Famosos Personajes Alcoholicos de la Historia-Artistas, Políticos…



Famosos Personajes Alcohólicos de la Historia

El alcoholismo es una enfermedad progresiva que si no se detiene con una abstinencia total, lleva inevitablemente al deterioro de la salud y de la capacidad para funcionar, normalmente, de la víctima.

En los EE.UU. el número de alcohólicos estimado por la American Medical Association es de 22 millones.

La enfermedad no respeta edades, sexo u ocupación. Entre sus víctimas pueden contarse artistas como Dana Andrews,* W. C. Fields, Dick Van Dyke,* Lillian Roth, Janis Joplin, Edith Piaf y Laurette Taylor; figuras de la política como los senadores Howard Hughes* y Russel Long,* atletas como George Gipp y Jim Thorpe y una multitud de escritores a cuyo trabajo el alcoholismo añadió a menudo un último capítulo triste.(*:curados)

Sinclair Lewh (1885-1951). Novelista y escritor de teatro americano. Primer premio Nobel de literatura americano (1930), Nació en Minnesota y se educó en Yale, en 1920 estaba ya firmemente establecido como un novelista importante debido a la publicación de su novela Main Street.

Alcoholicos Famosos Artistas Alcoholicos Destacados PersonajesSus novelas posteriores le proporcionaron fama y dinero, convirtiéndose en el arbitro de los valores literarios americanos.

Lewis fue durante toda su vida un gran bebedor. Prefería el coñac del que tomaba más de un litro diario.

Mark Schorer lo describe así, «cuando escribía un libro todo él era aislamiento y dedicación, luego venían los ataques gregarios que acababan en absoluta amnesia temporal y desmayo».

James Thurber comentaba que con Lewis: «a las 7 de la mañana no se podía saber nunca si estaba tomándose la primera copa del día o la última de la noche».

Su segunda mujer, la profesora de universidad y escritora Dorothy Thompson le repetía sin cesar que tenía que hacer algo respecto a lo que ella llamaba su «beber patológico».

Sus borracheras acababan a menudo en delirium tremens y en hospitalización.

Durante una visita que hizo a Europa en 1950, Lewis sufrió un ataque al corazón del que nunca se recuperó. Murió en Roma a los 66 años de edad. En su testamento se acordó de su última amante, Marcella Powers, de 29 años.

Fue un novelista muy imitado por escritores posteriores, tanto en su estilo naturalista como en su temática. Lewis cambió la tradicional visión romántica y complaciente de la vida estadounidense por otra mucho más realista y triste.

Modest Musorgski (1839-1881). Compositor ruso. Musorgski fue uno de los cinco compositores rusos que, en la Modest Musorgski (1839-1881).última mitad del siglo XIX, intentaron crear una música nacional rusa como reacción a la música tradicional europea encabezada por Tchaikovsky.

Entre los que colaboraron con Musorgski en este esfuerzo se hallan Rimski-Korsakov y Borodin.

Sobre todo se le recuerda por Cuadros de una Exposición y su ópera Boris Godunov. Musorgski, recurría inevitablemente al alcohol en las épocas difíciles.

En 1858, después de haber sido rechazado por su amante, y en 1865 año de la muerte de su madre, se emborrachó hasta el colapso físico.

Debido a su alcoholismo crónico, su carrera musical empezó a declinar hacia el final de los años setenta y en 1880 era ya totalmente incapaz de mantener una actividad musical constante.

«Los amigos solíamos rescatarlo de algún lugar poco recomendable, con la ropa destrozada, el cabello sucio y revuelto y la cara amoratada por el alcohol», escribía un contemporáneo musical de Musorgski.

Murió a los 42 años y se atribuye su muerte a «epilepsia alcohólica».

Edgar Alan Poe (1809-1849). Poeta y escritor de cuentos norteamericano; se le considera el padre de la novela Edgar Alan Poe (1809-1849).policíaca moderna.

Huérfano desde muy pequeño, Poe fue adoptado y educado por un rico comerciante de Virginia.

Le enviaron a la Universidad de Virginia pero fue expulsado casi inmediatamente por beber y jugar.

Posteriormente fue admitido en West Point, de donde también le expulsaron a los 7 meses por borracho y jugador, lo que hizo que también su padre adoptivo lo repudiara.

Un compañero de clase de Poe escribió: «La pasión de Poe por las bebidas fuertes sólo era equiparable a la que sentía por las cartas… sin un chasquido y sin una mueca, Poe era capaz de beberse una copa grande llena de un solo trago.»

