Colonizacion del Rio de la Plata



Colonización del Río de la Plata Pedro de Mendoza y Juan de Garay

CONQUISTA DEL INTERIOR DEL PAÍS
Simultáneamente con la conquista de la región del Plata, a la que se llamó «corriente colonizadora del este*’, se realizó la del interior del país. La ocupación del territorio se hizo desde Chile y Perú, según dos corrientes colonizadoras: una del norte y otra del oeste.

Corriente del este
Buenos Aires

En 1536 por Pedro de Mendoza.
En 1580 por Juan de Garay.
Santa Fe  En 1573 por Juan de Garay.
Corrientes En 1588 por Juan Torres de Vera y Aragón.

Corriente del Norte:
Tucumán En 1565 por Diego de Villarroel.
Córdoba En 1573 por Gerónimo Luis de Cabrera.
Salta En 1582 por Hernando de Lerma.
La Rioja En 1591 por Juan Ramírez de Velasco.
Jujuy En 1593 por Francisco de. Argañaraz.
Catamarca En 1683 por F. Mendoza Mate de Luna.

Corriente del Oeste:
Santiago del Estero En 1553 por Francisco de Aguirre.
Mendoza En 1561 por Pedro del Castillo.
San Juan En 1562  por Juan Jufré.
San Luis En 1594  por Luis Jufré de Loayza.

LA CONQUISTA ESPIRITUAL

Con el conquistador laico, y a veces precediéndolo, llegaron al territorio americano diversas órdenes religiosas, destacándose los dominicos, franciscanos, mercedarios y jesuitas.

Ellos fueron los que interpretaron el verdadero sentido de las leyes de ocupación, considerando al indígena como un ser humano, digno de todo respeto, pero que tenía necesidad de ser educado.

Sacerdotes abnegados como San Francisco Solano y Fray Luis de Bolaños, ambos franciscanos, dieron su vida desempeñando esta obra evangelizadora; pero entre todas las órdenes que actuaron se distingue la Compañía de Jesús.

Las misiones jesuíticas ocuparon las partes sur y norte del Paraguay, el este de Corrientes, la gobernación de Misiones y parte de los territorios brasileños de Río Grande y Santa Catalina.

En las misiones jesuíticas sólo habitaron indios dirigidos por un Padre Rector y varios sacerdotes doctrineros. El Cabildo estaba formado por indios y cada pueblo tenía su iglesia, un convento y un colegio agrupados alrededor de la plaza y rodeados por las viviendas de los naturales.

El trabajo era obligatorio, y el producto se destinaba para la comunidad, comerciándose el resto. Los indios se dirigían a realizar las faenas de la agricultura al son de sus instrumentos y llevando la imagen de un santo. Regresaban en la misma forma. Así el trabajo era más llevadero. También aprendieron algunos oficios, como el de herrero, zapatero, etc.



Las mujeres hilaban y tejían el algodón, pero su tarea habitual era la crianza de sus hijos. La educación de los indios fue el principal cuidado de los jesuitas; les enseñaban la doctrina cristiana, a leer y escribir (para lo que editaron libros en rudimentarias imprentas), pero todo en guaraní, idioma autóctono de esas regiones que los jesuitas aprendieron para hacerse entender en la propia lengua de los naturales. También comprendieron el valor de la educación estética y les enseñaron la música, la escultura y la pintura.

LOS GOBERNADORES

Hernandarias. — Al abandonar el gobierno el último Adelantado Juan Torres de Vera y Aragón en 1590, los pobladores de Buenos Aires y la Asunción eligieron sus mandatarios interinos, recayendo el cargo en Hernando de Mendoza y en Hernando Arias de Saavedra, respectivamente.

Comienza entonces un nuevo período de la historia de nuestro país: la colonización propiamente dicha. La ocupación española deja de ser una empresa de particulares para ser una dependencia directa del Estado que designó a los gobernadores.

Hernando Arias de Saavedra (Hernandarias por contracción), «el primer patriota gobernante», era criollo nacido en la Asunción en 1561. Su actuación fue brillante siempre.

Desempeñó el cargo de teniente de gobernador en Corrientes, la Asunción y Santa Fe, para luego ser nombrado gobernador por elección popular y más tarde por el rey.

