Biografia de Isadora Duncan Historia Pionera de la Danza Moderna



Biografía de Isadora Duncan
Historia Pionera de la Danza Moderna

Biografia de Isadora Duncan Historia Pionera de la Danza ModernaBailarina estadounidense nacida en San Francisco, Estados Unidos, considerada pionera de la danza moderna al romper con los principios del ballet clásico, haciendo la improvisación y la espontaneidad de las principales características de su manera de bailar, y dando  creación de una nueva escuela de danza.

Segunda de los cuatro hijos de José Carlos y de la pianista y profesora de música Dora Gris Duncan, vivió en Chicago y luego en Nueva York, donde desarrolló su forma de bailar, descalza, vestida con túnica y de fondo sólo una cortina azul, aunque no despertó entusiasmo.

Con una formación técnica en ciernes, rechazó las reglas del ballet clásico y se fue a crear su propio estilo de baile, con túnicas y los pies descalzos como su marca registrada.

A fines del siglo pasado, no se concebía otra danza que el ballet clásico o su genuino sucesor el ballet romántico.

Sin duda este tipo de danza significaba gracia, belleza y emoción contenida, pero su formalismo oponía serias trabas al ejecutante ardoroso.

Al comienzo del siglo XX, Isadora Duncan, joven bailarina estadounidense, desatendía las normas del ballet y bailaba a su modo. Pronto se erigiría en símbolo de la revolución artística de principios del siglo actual.

La danza de Isadora suponía algo absolutamente insólito. La hermosa joven, de oscuros ojos y personalísima gracia, desterró de su estilo el ajustado tutú y demás prendas convencionales de ballet.

Vestía únicamente túnicas griegas, danzaba con los pies descalzos, y sus ademanes y evoluciones improvisados, inspirados en el arte griego, expresaban el significado de la gran música. En todas partes donde aparecía arrastraba enormes audiencias. Su innovadora danza cautivaba a los críticos.

Uno de ellos escribía:«Ni uno sólo de sus movimientos es rutinario. Cuanto ejecuta se diría trasunto de la antigua Grecia». Otro declaró que había infundido a la danza «nueva forma y vida». El arte de Isadora era precisamente esto: el doble reflejo de su lucha exterior y de su ansiedad interior.

Jsadora nació en San Francisco en 1878. Fue bailarina y cursó danza desde su niñez, y subió a la escena antes de los 20 años. En 1898 debutó en Nueva York, mostrando al público sus brazos y piernas desnudos, con la indignación de las matronas de la alta sociedad que abandonaron el teatro en señal de protesta.



El escándalo la consagró para siempre; durante los dos años siguientes actuó regularmente en los escenarios más elegantes donde acudía la aristocracia neoyorquina.

Pronto reunió cierta suma de dinero y embarcó para Europa. En Londres causó sensación durante la temporada de 1900 y prosiguió sus éxitos en Paris, Budapest, Berlín y Bayreuth (Baviera).

Isadora encarnó la rebeldía en todos los ámbitos de la existencia. Denunció el matrimonio como opresor del talento y declaró, sin embargo, que el amor es lo más importante de la vida; así, legiones de enamorados hicieron causa común con ella.

Calificó de despóticas las prescripciones del ballet tradicional y aspiró constantemente a fundar una nueva escuela donde su concepto de la danza pudiera transmitirse a las generaciones posteriores. No obstante, su peligrosa celebridad, su prodigalidad y su falta total de sentido de los negocios la enajenaron el apoyo de los financieros.

Al fin, en 1921, el nuevo gobierno revolucionario de Rusia la invitó a Moscú y a crear una nueva escuela.

Durante algún tiempo, Isadora vivió días dichosos, admirada por Lenin y otros dirigentes bolcheviques. No obstante, sus amores con Sergei Essenin, apuesto poeta de origen campesino, 17 años más joven que ella, complicaron su existencia. isadora y Essenin cotrajeron matrimonio en el otoño de 1922, en vísperas de una gira a Estados Unidos.

Pero el viaje resultó un fracaso. Su reputación de mujer independiente y amiga de los soviéticos se le había anticipado. Ella y Essenin se vieron acosados por las autoridades de inmigración y casi toda la prensa se les puso de espaldas.

Isadora se encaraba desde el escenario con los espectadores pronunciando arengas revolucionarias, mientras su marido ahogaba sus disgustos en alcohol. Los intransigentes ciudadanos de Boston criticaban su actividad política y la escasa tela de sus vestidos; pero ella, desafiante, descubrió su pecho en escena declarando que desnudez es verdad.

Billy Sunday, famoso predicador evangelista, la calificó de «zorra bolchevique», cuyas ropas cabrían en un puño. El alcalde de Indianápolis le prohibió presentarse en la ciudad. Los directores de teatros, temerosos de posibles disturbios, rescindieron sus contratos con ella.

Finalmente, Isadora fue privada de la ciudadanía norteamericana. Abrumada y exhausta, regresó a Moscú, donde su matrimonio pronto se deshizo. Essenin incurrió en alcoholismo crónico, y en 1925 se ahorcó. Dos años más tarde, el 14 de septiembre de 1927, Isadora murió también, con su cuello truncado al prenderse su chal entre las ruedas de su Bugatti. La muerte de Isadora fue tan insólita como su vida.



Escribió La Danza (1909) y la autobiográfica La vida Mi (1927). Además de estos y muchos artículos en revistas, también fue publicado póstumamente El Arte de la Danza (1928).

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------