La Familia A Través del Tiempo Sintesis de su Evolución Histórica



La Familia A Través del Tiempo
Síntesis de su Evolución Histórica

LA FAMILIA ENTRE LOS SUMERIOS
El matrimonio era monogámico y sólo la mujer legítima tenía derecho a la herencia; se realizaba mediante la firma de un contrato redactado por el novio, con el cual éste fijaba los derechos y deberes que tendría su mujer. Además establecía la indemnización que pagaría el novio en caso de infidelidad. Antes de firmar, la novia necesitaba que sus padres aprobaran el contrato.

LA FAMILIA EN CHINA
En la China antigua se consideraba inmoral en un hombre el no casarse. El celibato era un crimen contra los antepasados, contra el estado y la raza. En los tiempos antiguos se designaba un funcionario especial para que se ocupara de que todo hombre se casara antes de los treinta años y toda mujer antes de los veinte. Originariamente la poligamia no existió en China. Afortunadamente el divorcio fue poco frecuente.

LA FAMILIA EN JAPÓN
Existían en el antiguo Japón diversas clases sociales definidas. En aigunas era permitida la monogamia natural y en otras se practicaba la forma poligámica.La fidelidad matrimonial de la mujer era exigida bajo pena de muerte.

LA FAMILIA EN ASIRÍA Y CALDEA
En Asiría y Caldea se protegía especialmente a la mujer.

Merced a las excavaciones efectuadas en Susa en 1902, que dieron como resultado el hallazgo del Código del rey Hammurabi (2300 a. C), se llegaron a conocer las disposiciones que fijan los derechos y deberes del matrimonio, las penas por infidelidad, las causas que permitían el repudio o separación, etc. El matrimonio constituía un contrato del cual había que dejar acta escrita. Una de las cláusulas principales era la de la fidelidad exigida a la mujer, a quien se condenaba a muerte si no la cumplía.

LA FAMILIA EN EGIPTO
Con respecto a la familia en el antiguo Egipto, dos fuentes importantes son los escritos de Diodoro y de Herodoto. Diodoro, jurisconsulto bizantino, nos dice que la monogamia en Egipto era solamente obligatoria para la clase sacerdotal, mientras que Herodoto de Halicarnaso, en su obra «Los nueve libros de la historia», afirma que la monogamia existía en ese país como regla general.La investigación actual llegó a la conclusión de que ambos tenían razón parcialmente, pues la poligamia era practicada por la familia real y la monogamia por el pueblo.El rey tenía como esposa legítima a una de sus hermanas, pues como se lo consideraba un dios sólo una mujer que participara de su misma especie divina podía darle un hijo de su misma estirpe para sucederle en el trono.El pueblo, en cambio, era monogámico y por lo general el marido guardaba mucho la fidelidad a su mujer y viceversa.

LA FAMILIA ENTRE LOS HEBREOS
Como se desprende de la lectura del Antiguo Testamento, el pueblo judío comprendió que la familia había sido instituida por Dios como un pacto natural.

Israel fue un pueblo de larga y gloriosa historia, aunque pequeño y pobre. En él llegó la familia a su grado máximo de consistencia y respeto.
Dado el carácter sagrado que tuvo ese pueblo, desde el principio adoptó la monogamia. Sin embargo, por influencias extranjeras, algunos de sus reyes fueron poligámicos.

Pero en la época de Jesús, el carácter indisoluble y monogámico del matrimonio se hizo ley, sagrada con la sentencia y mandato de Cristo: «Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre.»

La ceremonia matrimonial entre los hebreos tenía dos etapas:

• Los esponsales, parecidos al actual compromiso entre los novios, con la diferencia que no se podían anular una vez realizados.
• Las bodas, celebración pública del matrimonio con grandes fiestas. Significaba la entrada oficial y pública de la novia en casa del novio.

Una de las costumbres practicada en la celebración de las bodas era arrojar a los novios granos de cereales, que simbolizaban la fertilidad, con lo cual ¡os hebreos deseaban a los futuros esposos una numerosa descendencia. En la actualidad la costumbre perdura arrojando granos de arroz.

El primer hijo varón, según la ley de Moisés, pertenecía a Dios. Por ello los padres para poder retenerlo debían presentarlo en el Templo de Jerusalén y ofrecer algún animal en sacrificio a Dios Nuestro Señor.

La familia entre los-hebreos era una comunidad religiosa; tenía sus fiestas especiales, cuyo celebrante era el padre, y en las cuales tomaban parte todos sus miembros. Ceremonias muy importantes impuestas por la ley tenían acentuado carácter familiar: así. la Pascua, que se celebraba en famili?.
Era importantísimo para el hombre asegurarse la permanencia de la familia, es decir, casarse. Un célibe no era verdaderamente un hombre. Por eso se consideraba el celibato como una anomalía, casi una vergüenza.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/familia1.jpg

En Grecia y Roma, la figura del padre se imponía sobre los otros miembros de la familia, al punto de tener derecho de vida y muerte sobre sus hijas, sus hijos y su esposa. La relación familiar vinculaba a los poderosos que deseaban ampliar sus tierras o extender sus negocios uniendo fortunas. Por estos motivos, para casarse, los hijos debían contar con la aprobación de los padres de ambos, realizar diversos rituales religiosos y mantener determinados comportamientos establecidos por las leyes. Estas prácticas se modificaron con el correr del tiempo; bajo el imperio romano, por ejemplo, se permitió el divorcio.

En el Islam se admitía, según su libro sagrado, El Corán, que un hombre se casara legalmente con varias mujeres, pero con la condición de poderlas sostener económicamente. Las mujeres pasaban a formar parte de su haren y todas tenían hijos con él. Aquellas que se relacionaban con hombres que no fuesen sus esposos eran condenadas a muerte.

Ver: La Familia en Roma

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Evolucion de la familia en la historia

En la Edad Media, el mundo rural se fundó en la unidad familiar, vinculada al trabajo de la tierra. Las familias campesinas estaban integradas por distintos miembros de la familia del esposo o de la esposa (hermanos, hermanas, padres y madres, etcétera). Las viviendas eran muy rústicas; no existía la noción de privacidad ni de intimidad. Toda la familia dormía en la misma habitación, sobre jergones de paja, y también comían todos juntos de una gran fuente de barro y sin cubiertos.

Hacia fines de la Edad Media, el renacimiento del comercio y de las ciudades transformó las costumbres. Según Fray Polino (1314), un testigo de la época, vivir en sociedad significaba participar en tres ámbitos: el de la gran comunidad (ciudad o reino), el de las relaciones vecinales más cercanas, y el de la familia. El renacimiento urbano impulsó el trabajo de los artesanos. Sus viviendas eran también su taller. Era común que telares y ruecas se ubicaran en la misma habitación en la que se comía y que los aprendices del oficio durmieran bajo el mismo techo que el maestro artesano y su familia.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

evolucion de la familia en la historia

En el siglo XVIII comenzó a imponerse la vida privada centrada en la unidad de la familia nuclear. La arquitectura doméstica varió profundamente; se separaron las habitaciones de dormir, de las de comer y trabajar. En la viviendas de los burgueses ricos y de los nobles, dormitorios y comedores estaban separados por pasillos que anunciaban la llegada de las visitas o de los criados. En estas casas, las mujeres aspiraban a disponer de la cámara, donde se aseaban, vestían, cuidaban a sus bebés o recibían a sus amigas, cuando se encontraban enfermas o de parto.

Ver: La Familia Renacentista

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

evolucion de la familia en la historia

Durante el siglo XIX, la revolución industrial modificó de raíz las antiguas formas de trabajo y producción. El hogar comenzó a considerarse como un lugar de refugio de las presiones que generaba la competencia propia del mercado capitalista. Hogar dulce hogar fue la fórmula para combatir la rudeza de la vida urbana convertida en una selva de cemento. El culto al hogar fue compartido tanto por las clases medias como por las clases trabajadoras. Los obreros lo consideraban un refugio para preservar la dignidad, la respetabilidad y la intimidad.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

evolucion de la familia en la historia

Las relaciones entre padres e hijos también han tenido una evolución histórica. Por ejemplo, en la Edad Media, los niños se vestían y trabajaban como adultos, e iban a la guerra como ellos. Recién en el siglo XVII se reconoció a la infancia como una etapa esencial y diferenciada del mundo adulto; los niños tuvieron juegos, ropa e instrucción a su medida.