Durante sus mandatos le preocupó la situación de los indios encomenderos; fundó escuelas, comprendió la necesidad de la enseñanza manual de los hijos de los conquistadores, impulsó el trabajo realizando una extraordinaria obra de colonización, fomentó el comercio con el Brasil y bajo su protección se establecieron las misiones jesuíticas, el primer molino de trigo y la primera fábrica de tejas. Exploró el sur en busca de la «Ciudad de los Césares», llegando hasta el río Colorado.

La gran extensión del territorio, la importancia extraordinaria del repoblado puerto de Buenos Aires y los peligros existentes (esta ciudad amenazada por los piratas y la Asunción por los mamelucos —criollos de San Pablo que asolaban al Paraguay—-), fueron las razones en que Hernandarias fundó un petitorio al rey Felipe III para dividir la Provincia del Río de la Plata en dos gobernaciones, Por Real Cédula del 16 de diciembre de 1617 se dispuso la creación de dos gobernaciones: la del Río de la Plata y la del Paraguay.
Hernandarias gobernó hasta 1618 y vivió sus últimos años en Santa Fe, considerado como uno de los padres de la patria. Murió en 1634.

Gobiernos
Teniente de gobernador en Corrientes (1588). Gobernador interino elegido popularmente (Asunción, 1590-93), Teniente de gobernador en Santa Fe (1593-95) de Teniente de gobernador en la Asunción (1595-97). Hernandarias Primer gobierno (elegido popularmente, Asunción 1597-99), Segundo gobierno (designado por el rey, 1602-1609). Tercer gobierno (designado por el rey, 1615-1613).

LAS GOBERNACIONES
LAS sucesivas fundaciones de ciudades en el interior del país y la influencia de las corrientes colonizadora del norte y del oeste, y finalmente la Real Cédula de 1617, dieron por resultado la división de nuestro territorio en tres gobernaciones: Tucumán y Río de la Plata, dependientes del Virreinato del Perú, y Cuyo, dependiente de Chile.

La división política actual, que se advierte en el mapa, permite establecer las provincias y territorios que formaban las antiguas gobernaciones.



Durante la época de los gobernadores, que se extiende desde 1618 hasta 1776, las gobernaciones del territorio argentino fueron en continuo progreso, La del Rí0 de la Plata, colonizada por la gente del pueblo español, es decir, trabajadora, sin el aliciente de la obtención de grandes riquezas en metales preciosos, se distinguió por sus características especiales del resto de América. En ésta, como en las otras gobernaciones, sólo se llegaba a la riqueza por el trabajo en la agricultura o en la ganadería, especialmente en esta última actividad, y por el desarrollo extraordinario de los ganados en las llanuras rioplatenses.

Fue así como nació el Comercio y también el contrabando, realizado por los portugueses establecidos en las márgenes orientales del río. La ciudad de Buenos Aires,’ que había progresado mucho, sustituyó a la Asunción como centro colonizador de estas regiones.

Los gobernadores más importantes fueron:
Diego de Góngora (1618-1622). — Fue el primer gobernador después de la división del territorio. Sometió a los indios charrúas.

José Martínez de Salazár (1660-1662). — Durante su gobierno se fundó el tribunal de la Audiencia, establecido en 1661, por orden del rey Felipe IV.

Bruno Mauricio de Zavala (1717-1734). — Fundó la ciudad de San Felipe de Montevideo, desalojando a los portugueses de esa región.

Pedro de Cevallos (1756-1766). — Se apoderó de la Colonia del Sacramento en el Uruguay, continuando la guerra contra los portugueses.

Francisco de Paula Bucarelli (1766-1770). — Tuvo a su cargo la expulsión de los jesuitas, decretada por Carlos III.

Juan José de Vértiz y Salcedo (1770-1776). — Este dinámico gobernante nacido en México impulsó el adelanto edilicio de Buenos Aires; fundó la Casa de las Comedias, (primer teatro), creó el primer servicio de alumbrado público, de velas de sebo, y contribuyó a la conquista de los dominios indígenas con la construcción de fortines, que serían la base de importantes ciudades, como Mercedes, Chascomús, etc.

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------