Enfermedades sociales Alcoholismo Tabaquismo Drogadiccion Estress



CONCEPTO DE ENFERMEDAES SOCIALES – Alcoholismo, Tabaquismo,Stress y Drogradicción

1-Concepto de Enfermedad Social
2-Enfermedad: Stress
3-Enfermedad:Alcoholismo
4-Enfermedad: Tabaquismo
5-Enfermedad: Drogadicción

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Enfermedades sociales son para algunos, aquellas afecciones provocadas por una deficiente condición socioeconómica. Podría decirse que se trata de enfermedades que, al afectara un individuo, están perjudicando a toda la sociedad.

En términos generales, siempre sucede así. Un hombre enfermo no sólo ocasiona problemas de atención y tratamiento, sino (pie también deja de trabajar y de producir. Si disminuyen sus ingresos, se verá afectada la situación económica de toda su familia con las consiguientes dificultades emocionales y afectivas. Pero esto no basta para considerar esas enfermedades como sociales.

Es necesario que afecten en forma más directa a la comunidad para que reciban tal calificación. Todas las enfermedades infecciosas lo son. Su sola aparición es suficiente para poner en peligro la salud de la población. Se deben tomar medidas profilácticas generales, la aislación de los pacientes, de control de sus contactos, de eliminación de insectos, arácnidos, roedores y otros, (pie actúan como vectores (es decir, como transmisores de la enfermedad).

Hay (pie evitar a toda costa su propagación, que podría eventualmente, provocar una epidemia. Son llamadas sociales todas aquellas afecciones que se manifiestan en forma endémica en una zona determinada. Por ejemplo, la tuberculosis, la lepra, el mal de Chagas, la poliomielitis, la rabia, la anquilostomiasis, las afecciones venéreas, etc. Se comprende así por qué se suelen relacionar las enfermedades sociales con una determinada clase socioeconómico cultural. Ella es la que se ve más afectada por este tipo de males.

Pero también son sociales una serie de enfermedades no transmisibles, de gran trascendencia médica y social por su extensión, por las situaciones familiares que crean, por la importancia de la educación sanitaria, etc. Como ejemplo pueden citarse el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el bocio, etc.

En estos casos resulta muy importante la educación sanitaria que conduzca al examen médico periódico, al diagnóstico precoz, al reconocimiento de los primeros síntomas sospechosos. Resulta recomendable que haya un servicio social que atienda las necesidades del paciente y su familia pues los cuatro casos mencionados, por ejemplo, producen una incapacidad total o relativa, permanente o transitoria del enfermo, (pie le impide continuar trabajando.

En los pacientes diabéticos y cardiovasculares es imprescindible una dieta adecuada. Y en los últimos, especialmente, la higiene física y mental. En el bocio endémico (atribuible ala falta de yodo en la alimentación) hay que administrar sales de yodo, por ejemplo con la sal común, a todos los convivientes con el enfermo en zonas de endemia. Aunque no sean estrictamente enfermedades, también tienen trascendencia, por los problemas individuales, familiares y sociales que ocasionan, el alcoholismo y la drógadicción.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

STRESS: EL STRESS (Estrés)  es un estado sicofísico de reacción a toda agresión. El hombre, como especie ecológica, se adepta con dificultad al mundo que él mismo transforma sin cesar. Este entorno artificial, lleno de obligaciones (sociales, morales, jurídicas), pone barreras a la exteriorización de nuestros deseos y de nuestra energía.



Causas principales. Muchas formas de stress están ligadas al mundo laboral: el trabajo produce agotamiento nervioso (ritmos infernales, ruido, temor a los accidentes profesionales, horarios, relaciones con los superiores).

El paro es, igualmente, un factor importante de stress. Las aglomeraciones, los transportes, los embotellamientos, la inseguridad o la desaparición de la “pausa-comida” a la hora del almuerzo son causas clásicas de stress.

Consecuencias. Aumento de los trastornos nerviosos (depresión, insomnio, trastornos sexuales), que favorecen un incremento del consumo de tranquilizantes, alcohol, tabaco y café, que normalmente incrementan los trastornos, en lugar de atenuarlos. Las enfermedades cardiovasculares (hipertensión, infarto) y la úlcera gástrica se ven, igualmente, favorecidas por el stress.

