (Nueva York) y comenzó a trabajar en el estudio del efecto fisiológico de los gases respiratorios. Su trabajo sobre la toxicidad del oxígeno, realizado en 1954 y publicado en la revista Science, constituyó una hipótesis revolucionaria.

La teoría de Gerschman, como se la denominó, acerca de la implicancia de los radicales libres de oxígeno-moléculas que oxidan y dañaban los tejidos en la patogénesis de ciertas enfermedades y en los procesos de envejecimiento, conmovió a la comunidad científica debido a que se oponía a las concepciones ortodoxas del momento.

En 1969, la hipótesis de Rebeca Gerschman fue confirmada por McCord y Fridovich, al descubrir una enzima superóxido-dismutasa y los científicos debieron abandonar sus reticencias hacia la teoría de los radicales libres de oxígeno para considerarla un aporte fuNdamental para la biología y la medicina modernas.

Específicamente, el trabajo de Gerschman abrió camino al reconocimiento de las situaciones y las condiciones en las cuales los antioxidantes y los prooxidantes ejercen acciones sobre el cuerpo humano, y podríamos decir que se le debe este nuevo culto de los alimentos, medicinas y tratamientos antioxidantes para detener el envejecimiento de las células, para mantener la salud humana.

El trabajo pionero de Rebeca Gerschman en el estudio de los radicales libres de oxigeno fue reconocido a nivel internacional y su nombre circulé entre los candidatos para el Premio Nobel de Fisiología y Medicina durante la década de 1980.

Fue también una docente admirable, desde su cátedra de Fisiología en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires. Con un concepto renovado de la enseñanza, impulsé una nueva dinámica de la docencia, al invitar a sus clases a personalidades destacadas de la fisiología.



También rescató el uso del cine científico como método audiovisual de aprendizaje. Luchó por los derechos de la mujer en el campo científico. Murió en 1986.

¿Que son los antioxidantes? Cuando respiramos, el oxígeno genera cierta cantidad de partículas oxidantes denominadas radicales libres, que son responsables del envejecimiento celular. Además, estamos expuestos a tóxicos del medio ambiente (tabaco, polución y pesticidas) que tornan nuestras defensas naturales insuficientes y pueden dañar nuestras células e inclusive alterar el material genético. Los antioxidantes juegan un rol protector frente a estos radicales libres, al contrarrestar su acción y frenar de alguna manera este proceso.

Por eso es importante aumentar nuestras reservas incorporándolos a nuestra dieta. Pero ¿cómo? Se encuentran en alimentos con pro-Vitamina A o betacaroteno, como frutas y verduras de color naranja/amarillo: mandarina, naranja, limón, zapallo, zanahoria, calabaza.

También podemos consumirlos en alimentos ricos en Vitamina E, como la palta, las semillas y aceites de girasol, soja, y los frutos secos. Una alimentación que incluya consumir 5 frutas y verduras al día, de variados colores, nos aportan todos los antioxidantes que nuestro cuerpo necesita. De esta manera, favorecemos el cuidado integral de nuestro organismo.

Fuente: lnfobae.com – Dra. Paola Harwicz.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


OTROS TEMAS EN ESTE SITIO

final

------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------