Investigaciones Cientificas en el Polo Norte Estudios Realizados



Investigaciones Científicas en el Polo Norte

El aprovechamiento del Norte
GEOGRAFÍA MUNDIAL: APROVECHAMIENTO DEL POLO NORTE-INVESTIGACIONES Paule-Emile Victor, el conocido explorador ártico francés, ha dicho que el océano Glacial se convertirá en el “Mediterráneo del mundo moderno”.

[…] El Ártico no es ya el reino de la muerte blanca. Vivir en esas regiones ya se constituye una empresa heroica, pues gracias a la técnica se ha logrado, incluso, un buen nivel de comodidad en el interior de las numerosas bases que proliferan en el Ártico.

[…] Desde los años cincuenta, americanos y soviéticos han multiplicado sus esfuerzos para disponer de una red lo más extensa posible de bases aéreas y de misiles, así como de instalaciones de radar.

[…] Como consecuencia de las iniciativas promovidas con fines militares, se ha alcanzado un gran desarrollo de los conocimientos científicos, en particular de los meteorológicos. Por sí mismos, los estudios sobre el clima polar sólo interesan directamente a quienes deben vivir en el Ártico, pero dado que todo el acontecer meteorológico de esta región del globo ejerce una poderosa y directa influencia en el clima de las áreas templadas, controlar el Polo significa poder prever con gran anticipación y exactitud el tiempo que hará en las regiones más pobladas.

Además de los meteorólogos, otros muchos grupos de científicos hallan en el Ártico materia de estudios y experimentos. Los físicos pueden realizar mediciones del magnetismo terrestre imposibles en otro sitio, pues más allá del Círculo polar el campo magnético ofrece peculiares condiciones. Entre otros fenómenos, aquí pueden observarse las llamadas auroras polares.

También hay tarea para los biólogos, aunque ello pueda parecer extraño, pues el Ártico no alberga muchas formas de vida, pero las que en él se encuentran pueden considerarse importantes.

Se dedican estudios especiales al plancton, que, a diferencia del que se halla en los mares templados o cálidos, sigue un ciclo estacional, pues cuando el hielo cubre la superficie del océano Glacial ártico, la consiguiente falta de luz bloquea su desarrollo. En contrapartida, éste se hace muy rápido y vigoroso en los períodos estivales.

Así, por más que estemos muy lejos del asentamiento humano del que pretende ser profeta Paule Émile Victor, el Ártico es hoy una región donde la vida y las actividades de los hombres se van afianzando paulatinamente. Además de por mar, utilizando potentes rompehielos, por tierra, con tipos cada vez más perfeccionados de trineos de motor, y por aire, con aviones y helicópteros especialmente equipados, el Polo ha sido alcanzado varias veces “por debajo”.

La primera ocasión correspondió al Nautilus, submarino americano de propulsión nuclear que el 3 de agosto de 1958 pasó exactamente por debajo del Polo. Y tras él, su gemelo Skate emergió en el mismo punto fundiendo el hielo con chorros de vapor sobrecalentado.

Aviones de diversas compañías vuelan a diario por encima del Polo desde que la gran altura alcanzada por lossuperjets permite pasar, sin mayores problemas, sobre la masa de nubes de tempestad que cubren la región, una vez resueltos algunos problemas técnicos relativos al funcionamiento de los instrumentos en la proximidad del Polo magnético. Todo ello a sólo treinta años de distancia de la empresa de Amundsen y Nobile, los primeros que sobrevolaron el Polo a bordo del dirigible Norge en 1926.

Por último, debe recordarse que los grandes proyectos realizados por la técnica naval y por los sistemas de navegación han permitido volver, con halagüeñas posibilidades de aplicación práctica, a la ruta del legendario paso del Noroeste. En efecto, en octubre de 1969, el petrolero norteamericano Manhattan logró arribar aPrudhoe Bay, en Alaska, procedente de Chester, en la costa atlántica de los Estados Unidos.

El mismo relieve que se dio a la empresa, llevada a cabo por un buque especial (el Manhattan tenía la proa modificada y era, en la práctica, un enorme rompehielos), testimonia el hecho de que aún no puede seguirse la ruta del Noroeste como cualquiera otra normal. Sin embargo, en un futuro ya próximo, el mismo viaje que costó tantos sacrificios a los audaces pioneros del Ártico ya no constituirá problema alguno.