VENCER EL STRESS: El stress es, a menudo, descrito como el mal del s. XX. Si no se sigue una terapia adecuada (deporte, relajación, mejor higiene de vida), puede desembocar en la depresión o, incluso, en ciertas enfermedades no relacionadas directamente con el siquismo, como puede ser la úlcera gástrica.

Para vencer el stress, convendría trabajar en una ciudad pequeña, tener una vivienda cerca del lugar de trabajo, reducir la jornada laboral (aunque resulte financieramente más difícil) o, incluso, intentar crear un marco de vida lo más agradable posible. Sería conveniente tomar vacaciones más a menudo, no vacilar en salir de fin de semana y, si es posible, a lugares desconocidos.

Igualmente, debe aumentarse la actividad física, hacer deporte, que libere la energía acumulada. La relajación, la práctica del yoga o de cualquier otro método que ayude a recuperar el dominio de sí mismo y de su respiración constituyen opciones de lucha contra el stress. Hay que intentar hablar, ver gente distinta, ganar confianza en uno mismo. Finalmente, sería útil tener una actividad creativa (dibujo, pintura, escritura, etc.). Todos estos trucos no son más que medios para aprender a distanciarse con relación alas cosas.

Ver: Ampliación Sobre El Estrés

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

TABAQUISMO: El tabaco es uno de los muchos productos que América aportó al mundo, junto con el maíz, la papa, el tomate, el cacao y mil otros. Cuando Colón llegó a la isla de San Salvador halló que los nativos, a través de cañas, aspiraban el humo de ciertas hierbas. Idéntica costumbre hallaron otros españoles al desembarcar poco después en el Yucatán, cerca del poblado llamado Tabasco, donde según se cree se originó el nombre del producto. El tabaco es una planta de la familia de las solanáceas, que se da en países de clima seco y cálido. Sus hojas sometidas a determinados procesos se utilizan para múltiples usos industriales y medicinales, pero para el público en general, se las asocia solamente con la acción de fumar.

El tabaquismo tiene muchos puntos de contacto con el alcoholismo. Ambos son intoxicaciones que producen el mismo debilitamiento de la función nutritiva, la misma alteración del tejido nervioso, y la misma perturbación de las facultades sensoriales e intelectuales. Pero el tabaco, tiene además, efectos propios, sumamente nocivos. El humo del tabaco contiene sustancias tóxicas de efectos malsanos, entre ellas la NICOTINA y el monóxido de carbono, así como gran’cantidad de partículas sólidas en suspensión que al condensarse producen el llamado «alquitrán de tabaco». Entre sus componentes se han detectado más de 500 sustancias químicas nocivas para la salud.



Al inhalar el humo, todas estas sustancias penetran en el organismo y se ponen en contacto con la sangre, alcanzando en mayor o en menor medida a todos los órganos. La nicotina, por sí misma, además de su extrema peligrosidad, es un poderoso alcaloide que como todas las drqgas produce DEPENDENCIA, lo cual convierte al tabaquismo en un grave problema social: la mayoría de los fumadores confiesan que les es imposible dejar de fumar aun cuando conocen sus mortíferos efectos. Es una suerte de aceptación de una esclavitud no querida pero imposible de superar.

Además, se ha comprobado que el tabaco es CANCERÍGENO, es decir, que favorece la aparición y difusión de tumores malignos, localizados sobre todo, en los pulmones, bronquios y garganta. Entre sus efectos más comunes, figuran las bronquitis, cefaleas, afonías y otras alteraciones respiratorias. Investigaciones modernas vinculan al tabaco con el 90% de los casos de cáncer al pulmón, y como agente productor de más del 30% de todas las dolencias cardíacas y coronarias. La Asociación Médica Norteamericana asegura que más de 1.000 personas mueren diariamente en ese país, a causa de enfermedades relacionadas con el abuso del tabaco.

• El hábito de fumar perjudica notoriamente al trabajo del CORAZÓN. La nicotina es una sustancia vaso constrictora, es decir, que cierra el calibre de las arterias y capilares; con ello aumenta la fuerza que el corazón debe vencer en cada contracción y acelera el ritmo de su frecuencia.

• Particularmente grave es el uso del tabaco, aun en forma moderada, en las MUJERES EMBARAZADAS, por el efecto nocivo -realmente comprobado— que afecta al niño en gestación. El mínimo respeto a los derechos humanos debería bastar a toda futura mamá para abstenerse de fumar, en forma absoluta, durante su embarazo.