En esta época, nacieron los conceptos modernos de paternidad y maternidad que suponen deberes de los padres hacia el niño y hacia la sociedad. Como contrapartida, la infancia de los desposeídos fue cada vez más dura en las ciudades, a raíz de la explotación infantil que produjo la revolución industrial.

En el siglo XX se han reconocido los derechos de las mujeres y de los niños. Al mismo tiempo, la libre elección de la pareja y el amor conyugal brindan a los niños un espacio familiar más adecuado para su desarrollo psicosocial.

Hasta mediados del siglo XX, el modelo familiar de la mayoría de la Humanidad compartía una serie de características: la existencia del matrimonio formal, con relaciones sexuales limitadas al ámbito conyugal; el poder del marido, de los padres sobre los hijos, o de los ancianos libre los jóvenes; unidades familiares amplias y estructura básica de padres e hijos como núcleo fundamental de la familia.

Una Familia en el Siglo XX

Ver: Sociedad en el Siglo XX

LA FAMILIA MODERNA:

Sus integrantes. Semejanzas y diferencias con la familia antigua La familia es el ámbito donde el hombre se prepara para desarrollar todas sus aptitudes. Es por eso que tanto la familia antigua como la moderna ocupan un lugar fundamental en la vida social de la humanidad. «Todo atentado contra la familia», ha dicho Pío XII, «es un atentado contra la humanidad».

En el hogar, el padre y la madre ejercen autoridad y mando, es decir, distribuyen y ordenan las actividades de todos los integrantes para atender mejor todas las necesidades. Los hijos colaboran en la realización de los propósitos que animan a sus padres.

Antiguamente, la familia se caracterizaba por una fuerte autoridad paterna, casi absoluta, y generalmente por la sumisión de la mujer a la autoridad del marido.

Actualmente las relaciones entre sus miembros son más igualitarias. La subordinación absoluta de la esposa a la autoridad del esposo se ha cambiado por una amigable unión basada en el respeto y la igualdad.

Numerosos factores han determinado las características de la familia en nuestros tiempos:

• La condición social de la mujer ha cambiado ya que:

— se ha elevado su nivel cultural; la educación de la mujer ocupa un lugar pre-ferencial en las preocupaciones del estado;
— goza de derechos civiles, sociales y políticos que antes sólo ejercían los hombres;
— se ha capacitado para realizar trabajos o desempeñar funciones en las que se destaca por su habilidad, paciencia, comprensión, etc.

• En la educación de los hijos se trata de reemplazar la ciega obediencia hacia los padres por un acatamiento inspirado en el amor y la gratitud; se procura una relación basada en la confianza mutua sin que por eso se olviden las jerarquías. Los padres tratan de que los hijos vean en ellos el respaldo que necesitan su debilidad y su inexperiencia.

• Los factores económicos influyen en el sentido de que la organización monetaria de la familia pasa a ser un tema del que todos participan. En muchos casos la mujer tiene que completar el haber familiar con su trabajo fuera del hogar.

• El aumento de la población, sobre todo en los centros urbanos, ha obligado a reducir el espacio disponible para la vivienda; esto trae como consecuencia incomodidades que cada miembro de la familia trata de superar con tolerancia.

Pero tanto antes como ahora, a pesar de todos los cambios, la familia sigue siendo factor irreemplazable en ia transmisión de valores. Es por eso que se procura ayudar a la institución familiar en todos los aspectos: económico, social, cultural, educativo, recreativo, etc.

Por ello los gobiernos y los particulares deben esforzarse para:

• procurar viviendas dignas;
• adecuar los salarios a las necesidades familiares (salario familiar);
• proteger a la madre que trabaja en el período de su embarazo;
o asegurar los medios de conservar la salud y evitar las enfermedades;
• crear condiciones dignas de trabajo tanto para el hombre como para la mujer;
• proporcionar oportunidades para la capacitación del obrero a fin de que pueda alcanzar los medios suficientes de subsistencia para su hogar;
• promover la habilitación de centros de recreación y sano esparcimiento;
• crear bibliotecas, museos y centros de divulgación cultural a los que todos los miembros de la familia tengan acceso.

Fuente Consultada:
Ciencias Sociales – HISTORIA – La Cultura Occidental hasta la Modernidad – Edit. A-Z Editora – Ema Cibotti
Formación Moral y Cívica de Blas Barisani – Editorial Estrada


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------