Poe era de constitución floja y enferma y muy propenso a los estados de extrema euforia el alcohol: «El efecto que le producía la más pequeña cantidad de alcohol era algo totalmente fuera de lo normal.

Su sensibilidad estaba organizada de tal modo que hasta un simple trago era capaz de alterar su conversación y sus acciones.

Un vaso era literalmente demasiado para él; 2 o 3 tenían un resultado desastroso y una ronda completa le convertía en una caricatura de sí mismo.»

A los 27 años, Poe se casó con Virginia Clemm que tenía 1 3 y era tuberculosa.

Después de su muerte en 1847, angustiado, y a pesar de su débil salud, buscó consuelo en el alcohol y las drogas.

Poe murió a los cuarenta años de una borrachera durante unas elecciones en Baltimore.

John Barrymore (1882-1942). Actor de teatro y cine norteamericano. John Barrymore había nacido para el teatro.

John BarrymoreSu padre era un actor de éxito y su hermano Lionel, su hermana Ethel y él mismo se educaron con su abuela quien llevaba un teatro popular en Filadelfia.

Cuando Lionel y Ethel se hicieron actores fue prácticamente inevitable que John entrara a formar parte de lo que posteriormente se llamó «la familia real del teatro».

Hollis Alpert en su libro Los Barrymore escribió: «Actuar, las chicas y beber preocupaban a John Barrymore casi por igual».

John alcanzaba un éxito considerable en estas tres cosas. Durante una década fue el actor americano más importante y algunos críticos dicen que algunas de sus actuaciones no han sido nunca superadas.

Se casó y divorció cuatro veces, la última cuando tenía 53 años con una chica de 19.

 Vivió y murió como un alcohólico crónico. Gene Fowler, en su biografía de Barrymore calcula que «… en 40 años debió de beber algo así como 640 barriles de whisky».

La carrera profesional de John empezó a declinar en 1934 siendo actor de cine ya que «… llegó tan borracho y ciego de alcohol que fue incapaz de acordarse de una sola línea de su papel».

La pérdida de la memoria y de la salud le amargaron el resto de su vida. Sus últimos años los pasó parodiándose a sí mismo durante su época de esplendor y esto si no estaba en el hospital o en su yate en algún crucero intentando inútilmente seguir alguna «cura» de alcoholismo.

Durante su vida activa ganó cantidades inmensas de dinero, pero después de su muerte en 1942 todas sus pertenencias se vendieron en pública subasta para pagar a los acreedores.

Eugene O’Neill (1888-1935). Escritor de teatro norteamericano y ganador del Premio Nobel de Literatura en 1926.

Eugene O'Neill (1888-1935). Eugene O’Neill era hijo de un conocido actor de teatro. Desde muy joven se ganó la reputación de bebedor empedernido; durante una fiesta en la casa del presidente Woodrow Wilson en la universidad de Princeton tiró una botella de cerveza por la ventana, lo que ocasionó su expulsión; los años siguientes los dedicó a un intento casi logrado de emborracharse a morir.

Era cliente habitual de Jimmy the Priest’s, un bar de Manhattan que posteriormente utilizó para su obra The Icemen Cometh, obra en la se examinan la desesperación y el engaño del alcoholismo.

Su bebida favorita según un contemporáneo suyo era «el licor Benedictine que se tomaba a vasos».

Contrajo la tuberculosis y mientras estaba en la clínica empezó a escribir. Sus primeras obras de teatro tuvieron mucho éxito, pero O’Neill siguió bebiendo mucho mientras se representaban.

Un colega suyo del teatro comentaba, «… cogía borracheras que le duraban dos y tres semanas, y sus amigos nunca sabían si podrían sacarlo adelante de tan mal que llegaba a ponerse». 

O’Neill dejó de beber bruscamente a los 37 años. En un momento dado, se ofreció a participar en unos estudios de sexualidad humana y el psiquiatra que los llevaba, en pago a su colaboración, le ofreció sesiones de terapia gratuitas.

En ellas, el doctor le dijo a O’Neill que bebía para superar su complejo de Edipo y a partir de entonces ya no volvió a beber durante el resto de sus 65 años de vida.

Paul Verlaine (1844-1896). Poeta francés. Su conducta moral le valió el ser llamado el «deplorable Verlaine», Paul Verlaine (1844-1896). Poeta francés. mientras que su obra sentaba las bases de la escuela del simbolismo francés.

Criado y educado en París, Verlaine empezó a publicar poemas y a codearse con los círculos literarios avanzados de París desde los veinte años.

Entre sus conocidos se cuentan Víctor Hugo, Anatole France y Theodore de Banville.

A los 26 años ya había publicado varios libros de poemas.