GEOGRAFÍA MUNDIAL: APROVECHAMIENTO DEL POLO NORTE-INVESTIGACIONES

El mayor conocimiento del Ártico comenzó en el siglo XVI cuando varios países europeos trataron de encontrar nuevas rutas para llegar al Extremo Oriente (India y China) sin circunnavegar el continente africano.

Si bien el hallazgo de los pasos del Nordeste (Nordenskjold, 1879) y del Noroeste (Amundsen, 1903-1906) llevó muchos años y vidas, permitió sin embargo aumentar los conocimientos de la región ártica, obtener grandes adelantos en las técnicas de navegación, localizar nuevas áreas pesqueras, etc.

Los avances tecnológicos de este siglo revolucionaron las comunicaciones intercontinentales: permitieron que a partir de 1954 las compañías de aviación utilizaran la ruta transpolar reduciendo el tiempo y kilometraje de vuelo entre Europa, América y Asia.



PARA SABER MAS…

El primer Año Polar Internacional tuvo lugar en 1882, pero fue el segundo, realizado el año 1932, el hito fundamental desde el cual partimos para historiar el presente del Ártico.

Sin lugar a dudas, las tareas que llevaron al conocimiento del Polo Norte fueron efectuadas por los rusos, dueños de casi la mitad de las tierras y mares árticas, y por los estadounidenses y canadienses, sin dejar de mencionar a los ingleses y escandinavos, pero en menor medida. Los rompehielos soviéticos iniciaron la navegación permanente en esta región; fue primero el “Sibiriakov”, seguido en 1934 por el “Lutke” que unía Vladivostok y Murmansk en 83 días de navegación.

A partir de entonces transformaron en comerciales las vías navegables. En los años anteriores a la guerra de 1939 los soviéticos rea/izaron varias expediciones exploratorias tendientes a adquirir un cabal conocimiento de la región, necesario para su desarrollo y explotación económica.

En 1937 ya se habían realizado vuelos traspolares sin escala entre Moscú y Vancouver y entre la capital soviética y California (unos 10.000 kilómetros). La segunda guerra mundial motivó el uso de las rutas árticas, y, bajo secreto militar, EE.UU. proveyó de armamentos a la U.R.S.S. por dicha vía.

Finalizada la contienda, las naciones dedicadas a la exploración económica de la región aportaron da tos cien tíficos para posibilitar las rutas aéreas que hoy surcan su espacio. Pero el período de “guerra fría” que se inició en 1945 impidió la colaboración y compulsa de todo lo realizado y explorado hasta esa fecha. La energía atómica prestó su apoyo técnico y así surcan los mares rusos rompehielos con energía atómica, y los submarinos estadounidenses “Nautilus” y “Skate” cruzaron en aguas profundas por debajo del Polo, sin emerger (1958).

En 1960 el “Seadragón” y el “Sargo” repitieron la travesía, pero el primero de ellos emergió rompiendo la capa de hielo, con lo que se dejó por sentado el dominio que se tiene del mar en la actualidad. También se ha logrado el dominio del aire, ya que son muchas las líneas aéreas que hacen la travesía desde América hasta Europa y viceversa. A partir de 1952 realizan vuelos comerciales sin problema alguno.

El panorama que se otea demuestra el valor estratégico de esta región, puesto que se han instalado innumerables bases meteorológicas, científicas y militares, destacándose los sistemas de alarma de radar de EE.UU., que constituyen la línea de alarma boreal. Sus estaciones, atendidas por unas 1.300 personas, se extienden desde Islandia hasta las islas Aleutianas.

La línea de defensa polar estadounidense comienza en Thula (Groenlandia), donde cuatro antenas de radar, con un alcance de 5.600 kilómetros, vigilan los cielos, y con ayuda de computadoras electrónicas podrían advertir antes del impacto en qué lugar caería el supuesto proyectil balístico. Más de 50estaciones forman una red de 7.240 kilómetros de largo. A pesar del hermetismo soviético, se descarta que en su zona de influencia se han instalado equipos semejantes que ‘hacen el equilibrio militar actual.

Anesa – Noguer – Rizzoli
Geografía Universal Ilustrada, Nº 76





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *