Descubrimiento del Rio Amazonas-Historia Primeras Expediciones



Historia del Descubrimiento del Río Amazonas:Expediciones de Pizarro y Orellana

El Gran río de las Amazonas:

Entre los muchos mitos que circulaban acerca de América, uno de ellos afirmaba que allí se encontraba el «País de la Canela».

En 1541, Gonzalo Pizarro, hermano del conquistador del Perú, a quien éste había nombrado gobernador de Quito, dispuso una expedición.

Los bosques de canela no aparecían por ninguna parte.

rio amazonas

Aun así decidieron proseguir hacia levante; fue entonces cuando los indígenas les revelaron la existencia de un gran río que seguía la misma dirección que ellos, a unas quince jornadas de distancia.

Pizarro ordenó a Orellana, uno de sus capitanes, que explorara aquella vía fluvial.

En diciembre de 1541 partió Orellana con el bergantín y halló una corriente tan rápida que en sólo tres días llegó a la confluencia del Coca con el Napo, donde comprendió que era imposible regresar.

Mientras tanto, Gonzalo Pizarro tuvo por muertos a Orellana y a sus compañeros y regresó a Quito, sin esperarles más.

La expedición de Orellana siguió el curso del Napo a lo largo de centenares de kilómetros, y al cabo de mes y medio, en febrero de 1542, llegaban a la confluencia con el Amazonas, que les pareció impresionante.

Construyeron otro bergantín y se adentraron por este río inmenso.

Los sufrimientos de los expedicionarios fueron inenarrables.

Todo se confabulaba contra ellos, el calor sofocante aunado a la humedad, los insectos, las fiebres, el hambre, las fieras y los indígenas de las orillas, que les impedían desembarcar para aprovisionarse y descansar; en particular, los terribles machiparos y los caribes, que les arrojaban flechas emponzoñadas y diezmaban los es pañoles. Incluso les atacaron mujeres en la aldea de Coniapayara, con tanta ferocidad y ardor combativo que Orellana dio al gran río el nombre ‘de las amazonas”, que aún conserva.

Regresado a España, el emperador Carlos V le otorgó el gobierno de los territorios por él descubiertos.

Orellana emprendió otra expedición en 1544, pero al llegar a la barra arenosa del gran río sucumbió a las fiebres malignas y la empresa fracasó.

————-  00000 ————

• Ampliacion del Tema Con Detalles Históricos

Corría el año 1539 cuando Gonzalo Pizarro, hermano del conquistador de Peru, fue enviado para explorar la verirnte oriental de la cordiallera de los Andes.

Al llegar la expedición al rio Napo, encomendó Gonzalo a su lugarteniente Francisco Orellana que explorase dicha corriente de agua.

Así lo hizo éste y pronto halló un río muy caudaloso en cuyas márgenes fue atacado por un grupo de mujeres armadas, e inspirado por el recuerdo de las legendarias guerreras griegas le dio el nombre de río de las Amazonas.

La enorme cuenca bañada por él y por sus afluentes —un continente virgen dentro del continente americano, atrayente frontera de un mundo por conquistar, que abarca el área más vasta que resta por explorar en nuestro planeta— es lo que constituye la Amazonia, muchas de cuyas selvas, Inextricables y densas, se llaman también el «infierno verde».

El río comienza en la confluencia del Marañen con el Ucayalí, er territorio peruano, y desciende a través de inmensas selvas tropicales y grandes regiones pantanosas, hasta mezclar sus aguas con las del Atlántico ecuatorial.

Su longitud es de 6.200 kilómetros, su caudal equivale varias veces al del Misisipí-Misurí y en la Amazonia, cuya área es de 6.008.800 kilómetros cuadra-dras cabría holgadamente Europa, excluyendo la Unión Soviética.

Es el tercer río del mundo por la extensión de su cauce, pues sólo lo aventajan el Misisipí-Misurí y el Nilo.

Grandes buques oceánicos penetran en el Amazonas, desde el Atlántico hasta Iquitos, en el Perú, 3.700 kilómetros río adentro, y vapores de menor calado se remontan 800 kilómetros más allá de Iquitos.