Como todas las reglas tienen excepciones, también cabe admitir que hay organismos que han desarrollado sistemas de autodefensa , y a los que el tabaco, aún.usado en forma abusiva, parece no provocarles mayores daños. El caso de algunos personajes que recuerda la historia, debería servir para confirmar la regla, en vez de excusa para imitarlos.

El consumo abusivo de tabaco, es responsable de una importante disminución de la esperanza de vida, que se puede cifrar en 3 años para 10 cigarrillos diarios, 6 años para 20 cigarrillos y hasta 8 años para 2 paquetes por día. Además de su acción sobre la mortalidad, es responsable de otros numerosos efectos.

El humo del cigarrillo contiene más de 10.000 sustancias químicas, que se pueden agrupar en 4 tipos principales:

sustancias irritantes, que ralentizan el sistema de limpieza del árbol respiratorio; monóxido de carbono, que se fija en la hemoglobina (proteína contenida en los glóbulos rojos) y ocupa el lugar del oxígeno; nicotina, que se fija a nivel del sistema nervioso y que es responsable del fenómeno de habituación, de la elevación de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial (favoreciendo el depósito de grasas en las paredes arteriales); alquitranes y agentes cancerígenos (en particular el benzopireno).

Riesgos respiratorios. Los efectos irritantes del humo son responsables de bronquitis crónica, del incremento de infecciones respiratorias (ante toda infección crónica hay que buscar un cáncer), de enfisema y, finalmente, de insuficiencia respiratoria crónica. Por otra parte, el fumador soporta peor el esfuerzo fi-sito y las estancias en altitud, pues su sangre se oxigena peor.

Riesgos cardiovasculares. El tabaco favorece la arterioesclerosis: es causa de angina de pecho y de infarto de miocardio, así como de arteritis de las extremidades inferiores.



Riesgos cancerosos. Se calcula que un tercio de las muertes por cáncer son debidas al tabaco. Los principales son los cánceres de pulmón, de esófago, de estómago y de las vías aéreas superiores (lengua, cavidad bucal, faringe, laringe, etc.), para los que la asociación tabaco-alcohol es particularmente nefasta: la irritación originada por el alcohol permite que las sustancias cancerígenas del humo penetrar mejor en los tejidos. Se observan también cánceres de vejiga y de riñón.

El tabaco constituye un peligro para la salud. Es el principal responsable de los cánceres de pulmón, cuya progresión crece argán el número de cigarrillos consumidos. Además, el tabaco es también responsable de cánceres de garganta, esófago, vejiga e, incluso, de bronquitis crónicas y enfermedades cardiovasculares. A pesar de los conocimientos cada vez más profundos sobre los mecanismos de toxicidad del tabaco y a pesar de las numerosas campañas de información, el cigarrillo  sigue siendo un hábito difícil de erradicar. Cada vez más países han elaborado leyes prohibiendo fumaren lugares públicos e, incluso, la publicidad del tabaco.

DEFENSA CONTRA EL TABAQUISMO: Lo dicho anteriormente con referencia al abuso del alcohol cabe aplicarlo respecto del tabaco.

• La ESCUELA debe cumplir con su misión informativa y de aseso-ramiento, con total valentía y veracidad, incluso en los establecimientos en los que —contrariando todas las normas— han legitimado la costumbre de fumar en clase por parte de los profesores, e incluso de los alumnos.

• La SOCIEDAD, como también se dijo, ha creado grupos asistenciales que ejercitan la solidaridad en ayuda de los adictos. Además, en uso del derecho de legítima defensa, se puede exigir la prohibición de fumar en los lugares públicos y de acceso general: el derecho que tienen los fumadores de arruinar su salud, cede ante el derecho de los vecinos, de respirar aire puro.

