CLASIFICACIÓN DE LAS AGUAS CONTINENTALES: GEOGRAFÍA ARGENTINA:






CLASIFICACIÓN DE LAS AGUAS CONTINENTALES

Aguas Continentales: Son las que se localizan en las tierras emergidas y pueden ser superficiales (ríos, lagos, lagunas); y subterráneas, acumuladas por filtración.

La Tierra es el único de los planetas conocidos que contiene agua. Gracias a este, llamémosle «capricho» de la Naturaleza, ha sido posible el desarrollo de la vida. De hecho, las primeras formas de vida fueron pequeñas plantas marinas gracias a las cuales comenzó la creación de oxígeno y surgió en la atmósfera una capa de aire apto para la respiración. El agua es fundamental en nuestro planeta, lo que explica que ocupe un 70,8% de la superficie de la Tierra, mientras que la superficie sólida se extiende tan sólo sobre el 29,2 % restante.

Dentro de esta enorme masa acuática, el agua dulce líquida que circula por los continentes, o permanece estancada en ellos, representa un porcentaje pequeñísimo, el 2 %. Y pese a ello desempeña un papel fundamental, ya que gracias al agua dulce muchos seres vivos, incluido el hombre, consiguen saciar su sed, ademas de obtener alimento y fuerza para la producción de energía.

El agua que circula por los continentes está en movimiento constante. Su origen se encuentra en la atmósfera, que se carga de humedad gracias a la evaporación y, al producirse un descenso de las temperaturas, se condensa el vapor de agua que contiene en las minúsculas gotitas que forman las nubes y que finalmente precipitan en forma de lluvia o de nieve. Esta agua que cae al suelo desde las nubes, vuelve en parte a la atmósfera por evaporación, en parte se filtra y forma corrientes subterráneas y en parte discurre libremente por la superficie formando corrientes de diversa importancia.

Aguas de escorrentía

Este tipo de agua continental, hace referencia a aquella multitud de corrientes sin cauce fijo que fluyen en cuanto comienza una precipitación intensa, ya que no puede ser absorbida por el suelo hasta algunas horas más tarde. Es decir, que son corrientes de escasa duración, pero con la característica de poseer una fuerza monumental que les da intensidad al poder erosivo.

Este poder tiene como facultad principal contribuir a formar ríos más o menos grandes. Esto se debe a que las corrientes cuando discurren por pendientes pronunciadas, arrastran consigo arenas, piedras, entre otros materiales; logrando muchas veces excavar profundos surcos en el terreno. O bien, en aquellos lugares áridos, donde la vegetación es inexistente provoca graves daños, ya que arrastran el suelo, dejando al descubierto el manto o la roca desnuda que son estériles y por lo tanto sin aprovechamiento económico.

Dos formas de erosión características del relieve terrestre, provienen de la acción de las aguas de escorrentía. La primera de ellas es la más común denominada “badlands”, es decir surcos profundos y estrechos separados entre sí por crestas muy pronunciadas. Estas formas son características de las regiones áridas y se originan siempre en zonas de pendiente.

Y las segundas, se trata de grandes rocas verticales cubiertas con una especie de sombrero, denominadas pirámides de tierra (dames coiffées). Esta forma de erosión se origina cuando una roca dura impide la erosión de una roca subyacente, mientras que el terreno que lo rodea se encuentra desgastado.

Torrentes

Cuando las aguas de escorrentía se concentran y discurren por un cauce único originan un torrente. Es decir, un curso de agua de carácter ocasional que discurre por profundos cauces excavados por las aguas en vertientes de pendiente pronunciada.

Estos torrentes pueden originarse con agua de lluvia y también con agua procedente del deshielo (nieve o glaciar). Por lo general estos son visibles después de las lluvias intensas en las zonas montañosas, mientras que en las épocas restantes su cauce queda al desnudo (sin agua).

La fuerza de la corriente y consecuentemente su acción erosiva, constituyen las dos características fundamentales de los torrentes. Estos además, cuando están plenamente formados constituyen zonas bien diferenciadas.