Es el primer río del mundo por el volumen o caudal de sus aguas, pues vierte en el océano unos 200.000 metros cúbicos por segundo: penetra en la inmensidad salada más de 200 kilómetros, formando un mar dulce dentro del mar salado.

Recibe más de 500 afluentes: los principales de la margen izquierda, que aumentan su caudal en verano, son: el Pauté y el Pastaza que nacen en Ecuador como el Tigre y el Napo: el Putumayo y el Yapurá (llamado también Caquetá), que bajan de los Andes colombianos.

Viene a continuación el río Negro (unido al Orinoco por el Casiquiare), enorme, con más de 2.500 kilómetros de curso, en cuya orilla, en su confluencia con el Amazonas, se halla Manaos, capital del estado de Amazonas, ciudad que alcanzó admirable esplendor en la época de auge del caucho amazónico.

En la vertiente derecha un tributario caudaloso es el Madeira, formado por la unión de tres grandes ríos: el Madre de Dios, nacido en los Andes peruanos; el Beni, que nace en la meseta boliviana y que llega al llano después de haber atravesado la sierra de Cochabamba, y el Mamore, que baja también de la altiplanicie boliviana atravesando la sierra de Misiones.

Otros afluentes importantes de la derecha son: el Huallaga, el Ucayalí, el Javarí, el Yuruá, el Purús, el Tapajoz y el Xingú.

La corriente del Amazonas es muy lenta, por deslizarse por llanuras de muy escaso declive, hasta el punto de que en muchos lugares semeja un tranquilo lago.

El desnivel es apenas de un centímetro por kilómetro en jos 800 últimos kilómetros de su curso.

La desembocadura en el Océano Atlántico tiene unos 300 kilómetros de ancho y 60 metros de profundidad media; su boca, diez veces más ancha que el Canal de la Mancha entre Dover y Calais, tiene varias islas, una de ellas, la de Marajó, casi tan extensa como Suiza.

Fue Yáñez Pinzón el que por vez primera cruzó la desembocadura del río en 1500, y la llamó Mar Dulce.

En sus aguas pululan más de 700 especies de peces, entre las que se encuentran el piraruco o ballena de rio, que pesa unos 200 kilogramos (la especie fluvial mayor del mundo); además, hay enormes tortugas, caimanes y manatíes.

La red de vías fluviales navegables, formada por el Amazonas y sus tributarios tiene unos 50.000 kilómetros.

En la época de las grandes lluvias el nivel del río aumenta en 17 metros y a veces las aguas retroceden, engrosando las del Orinoco, que riega a Venezuela.

Cuando las plantaciones de caucho de la cuenca amazónica eran la única fuente de producción, adquirió gran volumen el comercio del río; pero hoy, suplantada gran parte de la producción cauchera por Malaca e Indonesia, el trafico está reducido al caucho crudo, maderas, castañas de Para, pescado y algunos minerales.

De la flora amazónica, variadísima, citaremos la palma de babasú, que produce media docena de productos importantes, principalmente un aceite con alto porcentaje de glicerina, de valor para la manufactura de explosivos y jabones; la linda carnauba, de la cual se extrae una cera que se usa para discos de gramófono y betunes; la famosa Hevea y otros árboles caucheros, el jarro y el marfil vegetal.

Otros muchos árboles clan maderas de las más finas, y cuando otros bosques de la tierra se agoten, gran parte de la pulpa de madera se sacará de estas selvas densas y ondulentes.

Se ha calculado que el Brasil quema tanta madera como se consume en los Estados Unidos, pues los barcos fluviales usan caoba y palo de rosa para alimentar sus calderas.

Se conocen en Amazonia más de 20.000 especies arbóreas; los grandes bosques de Rusia o Canadá resultan pobres comparados con los del Amazonas.

Ampliar: Flora y Fauna del Amazonas

Fuente Consultada:
Historia Universal de Carl Grimberg
Enciclopedia Ilustrada CUMBRE S.A. Tomo 1 – Entrada: Amazonas Río

Temas Relacionados:

Primeras Exploraciones en America
Las Grandes Exploraciones de la Historia
Primeras Exploraciones Geograficas en Argentina
La Imagen del Mundo A Través del Tiempo
Colonizacion del Rio de la Plata:

Enlace Externo:Descubrimiento del Río Amazonas

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------