Diferencia entre peso y masa Concepto Físico



Diferencia entre Peso y Masa – Concepto Físico

El peso y la masa son, probablemente, las palabras más intensamente empleadas por el lenguaje científico. Están en tan íntima relación que, en circunstancias normales, el peso y la masa de un objeto tienen exactamente el mismo valor numérico. 10 kilos de papas tendrán un peso de 10 kilos y una masa de 10 kilos.

Como los valores son los mismos, se tiene la falsa impresión de que las palabras son sinónimas. Si hemos pesado una zapallo con un aparato que funciona mediante el alargamiento de un resorte (cuanto más pesado sea el objeto, el resorte se estira más), entonces medimos realmente el peso. El zapallo tiene un peso de 10 kilos.

Cuando se ponen las papas en el platillo del aparato, el resorte tira del platillo y de su contenido hacia arriba, oponiéndose a su alargamiento. Por otra parte, la fuerza de la gravedad actúa sobre el zapallo, empujándolo hacia abajo. El resorte se larga hasta que estas dos fuerzas opuestas se equilibran exactamente, y el peso se lee como una medida de dicho alargamiento.

balanza de resorte pensado

Esta balanza de resorte mide la fuerza (P) con que es atraída la masa del zapallo, que según la Ley de Newton, es igual a la masa (m) por la aceleración de la gravedad (g) , ósea: P=m.g. Esta balanza mide peso o fuerza, y según donde se haga a medición variará, porque depende del valor de «g», no es lo mismo pesar en la Tierra que en la Luna, o en cualquier orto planeta, es decir, el peso varía según la masa m y la aceleración g. Cuanto mas masa o mas aceleración, mayor será el estiramiento «x» del resorte.

El resorte mide, por tanto, la magnitud de una fuerza que intenta estirarlo, y por ello el peso debe ser una clase de fuerza. El empuje hacia abajo del zapallo  depende de dos factores: la cantidad de sustancia o materia contenida en las papas y la atracción de la gravedad de la Tierra. La masa del zapallo no depende del lugar donde se encuentre éste; a menos que se les quite algún trozo, la cantidad de materia que las compone será siempre la misma.

En cambio, el campo gravitatorio de la Tierra (la atracción que ésta ejerce sobre un cuerpo) varía. Si dejamos caer una piedra en un pozo sufrirá un incremento de velocidad de 9,8 metros por cada segundo que cae.

Si la piedra cayera desde un satélite en órbita, situado a muchos kilómetros de distancia, entonces, en un segundo, el incremento de velocidad sería muchísimo menor. Esto es debido a que la piedra se encuentra más lejos de la Tierra y la influencia de esta última sobre ella es mucho menor.

A medida que cambia la acción del campo gravitatorio de la Tierra, cambia el peso del objeto. Si utilizamos un dinamómetro, el zapallo pesará ligeramente menos en la cima de una montaña que al nivel del mar. En cambio, la masa es algo que no varía nunca. Es la cantidad de materia que contiene una sustancia.

Un bloque de plomo está compuesto de un número determinado de átomos. Cada átomo tiene 82 protones, 126 neutrones y 82 electrones. En otras palabras, cada átomo tiene cierta cantidad de materia en él. No importa que el bloque de plomo está en el fondo de un pozo, en la cima de una montaña o en la superficie de la Luna: si no se le ha quitado ni añadido nada, contiene la misma materia y, por lo tanto, la misma masa.



Por este motivo, para medir la masa hay que utilizar un aparato que dé la misma medida, cualquiera que sea el lugar donde sea utilizado. A este fin se usa una balanza. El objeto cuya masa se desconoce, se coloca en el platillo izquierdo de la balanza.

balanza de masa

El platillo desciende, y el brazo de ésta se inclina al no haber nada en el otro platillo para equilibrarlo. Unas pesas metálicas (denominación impropia, pues deberían llamarse masas) se colocan en el otro platillo hasta alcanzar el equilibrio: una masa se equilibra con otra masa.

Si se lleva la balanza a un lugar donde la atracción de la gravedad sea mucho menor, el objeto sufre un menor empuje, pero también le ocurre lo mismo a las «pesas» del otro platillo, y se obtiene el mismo resultado. La balanza de precisión se utiliza para medir masas con una exactitud de cuatro diez-milésimas.

Las pesas, por lo tanto, deben tratarse con mucho cuidado. Si se desgastan pierden cierta masa, y en contacto con los dedos se ensucian con la grasitud de las manos y sufren un aumento de masa. Por ello se deben tomar siempre con pinzas. Éste es uno de los motivos por los que las balanzas de mayor precisión se manejan por control  remoto.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de la Ciencia y Tecnología TECNIRAMA N°86

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------