El Santo Sudario En Argentina Manta Sagrada de Cristo



Historia del Santo Sudario En Argentina

LA MANTA SAGRADA DE CRISTO EN SANTIAGO DEL ESTERO:

La ciudad de Santiago del Estero posee una de las copias fieles que hay en el inundo del lienzo que cubrió el cuerpo de Jesús después de su martirio. El original se guarda en Turín, y, según las explicaciones de algunos científicos que lo investigaron, la imagen de Jesucristo se habría marcado en la tela debido a una curiosa combinación de reacciones químicas.

Cuando la mortaja, impregnada de áloe, bálsamo y otros ungüentos antes de envolver el cadáver, entró en contacto con la sangre de las heridas del Crucificado, se produjeron reacciones químicas que mancharon el sudario oscureciéndolo donde el roce con la piel era mayor.

El proceso determinó que la imagen de Cristo se grabara en el paño con una nitidez que permite distinguir perfectamente su silueta y las marcas de las crueles llagas.

santo sudario en santiago del estero

Cuando en 1532 se produjo un incendio en la catedral de Chambery, donde se guardaba el cofre que la resguardaba, la reliquia fue retirada de la capilla y se comprobó entonces que sólo tenía deterioros de poca importancia. Con todo, para prevenir los riesgos de un accidente más grave, la sábana fue envuelta en dos paños de hilo del mismo tamaño y colocada nuevamente en un relicario.

Al ser sacados a luz, en 1578, se observó con asombro que los lienzos protectores también tenían grabados —aunque en negativo— los rasgos del Crucificado. El Papa dispuso entonces obsequiar una «sábana-copia» a los reyes de Francia y otra al monarca español, Felipe II, que dispuso enviarla a la «muy noble y muy leal» capital del Tucumán.

Se estima que la sagrada reliquia fue traída a Santiago del Estero entre 1580 y 1592 y que no sería ajeno al hecho el obispo Victoria.

Lo cierto es que la copia del santo sudario fue guardada durante décadas por los padres jesuítas, que cuando en 1767 recibieron orden de abandonar el territorio, la dejaron al cuidado de una familia del lugar, que la donó luego a la iglesia de Santo Domingo. Allí la veneran desde hace muchas décadas los santiagueños.

Fuente Consultada:
Hombres y Hechos de la Historia Argentina – Editorial Abril –

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------