La afición de Verlaine por la absenta le llevó rápidamente por la peligrosa senda del alcoholismo y cuando se casó con Mathilde Maute de 17 años puede decirse que estaba ya muy adentrado en ella.

Un año después de su boda, abandonó a su mujer y a su hijo para irse a vivir con el joven poeta francés Rimbaud de 17 años.

Su relación homosexual duró 18 meses, hasta que Verlaine en un ataque de furia disparó sobre Rimbaud hiriéndole ligeramente. Este acto le valió el ser sentenciado a dos años de cárcel.

Hacia 1875, su afición a beber había aumentado y su producción literaria disminuido. No obstante, a medida que su talento declinaba su reputación literaria basada en sus primeros libros, crecía.

Verlaine consiguió vivir de dar clases y conferencias sobre la doctrina poética simbolista.

Mientras tanto iba cayendo mas y mas en la miserable vida del alcoholismo. Dos viejas prostitutas le cuidaron, fuera del hospital hasta su muerte a los 51 años.

Hart Grane (1899-1912). Poeta norteamericano. Hart Grane fue el infeliz retoño de unos padres que no se entendían, lo que le hizo dejar su casa antes de acabar la escuela.

A los 20 años, mientras trabajaba en un supermercado en Akron, O., empezó a publicar poemas en pequeñas revistas literarias.

Dejó el supermercado y se dedicó a viajar. «Viajar» según se describe en su correspondencia publicada significaba aparentemente buscar sitios donde emborracharse.

No obstante, seguía escribiendo poemas que la crítica acogió con entusiasmo.

Su obra fue a caer en manos de Otto Kahn, un rico banquero protector de las artes, el cual le otorgó una pensión para vivir y escribir.

Grane se fue a vivir a México y produjo dos libros de poemas, White Buildings (Casas blancas) y The Bridge (El Puente).

Su afición por la bebida aumentó y a los 33 años ya se le daba por alcohólico sin esperanzas. «La historia de su vida», escribió Brom Weber, «es un relato vibrante de terror explosivo, regocijante, desdichado y violento». Grane se suicidó a los 33 años tirándose por la borda del barco que le llevaba desde Cuba de vuelta a los EE.UU.

General Ulysses S. Grant (1822-1885). General en jefe de las fuerzas de la Unión durante la Guerra Civil y General Ulysses S. Grant decimoctavo presidente de los Estados Unidos de América del Norte.

Se cuenta que cuando Abraham Lincoln fue informado de que el general Grant bebía whisky durante el servicio en la Guerra Civil, contestó: «Pues que averigüen la marca para que se la pueda dar a todos mis otros generales.» Que Grant bebía mucho es algo sabido, ahora bien, lo que es cuestionable es que se le pueda aplicar el término alcohólico.

En una ocasión solamente, su afición al whisky afectó a su carrera militar.

Diez años después de salir graduado de West Point y después de unos servicios distinguidos durante la Guerra Mexicana, el capitán Grant fue destinado a Fort Vancouver, un puesto de avanzada aislado en Oregon.

Allí, solo y separado de su mujer y de su hijo a quien no conocía aún, se dedicó a beber un poco demasiado. Esto llegó a oídos de un oficial superior que pidió su dimisión.

Fue relevado de su cargo el primero de mayo de 1854. Grant volvió al servicio activo cuando Lincoln pidió voluntario;! para el ejército de la Unión.

Llevó a cabo un servicio tan distinguido que muy pronto fue ascendido a general y en 1864 era ya general en jefe de todo el ejército de la Unión.

Siguió no obstante, siendo criticado por su afición a beber pero el presidente Lincoln dejó que sus éxitos militares hablaran por sí solos. Grant salió de la Guerra Civil convertido en un héroe nacional y en 1868 fue propuesto para la presidencia.

Elegido presidente cumplió dos mandatos y aunque era un político poco dispuesto y poco hábil, fue un presidente muy popular. Murió de cáncer de garganta a los 63 años.

Jack London (187 6-1916). Novelista y escritor de cuentos norteamericano. Jack London, hijo ilegítimo, fue criado por un padrastro en medio de una gran pobreza; el puerto y los muelles de Oakland constituían su único campo de juego.

Jack London A los 14 años empezó a trabajar en un barco y más tarde se embarcó como cazador de focas, viajando por todo el mundo. The Cali of the Wild (La llamada de la selva) que se publicó cuando tenía 27 años le estableció como escritor.

En la cumbre de la fama, London se jactaba ante sus amigos de sus hazañas de bebedor.

Empezó a beber, explicaba, a los 5 años cuando echaba algún que otro trago de la cerveza que desde un bar cercano le llevaba diariamente en un cubo a su padrastro.