La primera se denomina cuenca de recepción, y corresponde con la parte alta del torrente. Su forma es similar a la de un embudo y en ella se concentran las aguas de escorrentía. Otra de sus zonas, es el cauce en pendiente por el que discurren las aguas, llamada canal de desagüe. Y finalmente la tercera zona, se conoce como cono de deyección (o parte baja del torrente). Esta constituye el lugar en donde las aguas depositan gran parte de los materiales que han arrasado, porque es un área de contacto entre la pendiente y el llano.

Ríos

De la totalidad de aguas que fluyen por la superficie terrestre, los ríos son la forma más completa y desarrollada.  Estos por lo general, trasladan una gran cantidad de agua a través de un cauce fijo, desde su naciente (punto de origen) hasta su desembocadura (terminación). Esta última, puede tener lugar en el mar, en un lago, o en otro río. Y debido a ello es que los ríos se dividen en cursos principales (es decir, aquellos que desembocan en el mar o en un lago) y afluentes (aquellos, que vierten sus aguas en otro río).


Anuncio Publicitario


Una serie de variables, como la longitud, superficie de una cuenca, su régimen y su caudal; son los que caracterizan y distinguen a un río de otro.

Por ejemplo, si hablamos de la extensión de un curso desde su naciente hasta su desembocadura medida en kilómetros, nos estamos refiriendo a la longitud de un río. Actualmente, en el mundo estos difieren enormemente ya que encontramos los más extensos (más de 6.000km, el Nilo) hasta aquellos que no sobrepasan los 100 Km. recorrido.

En cambio, la cuenca de un río hace referencia a la superficie total de terreno cuyas aguas superficiales se dirigen directa o indirectamente a dicho río. Entonces, esta cuenca incluiría un río principal con todos sus afluentes, formando lo que se conoce como red hidrográfica. Así, la superficie de esta cuenca se expresará en kilómetros cuadrados, delimitada por zonas conocidas como divisorias de aguas, a partir de las cuales las aguas fluyen hacia una red hidrográfica u otra.

La cantidad de agua que transporta un río, medida en un punto concreto de su recorrido, se conoce comocaudal. Sin embargo, este no es estable. A lo largo del año experimenta variaciones: crecidas (aumento del volumen del agua transportada), estiajes (cuando se produce una disminución). Si estos cambios resultan muy evidentes se puede hablar de que el río posee un caudal muy irregular.

En cambio, el régimen de un río indica la fuente de alimentación y las variaciones estacionales que esta experimenta el caudal. Por ejemplo, se habla de régimen pluvial cuando la fuente de alimentación proviene del agua de lluvia; y nival cuando el agua proviene de las nieves. De acuerdo a las variaciones en el año, el régimen de un río a su vez puede ser simple (cuando experimenta una sola crecida y estiaje durante el año) o complejo (cuando presenta varias altas y bajas de aguas durante el año).

Finalmente, se podría decir que son muy variadas las formas en que puede comenzar la vida de un río (brotar de un lago, glaciar, fusión, manantial). Pero siempre deberá considerarse en su recorrido tres etapas fundamentales: el curso alto o también llamado juventud; el curso medio (madurez) y el curso inferior denominado vejez del río). Cada uno de ellos tiene características que le son propias, junto a procesos erosivos de transporte y erosión particulares.

Lagos

Son extensiones de agua dulce más o menos grandes que carecen de contacto con el mar. No poseen procesos erosivos y variaciones de mayor consideración, por lo que diríamos que son estables. Esta es una de las características que los diferencia de los ríos.

Su fuente de alimentación es muy diversa, pueden proceder del agua de lluvia o de las nieves; pero también pueden provenir de otros ríos, glaciares o incluso de aguas subterráneas.

Tal es así, que cuando estos son alimentados por aguas de un río o varios, con régimen fluvial, y a los ríos que le vierten las aguas se los denomina tributarios. No obstante, puede suceder que de las aguas de un lago nazca un río, denominados emisarios de un lago.

cuadro clasificacion aguas continentales

importancia aguas continentales

Fuente: MARRED, Enciclopedia Temática Color. El universo y la tierra





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *