Biografia de Frans Hals -Vida y Obra Artistica del Pintor Flamenco



Biografia de Frans Hals -Vida y Obra Artistica del Pintor Flamenco

FRANS HALS (1580?-1666) pintor de la escuela flamenca. Es uno de los grandes maestros en el arte del retrato. Despierta gran admiración por la brillantez en la representación de la luz y la libertad en el manejo de los pinceles.

La juventud de la escuela clásica holandesa tiene como pintor representativo a Frans Hals, el maestro de Haarlem.

La melancólica monotonía de sus últimas producciones, la reverberación del genio de un Rembrandt, el antagonismo de su pintura con los gustos predominantes en el siglo XVIII y gran parte del XIX, determinaron que sus cuadros no fueran apreciados hasta dos siglos después de su muerte.

Biografia de  Frans Hals

A fines de la pasada centuria los críticos descubrieron el valor de la producción de este pintor holandés, a quien consideraron, después de Rembrandt, como el mayor retratista de su patria.

Realmente, aunque Hals no llegue a dominar la pintura psicológica de sus personajes como aquel artista y Velázquez, su temperamento vital y dinámico alcanzó en el retrato una serie de perfección nes que pocas veces han sido superadas.

Por otra parte, en la técnica de su pintura se mostró resuelto y vibrante, con una amplia seguridad y coherencia en sus vigorosas — casi impetuosas — pinceladas.

Nació en Amberes hacia 1580 ó 1581, o quizá entre la primera fecha y 1584.

Posiblemente dio en su ciudad natal los primeros pasos por la senda de la pintura, bajo la dirección de Van Noort.

Pero esto es muy hipotético, puesto que incluso desconocemos la producción inicial de Hals como artista independiente.

En todo caso, éste no había de crecer en la rica y fastuosa Amberes que había de hacer brillar la galanura del arte de Rubens, sino en la levítica ciudad de Haarlem — burguesía hacendada, calvinista, corporativa y gremial, ilustre en los negocios, en las exploraciones y en los campos de batalla. Allí se estableció en 1590.



En Haarlem Frans halló un ambiente artístico que concordaba con sus propias aptitudes estéticas.

Su maestro, el grabador Enrique Goltzius, pertenecía todavía a la generación que gustaba del academicismo a la italiana.

En cambio, sus compañeros de promoción, como Braij y Grebber, se inclinaron, con él, al realismo en la pintura.

Hals tuvo especial acierto en entresacar de la multitud anónima los tipos característicos, los cuales le han hecho verdaderamente célebre, como sus gitanas, sus aventureros,, sus soldados y sus burgueses.

Por otra parte, aprovechando la tradición, que se había iniciado hacía poco, de presentar los retratos en un gran conjunto pictórico, creó el tipo de las composiciones gremiales y corporativas, cabal expresión del espíritu holandés de la época.

Caballero Sonriente obra artistica de frans hals
Frans Hals lograba dar un aire de espontaneidad a sus retratos, un ejemplo de ello es el Caballero sonriendo (1624, Colección Wallace, Londres).

En todos sus retratos logró reflejar un ambiente de absoluta espontaneidad; sus personajes producen la impresión de haber sido sorprendidos en una pose y con una expresión fugaces, pero características.

Ante sus lienzos desfilaron los oficiales de la guardia cívica (1616), los regentes del hospital de Santa Isabel (1641), los regentes y las regentes de la Casa de los Pobres (1664), para referirnos tan sólo a los que han dado nombre a algunas de las composiciones más famosas de Hals.

El éxito de sus cuadros le permitió vivir con cierto desahogo y atender a las necesidades de una prole numerosa, durante la mayor parte de su vida.

Hals trabajaba con suma constancia, con un promedio de cuatro a siete grandes telas cada año.

Viviendo de lo que producía el retrato, jamás rectificó de camino para lanzarse al campo de la pintura de género, la segunda gran rama del arte pictórico holandés.



Por otra parte, sus constantes estéticas apenas si evolucionaron con el transcurso de su vida, por lo que se juzga su estilo como muy estable.

Las variaciones principales obedecen a la desgracia que pesó sobre los últimos años de la vida del artista, cuando ya viejo, tenía unos setenta años (1652), tuvo que vender sus muebles y las pinturas de su propiedad para pagar las deudas que tenía contraídas.

Pobre, reducido a la máxima estrechez, amargado y viejo, vivió todavía catorce años más, pintando con el tono melancólico e impresionista de su factura final.

Murió en la ciudad a la que había dado tanto lustre, en la mayor miseria, el 26 de agosto de 1666.

ALGUNAS DE SUS OBRAS ARTISTICAS

Banquete de los Arcabuceros- Frans Hals
Banquete de los Arcabuceros- Frans Hals
La Gitana- Frans Hals
La Gitana- Frans Hals
El Alegre Bebedor - Frans Hals
El Alegre Bebedor – Frans Hals
El Jugador del Laud - Frans Hals
El Jugador del Laud – Frans Hals
  Fisher Boy - Frans Hals
Fisher Boy – Frans Hals

Con la madurez, Hals reemplazó el colorido brillante de sus primeros lienzos por un tratamiento más monocromático. En su último retrato colectivo del año 1664 , Regentes del hospicio de ancianos , limita su paleta a oscuros matices de negros y grises.

1664- Regentes del hospicio de ancianos - Frans Hals
1664- Regentes del hospicio de ancianos – Frans Hals
fuente

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------