Como marinero, a los 14 años, afirmaba que podía beber más que sus compañeros de a bordo más viejos.

London bebió y bebió mucho durante toda su vida; prefería el whisky. Alcanzó y superó el tope del litro diario.

Tres años antes de su muerte London escribió un libro titulado John Barley or Alcoholic Memoirs (John Barley o memorias de un alcohólico). En este libro discutía su adicción de toda la vida al alcohol.

En la conclusión final del libro, London afirma.: «Mi intención es seguir bebiendo, pero con más habilidad, con más discreción.» Consecuentemente su consumo de whisky aumentó.

A los 40 años, Jack London era el escritor popular más conocido y mejor pagado del mundo. Tenía dinero, éxito, un lugar de retiro apartado en el norte de California y una esposa devota. A sus 40 años, Jack London se suicidó ingiriendo una sobredosis de drogas.

Elegido presidente cumplió dos mandatos y aunque era un político poco dispuesto y poco hábil, fue un presidente muy popular. Murió de cáncer de garganta a los 63 años.

O'Henry O’Henry (1862-1910). William Sydney Porter, que escribió con el seudónimo de O. Henry, fue un escritor de cuentos norteamericano cuyos sorprendentes desenlaces marcaron una tendencia en la historia de la narración corta.

O’Henry era hijo de un médico de Carolina del Norte.

De joven 11 abajó de bracero en un rancho y después de cajero en un banco de Texas.

Mientras trabajaba en el banco fue acusado de desfalco y tuvo que huir a Honduras.

En 1897 volvió a Texas y fue arrestado. Declarado culpable fue condenado a 5 años de prisión.

Durante los años que transcurrieron desde su liberación hasta su muerte a los 48 años, O’Henry bebió mucho y vivió de sus cuentos que se vendían muy bien y que las revistas de la época se disputaban.

«A O’Henry había que vigilarle y obligarle a escribir», observaba Upton Sinclair, «aparentemente no sabía escribir nada malo, lo que para él era una agonía era precisamente escribir».

Los directores de las revistas solían enviarle ayudantes para serenarlo, cuidarlo y hacerle cumplir con los plazos de sus compromisos editoriales.

Sus últimos años los pasó vagando por las calles de Nueva York, bebiendo mucho y escribiendo esporádicamente pero siempre muy bien

  Dylan ThomasDylan Thomas (1914-1953). Poeta gales. Dylan Thomas nació en Gales, trabajó algún tiempo como periodista y después de la Segunda Guerra Mundial, se dedicó de lleno a la poesía consiguiendo el reconocimiento de todo el mundo.

Una revista de crítica literaria afirma sobre su obra: «… con una imaginación que deriva de los antiquísimos y pacíficos pueblos de pescadores de su tierra tanto como del mundo del hombre del siglo XX, su obra tiene una fuerza y una vitalidad que han afectado de modo considerable al mundo de las letras».

Thomas hizo cuatro giras por los EE.UU. dando conferencias. Estas giras tuvieron un gran éxito tanto por sus lecturas brillantes como por sus legendarias borracheras autodestructivas.

«Su gira fue una fantasía de apariencias ausentes, de húmedas entrevistas, de juergas y borracheras, de groserías y de belleza», escribió Upton Sinclair.

John Brinnin, cronista de las giras de Dylan Thomas en los EE.UU., dijo de la primera: «El poeta lírico más puro del siglo XX, helo aquí tristemente hundido en el agotamiento alcohólico, la lengua negra, borracho, incapaz de pensar por sí solo, de enfrentarse a sí mismo o aun de enfrentarse, por lo que son, con las insaciables atenciones que sólo podrán destruirle.»

Los médicos le advirtieron que si seguía bebiendo no duraría mucho, pero él no hizo caso. «No os reprimáis en esta deliciosa noche», escribió.

«Rabia, rabia contra la muerte de la luz.» Dylan Thomas murió súbitamente de alcoholismo agudo en la mitad de su gira de conferencias de 1953, a la edad de 39 años.

F. Scott Fitzgerald F. Scott Fitzgerald (1896-1940). Novelista y escritor de cuentos norteamericano.

Las primeras novelas y cuentos cortos junto con la autoindulgencia de su estilo de vida hicieron de F. Scott Fitzgerald la personificación de los «alegres veinte», una generación que fue todo ardor juvenil.

Había nacido en St. Paul en una familia acomodada, estudió en Princeton y sirvió en el ejército durante la Primera Guerra Mundial.