• Finalmente los GOBIERNOS deben también asumir su cuota de responsabilidad, incluso considerando los amplios beneficios fiscales que les representa el hábito de fumar, debido a los impuestos y gabelas que pesan sobre el tabaco. La consideración del interés público ha movido a que en ciertos países se prohiba la venta de tabaco a los menores de edad y la propaganda directa de tales productos, salvo en publicaciones especializadas. En otros, se obliga a los productores a incluir referencias concretas sobre la toxicidad del producto: con ello, al tiempo que se respeta el libre albedrío, no se coarta la libre empresa, y también se suministra el esclarecimiento debido sobre los riesgos que los fumadores corren.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

TABACO Y TERCER MUNDO: Los expertos de la Organización Mundial de la Salud han publicado nuevas estadísticas relativas a la incidencia patológica creciente en las personas adictas al tabaco. Han llegado a la trágica conclusión de señalar, que mientras en los países desarrollados y muy industrializados se observa una tendencia decreciente en el número de fumadores y una disminución paralela del cáncer del pulmón y de las cardiopatías, esta situación se ha revertido en los países subdesarrollados.

Son citados especialmente los casos de China y de la India, los dos países más poblados del planeta, en los que entre un tercio y un cuarto de la población se muestra adicta al tabaco, también en ellos se ha visto que su consumo se constituye para los jóvenes entre 18 y 20 años en la primera de las causas de muerte. Frente a esta escalada incontrolada del tabaquismo en los países en desarrollo, ¡os expertos de la OMS han llegado a la conclusión de que se puede predecir con certidumbre una epidemia de cáncer de pulmón.

La epidemia a la que hacemos referencia, siempre según los especialistas, es imputable a lo que ellos califican como «campaña de promoción tabáquica a la vez tan hábil como brutal» y que ha cambiado el modo de vivir en el Tercer Mundo.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

ALCOHOLISMO: Es la ingestión de alcohol en forma excesiva y prolongada. La incorporación de esta sustancia al organismo es nociva porque atenta en forma directa contra la salud física y el equilibrio mental.

• Los efectos inmediatos del alcohol, ingerido en forma abusiva, afectan tanto a la parte somática como psíquica, y generalmente van acompañados con actos de conducta antisocial.

• Su efecto mediato, —el más grave, tal vez—, consiste en la dependencia que provoca en el consumidor, generando una necesidad extrema de seguir bebiendo alcohol incluso en contra de su voluntad.

EL alcoholismo es responsable de una disminución de la esperanza de vida. El consumo de alcohol va en aumento constante en el mundo.

Una elevada ingestión de alcohol afecta, sobre todo, al sistema nervioso, pues el alcohol tiene afinidad con las grasas (el sistema nervioso es un tejido muy lipídico). Su expresión clínica es el estado de embriaguez que evoluciono en tres fases: fase de excitación psicomotriz y de desinhibición; fase de descoordinación de movimientos (marcha titubeante), de incoherencia verbal y de agresividad después; finalmente, fase de coma (para alcoholemias iguales a 5 g/l), que puede ocasionar la muerte.

La embriaguez suele ser causa de actos de delincuencia, de accidentes de circulación, etc. La conducción de un vehículo con más de 0,8 g de alcohol por litro de sangre constituye, en muchos países, un delito. Además, la degradación del alcohol interfiere con la de otros medicamentos: la asociación alcohol-tranquilizantes puede set responsable de comas graves.

Alcoholismo crónico. Afecta principalmente al hígado y el cerebro. El alcohol produce una destrucción progresiva del hígado, la cirrosis, que, por otra parte, favorece el cáncer de hígado. El alcohol altera la personalidad, hace que los sujetos se vuelvan agresivos, paranoicos, y provoca temblores y parálisis de las extremidades (polineuritis). Por otra parte, si se deja de beber de repente, sobreviene un síndrome de abstinencia llamado delirium tremens, verdadera crisis de agitación aguda que puede llegar a provocar la muerte por deshidratación o el suicidio.

Finalmente, el alcohol favorece los cánceres de garganta y de esófago, en asociación con el tabaco, el desvío de las reservas del organismo, que provoca desnutrición, y la disminución de la resistencia a ciertas infecciones, en particular la tuberculosis. Además, el alcohol provoca con frecuencia malformaciones fetales si es consumido por la mujer durante el embarazo.

Los mayores consumidores de alcohol son los países industrializados, pero su consumo, bajo cualquier forma (cerveza, vino, licores), traducido en alcohol puro, está en retroceso. A lo largo del decenio 1980-1990, se redujo en un 15 % en la Comunidad europea (en particular en los mayores consumidores, Francia e Italia) y en un 8,5 % en E.U.A. Por el contrario, la taso de crecimiento es muy elevada en los países en vías de desarrollo (con un aumento del 26 % en América latina).

EFECTOS DEL ALCOHOLISMO: La absorción del alcohol es rápida y se incorpora de inmediato al torrente circulatorio que irriga a todo el organismo, sin dejar célula que escape a sus efectos. Bebido en forma moderada, no ocasiona daños graves, pero de ninguna manera resulta beneficioso para la salud, como sostienen sus propagandistas, puesto que en definitiva incorpora al organismo una sustancia extraña al proceso alimenticio normal.

• El alcohol afecta en modo particular al ESTÓMAGO: su acción irritante y cáustica perturba la función digestiva, ocasionando en numerosos casos cuadros de gastritis e incluso de úlceras gástricas o duodenales.

• El HÍGADO es otro de ¡os órganos más afectados. El exceso de alcohol daña sus células, alterando sus funciones, y en muchos casos llega a provocar estados agudos de «cirrosis», grave afección hepática, de evolución lenta pero fatal.

• El alcohol también ataca en forma directa a las CÉLULAS NERVIOSAS produciendo alteraciones psíquicas expresadas por el mal humor, ansiedad, insomnio, y en casos extremos, trastornos mentales.

CAUSAS DEL ALCOHOLISMO:  Aunque las nefastas consecuencias del alcoholismo son conocidas desde antaño, recién en las últimas décadas la sociedad ha tomado cabal conciencia de la necesidad de presentarle batalla en todos los frentes, buscando, ante todo, las causas que lo provocan.

• LJna de ellas es el acostumbramiento en forma inconsciente. El uso repetido del alcohol, aún en forma moderada, conduce a la formación del hábito de beber que de a poco puede convertirse en necesidad. Importa el uso restringido del alcohol por parte de los jóvenes, para prevenir con ello que incurran en mayores excesos.

• Para muchos, el alcohol es sinónimo de alegría, y como tal, pareciera ser el elemento central de cualquier reunión o festejo. Con el tiempo, puede llegar a convertirse en el compañero indispensable de todo momento.

• Muchas veces se pretende combatir la soledad o la depresión anímica, recurriendo al alcohol como forma de evasión de los problemas, o como búsqueda de compañía. Por ello, una de las maneras más eficientes de prevenir el alcoholismo consiste en la inteligente utilización del tiempo libre.

• Parte importante de la responsabilidad recae sobre industriales y comerciantes, que atendiendo sólo a sus intereses económicos, destinan ingentes sumas de dinero haciendo la apología del alcohol. La publicidad en cines, radio, periódicos y televisión, compiten para convencer al público sobre las bondades de la bebida y sus supuestos efectos como sinónimo de felicidad, de éxito en los negocios, fuente de inspiración y mil otros mitos. En verdad, ninguna propaganda aconseja el abuso del alcohol, pero a fuer de sinceros deberían también advertir sobre los riesgos a que se exponen los consumidores.

DEFENSA CONTRA EL ALCOHOLISMO: En épocas pasadas, el alcoholismo era calificado de «vicio social», y se intentaba combatirlo apelando a los valores morales del bebedor, y a los resortes de su voluntad. Hoy se sabe que el alcoholismo ES UNA ENFERMEDAD. Es una enfermedad grave, pero CURABLE, por los actuales recursos médicos.

La lucha contra el alcoholismo debe darse:

• Ante todo, en la FAMILIA y en la ESCUELA. Los niños y jóvenes deben ser informados sobre la verdadera imagen del hábito de la bebida, distinta por cierto de la que ven en los afiches de la calle o en la televisión. Complementariamente, deben ser animados a dar contenido a sus vidas, mediante la ocupación de su tiempo, evitando con ello el ocio y la vagancia, antesalas de muchas desviaciones.

• La COMUNIDAD debe también asumir un rol de fundamental importancia. En casi todos los países del mundo, —el nuestro incluí-do—, existen numerosas asociaciones y ligas antialcohólicas que combaten este flagelo. Una de las más conocida es la asociación de Alcohólicos Anónimos, integrada por antiguos adictos que han logrado liberarse de sus redes y están por ello capacitados para ayudar a otros. La terapia se realiza mediante la integración de grupos de pacientes que en forma solidaria intercambian sus experiencias y se brindan apoyo mutuo, con resultados altamente positivos.

• También al ESTADO cabe gran parte de la responsabilidad en esta campaña, aún cuando es bien sabido que las bebidas alcohólicas constituyen una importantísima rama de la industria, de la que viven millares de familias, y de la que se obtienen importantes ingresos. Teniendo en cuenta que lo condenable no es el USO sino el ABUSO, en ello debe centrarse la acción pública. Ante todo, debería contarse con una legislación realista que impida el acceso de menores de edad al comercio del alcohol en cualquiera de sus formas. Además, deberían implementarse campañas de esclarecimiento sobre el problema, contrarrestando así la publicidad de los medios de comunicación.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

DROGADICCIÓN: El consumo de drogas, naturales o sintéticas, es uno de los problemas sociales más graves del siglo XX. Desde tiempo inmemorial, el hombre utilizó ciertos productos brindados por la naturaleza para combatir el dolor o recuperar la salud. Con el desarrollo de la ciencia, dejó de utilizar muchos elementos naturales, para ingerir sustancias químicas cada vez más potentes.

Hoy en día, el consumo de medicamentos en gran escala es una característica de las sociedades más avanzadas. Analgésicos y antidepresivos están al alcance hasta de los niños y se ingieren al menor síntoma de malestar. Miles de personas toman cada noche sedantes para conciliar el sueño, y al día siguiente ingieren estimulantes para mantenerse despejados… Según estadísticas fidedignas, en los Estados Unidos, más de 50 millones de personas utilizan hipnóticos y estimulantes en forma habitual, y un 70% de estudiantes recurren a estimulantes para mantenerse intelectualmente activos.

De esta manera, drogas medicinales que deberían ser de uso excepcional y bajo prescripción facultativa, se han convertido en elementos de rutina, utilizados a toda hora para disfrutar de minutos de tranquilidad o de euforia, o más simplemente, por costumbre.

El uso abusivo de tales fármacos, puede llegar a producir la DROGADICCIÓN, definida por la Organización Mundial de la Salud, como «el estado de intoxicación producido por el uso abusivo de drogas». Esta intoxicación también llamada toxicomanía y además, narcosis, es debida a la incorporación al organismo de múltiples sustancias como estupefacientes, alcaloides, sicofármacos y drogas.

DROGAS: SE DEFINE como «droga» toda sustancio capaz de modificar el estado síquico de un individuo. La noción de drogo está íntimamente ligada a las de habituación (necesidad de aumentar la cantidad para producir los mismos efectos) y dependencia (necesidad de procurarse el producto ya que, en su defecto, sobreviene un síndrome de abstinencia). Bite último criterio marca la diferencia entre las drogas llamadas «blandas» y las llamadas «duras». (Ver: Todo Sobre Drogas)

Las drogas blandas. Son derivados de Cannabis sativa indica, planta de la que se luma la flor (marihuana) o la tesina (hachís).

Las drogas duras, u «opiáceos», son el opio, la morfina y la heroína. Se añade a este grupo la cocaína, que no es un opiáceo, pero que produce efectos similares. Batas drogas producen una rápida dependencia, con un terrible deterioro psicofísico, y los usuarios pagan el estado de bienestar que procuran con graves síndromes de abstinencia en caso de no disponer de una dosis.

El L.S.D. (dietilamida del ácido lisérgico) es un caso aparte; es un alucinógeno que no produce dependencia ni euforia, pero que puede provocar trastornos síquicos irreversibles.

Consecuencias, desintoxicación. Aunque las drogas pueden estimular el apetito sexual, también disminuyen la potencia: la masturbación es la forma de sexualidad más extendida entre los drogadictos.

Para la desintoxicación, se debe tratar al drogadicto tanto a nivel médico como sicológico y reorganizar un status social (reinserción profesional, etc.) tras su rehabilitación.

Anfetaminas y tranquilizantes. Su abuso conduce a loo usuarios a la habituación y la dependencia. Producen una sensación de euforia y de mayor capacidad intelectual, pero cuando finalizo su efecto provocan un estado de depresión y de agotamiento próximo al estado psicótico.

EFECTOS DE LAS DROGAS: La mayoría de estas sustancias, al ser ingeridas por vía oral o inyectadas en los vasos sanguíneos, o simplemente inhaladas, producen transitoriamente una sensación de agrado y bienestar físico y en otros casos, cierto grado de excitación y euforia. Pero tal estado placentero pronto se muda en un cuadro depresivo, de delirios o alucinaciones, y otros trastornos síquicos y físicos. El grado de intoxicación puede llegar a ser muy grave e incluso, en casos extremos, poner en peligro la vida.

La mayoría de las drogas, al ser tomadas con cierta asiduidad, generan DEPENDENCIA, y en ello radica su efecto más nefasto. El drogadicto pasa a depender de la droga. El tóxico se incorpora a su organismo en forma tal que se le hace imprescindible: le es tan necesario que su suspensión puede ocasionarle graves trastornos psico-físicos.

CAUSAS DE LA DROGADICCIÓN: La drogadicción ha invadido todos los campos sociales, sobre todo los juveniles, prácticamente sin hallar resistencia.

• Como se ha dicho, la drogadicción puede ser consecuencia de un tratamiento médico que implica el uso de determinados fármacos: concluido el tratamiento, se continúa con el consumo en forma independiente.

• Muchas veces el camino de las drogas se inicia en ruedas de amigos, y se accede a ellas por compañerismo, por no parecer mojigato, o simplemente, por curiosidad.

• Otras veces la adición a las drogas es reflejo de cierto disfuncionamiento familiar. La falta de afecto y de comprensión puede impulsar a los jóvenes a tratar de evadir sus problemas, y reemplazar sus carencias afectivas buscando nuevas sensaciones.

• En ciertos países, muchos drogadictos son ex-soldados. En los Estados Unidos, luego de la guerra de Vietnam, un elevado porcentaje de ex combatientes continuaron con la práctica de la drogadicción, iniciada en los cuarteles. Modernamente el acceso a la droga se ve facilitado por su tremenda difusión. Este negocio criminal está manejado por poderosos intereses, que mediante redes de distribución existentes en todos los países, ponen el consumo de drogas al alcance de cualquier persona.

DEFENSA CONTRA LA DROGADICCIÓN:  En la actualidad, a causa del uso indebido de drogas, millones de personas se pierden para la sociedad, para el trabajo y para sus familias: la toxicomanía los sumerge en un mundo de delirio del que solo se sale con deseos de volver a entrar en él. Reiterando lo expresado con referencia al alcohol y al tabaco, puede afirmarse, con mayor razón aún, que el drogadicto ES UN ENFERMO de alta gravedad. Ante esta realidad, se abren diversos caminos:

• La PREVENCIÓN. Debe iniciarse en los primeros años, tendiendo a alertar a niños y jóvenes sobre tan agudo problema que los acecha. Además de argumentos, la escuela debe proveerlos de convicciones personales, sabiendo que el éxito o fracaso de esta prevención dependerá de la libre elección de cada uno.

• La CURACIÓN. Los adictos deben ser puestos bajo tratamiento médico en los institutos especializados existentes en la mayor parte de los países. Su rehabilitación, aunque difícil, es POSIBLE, conforme lo testimonian millares de liberados.

• La REPRESIÓN. Es necesario que las leyes repriman implacablemente el tráfico o cualquier forma de distribución del tóxico. Además, la acción defensiva del Estado, en salvaguarda de la salud de sus habitantes, debe inclusive extenderse a las relaciones internacionales: deben extremar las medidas de control y defensa contra la acción de ciertos gobiernos que facilitan la producción de drogas y su distribución en el mercado mundial por los beneficios que les producen, aún a sabiendas de que son obtenidos a costa del envenenamiento físico y espiritual de millones de personas.

En nuestre país, el problema de la drogadicción, desconocido hasta hace poces años, en nuestros días se hace sentir con creciente gravedad. La acción oficial al respecto está dirigida por el Consejo Nacional de Reeducación Social, — CENARESO—, establecido en 1974 como organismo dependiente del Ministerio de Salud Pública. En la actualidad, su acción se orienta al cumplimiento de la regla adoptada por la mayoría de los países:

«TRATAR AL DROGADICTO, PERSEGUIR AL TRAFICANTE»

Fuente:
Enciclopedia Joven Fasc. N°36 Enfermedades Sociales Edit. Cuántica
Enciclopedia Larousse Ilustrada Tomo 3
Wikipedia-La Enciclopedia de la Vida Editorial Kapelusz
Guías La Vanguardia El Niño Cuadernillo 6 Cristine Bruell
Educación Cívica 3 Alfredo Drago Editorial Stella –

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------