La Educación de los Hijos y la Influencia de la Familia Historia



La Educación de los Hijos y la Influencia de la Familia

Entre los muchos factores que determinan lo que ha de ser un individuo, las fuerzas que moldean su capacidad, IUS intereses, motivos, objetivos, deseos, características personales y actitudes sociales, ninguno influye tanto como la familia en que nace. Esto es así porque la familia es el primer y más activo agente determinante de los estímulos sociales del niño, de lo que aprenderá, de las normas de conducta cuya observancia o quebranto le acarrearán recompensas o castigos.

escultura de henry Moore sober la familia

Escultura de Henry Moore sober la familia del siglo XX

La familia asegura la continuidad del cuidado del niño y la importancia de ciertas relaciones por encima de otras. Constituye asimismo un sistema de parentesco que, a su vez, es un elemento de la estructura social.

Debido a que en las sociedades primitivas la vida era un puro subsistir, en una lucha continua por la supervivencia, el niño tenía una función inmediatamente significativa en la comunidad. Desde edad muy temprana empezaba a aprender las habilidades y mañas de la comunidad, generalmente especificadas por sus necesidades. Así se adiestraban en el arte de la pesca, de la caza o del cultivo del campo, de acuerdo con las características de la vida de la comunidad en que se criaba.

El niño apenas tenía elección y el período de irresponsabilidad infantil solía concluir abrupta y rápidamente, para comenzar muy pronto a ser útil a la colectividad. Al mismo tiempo, solía criarse según unas reglas muy rígidas. Al revés que en la moderna sociedad industrial, las economías primitivas no podían, ni pueden, permitirse el lujo de la elección de oportunidades para sus hijos.

familia antigua de principio de siglo

La condición del niño dentro de la familia ha variado ampliamente de una civilización a otra, en función de las diferentes concepciones sociales, políticas y económicas. En la sociedad romana, los niños gozaban de escasa consideración en ios primeros tiempos de la República; en el grabado, la familia contempla cómo el niño da sus primeros pasos; el padre permanece apartado, pues se consideraba a las mujeres y menores como socialmente inferiores. En los extensos grupos familiares del siglo XIX, todos los miembros adultos se consideraban obligados a intervenir de algún modo en la educación de los hijos. En algunas pinturas de una tumba del antiguo Egipto se muestran el brazo de una mujer en torno a la cintura de su esposo, en tanto que su hija menor se aferra a su pierna. El motivo se repite varias veces y expresa el tema de una familia noble cazando patos en el río Nilo.

En la antigua Roma, los niños, al igual que las mujeres, eran considerados seres inferiores, y tratados como tales. Era frecuente el infanticidio, hasta que a finales del siglo III se inició una severa legislación destinada a impedirlo.

La educación se centraba principalmente en el hogar. En tiempos posteriores, a medida que Roma iba siendo más grande y poderosa, el concepto de la educación fue perfeccionándose y se exigió mayor responsabilidad a las escuelas. Sin embargo, para criar a sus hijos menores, muchas mujeres preferían emplear nodrizas extranjeras y dejar a los más crecidos al cuidado de las esclavas.



En Grecia, las mujeres lograban su pleno reconocimiento en la comunidad cuando llegaban a ser madres. La pérdida de un hijo se consideraba como una gran desgracia para una nación cuya economía de carácter agrícola requería el concurso de muchos brazos.

La concepción militar espartana del Estado velaba con rigor por la salud infantil. Se practicaba la eugenesia y todos los niños tarados eran suprimidos. Además se intentaba eliminar todo sentimentalismo en la maternidad. Los pequeños abandonaban el hogar a los siete años para ir a vivir en unos barracones donde eran sometidos a una rígida disciplina física y militar.

Actualmente, casi todos los niños se crían dentro de una estructura familiar, salvo en algunos casos, como en los kibbutzs de Israel, donde viven en guarderías comunales.

DENTRO de la familia, que es una institución universal, la tarea de criar a los hijos suele estar en primer lugar a cargo de la madre. Pero esto puede realizarse también fuera de la familia, sin que el niño distinga entonces a su madre de las personas que lo cuidan.

Igualmente, el cuidado de los niños puede estar a cargo de toda la comunidad. Después de largas investigaciones y experiencias, la antropóloga Margaret Mead afirma que este último sistema es el mejor. Su afirmación se basa en el hecho de que el niño no elige a sus padres, y, en cambio, de este modo puede escoger a los que mejor se avengan a sus peculiares necesidades afectivas.

Estudios antropológicos en el mundo entero han proporcionado una documentación muy interesante sobre los círculos de estructuración familiar. Estas relaciones complicadas, estos complejos deberes dentro del mar00 familiar, fueron desarrollados para hacer frente a las tradicionales necesidades y dieron lugar a costumbres que han permanecido inamovibles durante siglos.

Así, en determinadas poblaciones de Indonesia, el varón cabeza de familia no trabaja nunca. Tampoco puede solemnizar su matrimonio hasta que tiene un hijo suficientemente mayor para que trabaje por él. Mientras tanto, los hijos menores que van naciendo de su enlace son adoptados desde su mismo nacimiento por la abuela materna.

De este modo, el padre no casado se convierte temporalmente en tío de sus retoños y puede trabajar para ayudarles. Sólo cuando el hijo mayor llega a una edad en que es capaz de trabajar, el padre puede regularizar su unión con la madre de sus hijos. Solamente enton-ecs la pareja tiene la posibilidad legal de fundar un hogar. Mientras tanto, habrán sido simples amantes.

Un estudio sobre 192 de estas amplias sociedades familiares reveló que, el 24 por ciento tenían una estructura basada en el núcleo limitado, el 48 por ciento eran grupos vastos y complejos, y el 28 por ciento eran familias polígamas, pero no amplias. En la Inglaterra moderna, entre diversas familias elegidas al azar en una ciudad, un médico halló que aproximadamente el 70 por ciento constituían un núcleo limitado, el 20 por ciento formaban familias ampliadas y el 10 por ciento tenían una estructura irregular, como madre e hijos, padre e hijos, madre, abuela e hijos solos, etc.

Actualmente, el niño de una comunidad industrial, con sus esquemas de educación, bienestar y seguridad estatal y sus complejidades, goza de una niñez prolongada en comparación con el breve período de irresponsable descuido de que disfrutaron y aún disfrutan los niños de las comunidades más precarias. De acuerdo con la sofisticación de su sociedad, el niño de una comunidad tecnológica tiene que aprender mucho y su educación está orientada a enfrentarse con las necesidades de dicha sociedad. Su adiestramiento empieza muy pronto y es relativamente flexible, basado en la extensa gama de ocupaciones posibles.



La función del niño en una sociedad avanzada es menos vital que en una primitiva. Por este motivo, cuando se presenta la adolescencia es corriente la falta de identidad y una sensación de alienación. La familia ya no es, en los países desarrollados, el espejo que refleja la imagen de la comunidad. Puede ramificarse individualmente, lo mismo que sus miembros, y aunque todavía ejerce una función económica, se halla primariamente preocupada por la socialización de sus nuevos miembros y el cuidado de los mismos. Su cometido oficial incluye la enseñanza al niño de las actitudes y normas de comportamiento “civilizado”.

EL proceso socializante es largo. A veces, un recorrido agradable; otras, un camino difícil. El niño sigue su ruta a su modo, al mismo tiempo que adquiere las mínimas cualidades sociales y personales que se consideran apropiadas para la comunidad. Pero no siempre se convierte en una réplica exacta de las esperanzas que los demás ponen en él. Muchas influencias diferentes actúan, de modo que cada individuo es único. Por ejemplo, dos mellizos idénticos pueden ser socializados de forma distinta y convertirse en dos personas diferentes.

Imaginemos que los dos muchachos son hijos de una madre soltera e inteligente que los ha colocado bajo adopción. A uno lo adopta un matrimonio perteneciente a la clase trabajadora que habita en un suburbio de una gran ciudad, y al otro un industrial y su esposa que viven en un barrio residencial.

A los quince años, ambos adolescentes, a pesar de su base hereditaria común, serán dos personas casi totalmente diferentes. Se parecerán en el aspecto externo, ya que en eso las experiencias sociales influyen muy poco, pues es la herencia genética la que determina los rasgos físicos. Pero existirán notables diferencias en las características sociales y personales.

El niño de la clase trabajadora puede ser agresivo y, en muchos aspectos, menos inhibido y más independiente; al mismo tiempo, su lenguaje no será tan correcto gramaticalmente.

familia renacentista

 En los últimos siglos, la sensibilidad de los grandes artistas ha reconocido la importancia de la familia como célula fundamental de la sociedad, tal como aparece en estas pinturas. Vemos arriba a la familia de Jacob Jordaens (1593-1678).

obra de arte mostrando la familia

Escena campestre, pintada por Pablo Picasso, en 1903, representando una familia de la clase media.

Los dos hermanos se diferenciarán de modo sustancial en su filosofía de la vida, en sus intereses, actitudes, creencias y opiniones. El chico de la clase trabajadora vivirá más al día, sin preocuparse por la formulación de objetivos altamente culturales o profesionales. En tanto que es probable que abandone pronto los estudios, su hermano de la clase media se preocupará mucho más por sus aspiraciones académicas, dedicándose a obtener un título universitario o a los negocios, y tal vez se muestre más inhibido en el aspecto sexual.

La familia, como otros agentes socializantes (entre ellos las escuelas y las asociaciones religiosas), emplean diversas técnicas para enseñar y controlar al niño en su crianza. Generalmente son recompensas materiales y psicológicas, como la alabanza, la reprensión, el castigo, las muestras de cariño o de enfado, etc. El énfasis sobre las normas de conducta social y los medios para desarrollarlas varían a menudo de una cultura a otra, pero algunos modos de comportamiento, como la comida, las evacuaciones, la dependencia y la agresividad, están controlados por normas establecidas.

Los investigadores han explorado las formas en que las variaciones en la estructura de la familia puede incidir en la personalidad del niño y en otras características. La dimensión de la familia también establece ciertas diferencias en la forma en que un niño es criado y educado y en las cualidades que desarrolla, pero los efectos son menores y dependen de gran número de circunstancias. La familia numerosa es menos eficaz para conseguir individuos con aspiraciones y talento que las familias pequeñas, cuyos hijos suelen lograr mayores puntuaciones en los tests de inteligencia y en la escuela.

Una encuesta hecha en Estados Unidos demostró que uno de cada diez hogares con hijos menores de dieciocho años carecía de padre o de madre. En su mayor parte, eran familias destruidas por la muerte, el divorcio o la separación, y las más de las veces era el cónyuge varón el que faltaba. Las investigaciones han resaltado hasta qué punto la ausencia de cualquiera de los padres, cuya misión es guiar a sus hijos, servirles de “modelo” con los que identificarse y ayudarles a ingresar en los grupos situados fuera de la familia, puede tener consecuencias desastrosas para el niño.

Los estudios realizados sobre las experiencias sufridas por la separación conyugal durante la menor edad de sus hijos demuestran que sus efectos varían, pero que, por lo general, suelen provocar en el niño problemas de personalidad más o menos graves. Por todo ello, cabe afirmar que una familia unida es el mejor vehículo para la integración personal del niño, principalmente si sus padres constituyen una sociedad viva y compenetrada, y no sólo una fría entidad legal.

elogios importantes para la mujer

Fuente Consultada:Enciclopedia de la Vida Tomo 4 Edit. Bruguera
Tema: El Niño y El Mundo – Como Moldea Una Familia

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


OTROS TEMAS EN ESTE SITIO

final

------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------