Asesinato de Maria Soledad Morales Crimenes Notables en Argentina


Asesinato de Maria Soledad Morales: Los Crímenes Más Notables en Argentina

CRÍMENES NOTABLES EN ARGENTINA: Algunos de los asesinatos que mas  han sorprendido a la sociedad argentina y que han marcado a fuego los prontuarios y los archivos policiales, conmoviendo a  todo un pueblo, movilizando a todos los medios de comunicación y consumiendo cientos de horas de transmisión en reportajes y juicios. Estos casos presentados son solo algunos pocos de los ocurrido en nuestra historia nacional, pero no por ello, menos sorprendentes…

María Soledad: Un crimen que cambio al país: Su asesinato reveló la impunidad del poder en Catamarca e inició un reclamo social por el total esclarecimiento BisepUeiiibreftie hallado en Catamarca el cuerpo de María Soledad Morales, una joven de 17 años. Los estudios forenses demostraron que había sido violada y asesinada.

El hecho tuvo una amplia repercusión, pues apareció vinculado a él un grupo de jóvenes, de familias cercanas al poder provincial. Los intentos para obstaculizar la investigación impulsaron una sostenida movilización popular en reclamo del esclarecimiento del crimen.

Probablemente, ciertas circunstancias del caso del asesinato de la joven María Soledad Morales nos retrotrae a aquella maravillosa obra de Lope de Vega, titulada “Fuenteovejuna”, en la que todo un pueblo supo enfrentarse al poder feudal, a través de un drama que subyace en la conciencia de toda una comunidad, o mejor dicho de toda una nación.

Asesinato de Maria Soledad Molares María Soledad Morales había nacido el 19 de septiembre de 1973 en la localidad de Valle Viejo, en Catamarca, y fue hallada muerta en un zanjón de la ruta nacional 38 dos días después de su desaparición, la cual se produjo precisamente el 9 de septiembre de 1990, cuando le faltaban 10 días para cumplir los 17 años.

Si bien las autoridades policiales catamarqueñas supusieron que la resolución del caso no demandaría una profunda investigación, y que se resolvería en pocos días, lo cierto es que hasta el momento se ha encontrado a un solo culpable, pero jamás se llevó a cabo una investigación por el encubrimiento que rodeó al caso, y que involucra sospechosos relacionados con el poder político y policial.

Lo cierto es que el caso revolucionó a la opinión pública, sacando a la luz una historia de sexo, drogas y poder que cambio para siempre a la Argentina.

Según cuenta la historia, todo comenzó el sábado 8 de septiembre de 1990, cuando Soledad y sus amigas asistieron a una fiesta de estudiantes en el boliche Le Feu Rouge.

Durante aquella noche, las compañeras de la joven notaron que Soledad estaba ansiosa, a la espera de la llegada de alguien, y sospecharon que se trataba de Luis Tula, un hombre diez años mayor que ella por el que Soledad se sentía enamorada, y que según sus propias palabras había sido el primer hombre de su vida.

Finalmente, Tula llegó a la discoteque, y según diversos testigos alrededor de las cuatro de la madrugada varios pudieron ver a la pareja en otro boliche llamado Clivus, donde también se encontraba Guillermo Luque, el hijo del diputado nacional Angel Luque. Muchos aseguraron posteriormente, que María Soledad terminó en compañía de Tula y Luque, bailando con ellos y compartiendo algunas copas, y que en determinado momento de la noche, la chica adujo que se sentía mal y quería irse a su casa, por lo que Luque se la llevó del lugar, aunque el destino era otro ya que pensaba continuar la fiesta en otro lado.

Lo que sucedió el domingo 9 de septiembre aún continúa siendo un enigma. Las investigaciones posteriores pudieron determinar que Soledad falleció en las primeras horas de ese día, a causa de una sobredosis de cocaína y luego de haber sido violada reiteradas veces.

Los que presenciaron su muerte intentaron reanimarla con masajes cardiacos que ya no dieron resultados. La frescura de la joven había quedado silenciada para siempre tras el manto implacable de la muerte, y su cuerpo era tan sólo un cadáver que pedía por justicia.

La voz popular de toda una comunidad se alzó contra el poder político y el encubrimiento del crimen de María Soledad, por lo que en 1991 la provincia de Catamarca fue intervenida y el gobernador Ramón Saadi tuvo que abandonar el gobierno, siendo sospechado como uno de los encubridores. 

hermana Pelloni de Catamarca

Con la investigación aparecieron vinculadas al hecho personas, cercanas al gobierno de Catamarca, encabezado por el justicialista Ramón Saadi.La hermana Martha Pelloni, rectora del colegio, y sus compañeros convocaron a una marcha en reclamo por el esclarecimiento del crimen, a la que se sumaron vecinos y familiares. Las «marchas del silencio» se repitieron sema-nalmente. Los medios periodísticos le dieron amplia difusión. El lento avance de la investigación convenció a la opinión pública, local y nacional, de que había un encubrimiento sistemático por parte del gobierno. Muchos regímenes provinciales, calificados de feudales, fueron igualmente cuestionados. La situación política local se hizo insostenible y, en 1991, el Gobierno nacional intervino la provincia.

En 1996 comenzó el juicio oral, en el que los imputados fueron Guillermo Luque y Luis Tula. Finalmente, dos años después Luque fue condenado a 21 años de prisión por el asesinato y violación de María Soledad, mientras que Tula fue condenado a 9 años de prisión como partícipe secundario del delito de violación.

Los únicos culpables que aún continúan libres son aquellos que participaron en el encubrimiento del caso, en el que podrían estar comprometidos el ex gobernador Ramón Saadi, el subcomisario Luis Patti y el ex presidente Carlos Menem.

Fuente Consultadas: Graciela Marker Para Planeta Sedna