A los 24 años la publicación de su libro This side of Parause (A este lado del paraíso) le proporcionó al instante la fama y el dinero para disfrutarla.

Su boda en este mismo año con Zelda Sayre fue descrita como «el romance del siglo» y sus escapadas extravagantes entre la gente bien de los EE.UU. y Europa aumentó aún más su reputación.

El alcoholismo de Fitzgerald contribuyó durante los años veinte al realce de su imagen y durante los treinta a su decadencia. Sara Mayfield escribió, «Fitzgerald se estaba suicidando a plazos…», «si tomaba más de tres cocktails ya estaba embarcado en una borrachera que le dejaría inútil una semana».

A medida en que Fitzgerald continuaba bebiendo su producción disminuía, su salud empezó a fallarle y sus problemas económicos a acumularse.

Zelda sufrió en 1930 un colapso emocional y se pasó el resto de su vida entrando y saliendo de diversos sanatorios y casas de salud.

Fitzgerald, entonces, no tuvo más remedio que afrontar y confesar públicamente su crac o bancarrota personal; aquel período en el que «en las negras noches del alma, siempre son, día tras día, las tres de la madrugada».

Los últimos años los pasó en Hollywood, viviendo del consuelo de su amante Sheilah Graham, trabajando de guionista de cine, produciendo numerosos cuentos para revistas y escribiendo su novela inacabada The Last Tycoon que se publicó después de su muerte.

Murió de un ataque al corazón a la edad de 44 años.

Horace Liveright (1886-1933). Editor, productor teatral y cineasta norteamericano.

Horace LiverightEn 1918 Liveright fundó en Nueva York una editorial que publicó las obras de muchos autores poco conocidos del momento pero que más tarde, durante la década de los años veinte y de los años treinta se convertirían en las grandes figuras de la literatura de estos años.

Fue también el fundador de las colecciones de la Biblioteca Moderna y un oponente vigoroso de la estricta censura literaria de la época.

Hacia la mitad de los años veinte produjo, con éxito, unas cuantas obras teatrales.

«Prestaba su apoyo y su dinero a un buen número de torpes genios». Ben Hecht escribió sobre él: «En Nueva York, no había personaje más popular y excitante que Liveright. La belleza, el éxito y la admiración estaban siempre a sus pies como un séquito fiel y cientos de parásitos podían vanagloriarse de brindar por su amistad.»

Sin embargo, su alcoholismo progresivo se cobró lo suyo y, durante una temporada que pasó en Hollywood, hacia el final de la década de los veinte, Hetch observó que Liveright «… parecía no hacer otra cosa que beber hasta el estado de coma».

Liveright volvió a Nueva York y desapareció de la vida pública. Cuando murió, a finales del año 33, estaba arruinado y endeudado hasta el cuello. Sólo asistieron a su entierro seis personas.

Otros Alcohólicos Famosos:

Upton Sinclair, en su libro The Cap of Fury (La copa de la furia) menciona otras personalidades famosas que él considera como alcohólicos o bebedores con problemas. En cada uno de los casos no obstante, el problema fue lo suficientemente serio como para afectar a su trabajo, a su carrera o a su talento adversamente.

El rey Eduardo VIII de Inglaterra, más tarde duque de Windsor.

Douglas Fairbanks, Sr., actor.

George Sterling, poeta.

Stephen Grane, novelista.

Finley Peter Dunne, editor de revistas y escritor.

Eugene V. Debs, candidato a la presidencia.

Isadora Duncan, bailarina.

Edna St. Vincent Millay, poetisa.

Maxwell Bodenheim, poeta y novelista.

Sherwood Anderson, escritor.

Theodore Dreiser, novelista.

Klaus Mann, escritor.

Donald McLean, diplomático (desertó a la U.R.S.S. en 1951).

Ambrose Bierce, escritor.

Joaquín Miller, poeta.

Algunos atletas alcohólicos

Rube Waddell, lanzador de baseball.

Bugs Raymond, lanzador de baseball.

Harry Greb, boxeador profesional.

Mickey Walker, boxeador profesional.

Jimmy Slattery, boxeador profesional.

George Gipp, jugador de football.

Willie Ritola, corredor de larga distancia.

George Travers, jugador de golf.

Jim Thorpe, jugador de football, baseball y corredor.

Grover Cleveland Alexander, lanzador de baseball.

John L. Sullivan, boxeador profesional.

Fred Herreshoff, jugador de golf.

Rollie Hemsley, apañador de baseball.

Walter Hagen, jugador de golf.

Tony Calentó, boxeador profesional.

Tommy Armour, jugador de golf.

Fuente: Almanaque Insólito Tomo 4

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------