Batalla de Accio Roma Ataca Egipto Causas



Causas de la Batalla de Accio: Roma Ataca a Egipto

ROMA ATACA A EGIPTO -MUERTE DE JULIO CESAR

Batalla de Accio (31 a.C.): El destino de Europa fue determinado por la decisiva batalla histórica de Accio.

Si las fuerzas navales de Antonio y Cleopatra hubieran vencido a las del hijo adoptivo de Julio César, Octavio, entonces  Alejandría (Egipto) se hubiera convertido en la capital del Imperio Romano y en el eje no cristiano de la cultura europea.

batalla de accioDespués del asesinato del César en el año 44 a.C. por obra de envidiosos conspiradores, se formó un triunvirato con el emperador Octavio gobernando el oeste y Lapido, el África cartaginesa.

Lo mejor de Antonio era el oriente encantador… y Cleopatra.

Los conspiradores querían una república gobernada por un Senado constituido por propietarios. Octavio y Lépido podían aceptar esto, pero Antonio se inclinaba preferentemente porque se perpetuara un emperador divino.

Se produjeron dos batallas seguidas en Filipos donde el ejército republicano dirigido por Casio y Bruto (cabecillas de la conspiración asesina) fue derrotado. Esto acabó la cuestión: Roma tendría una autocracia.

Octavio procedió a incitar al Senado a declarar la guerra a Cleopatra pero no a Antonio. Este proyecto decisivo no tuvo éxito.

Antonio y Cleopatra trasladaron juntos sus fuerzas de mar y tierra a Accio, en la orilla sur del golfo de Ambracia, para establecer una base fortificada. Esperaban luchar con Octavio más tarde, claro esto era en el futuro, y consideraban necesario estar preparados.

El 2 de septiembre del año 31 a.C. las flotas trabaron batalla. La de Octavio estaba en ventaja, ya que sus barcos eran más pequeños y maniobrables.



Cuando la derrota parecía inminente, Cleopatra (por razones conocidas sólo por ella) se escapó con 60 barcos, abandonando a Antonio sin apoyo. Luego, él abandonó atolondradamente a sus fuerzas y en una galera la siguió. Octavio fue el vencedor indiscutido.

Un año más tarde, cuando Octavio invadió Egipto, Antonio —creyendo que Cleopatra estaba muerta— se suicidó. Al ver allí, aún con vida, que Octavio planeaba una marcha victoriosa a través de las calles de Roma para exhibirla como cautiva, eligió el misino camino que su amante.

Octavio regresó a Roma y se rebajó dando las riendas del gobierno al Senado y al pueblo. Ellos respondieron honrándolo con un título doble: de «Augusto» y el rango de tribuno para toda la villa, Así entonces se convirtió en el primer emperador del Imperio Romano.

Fuente Consultada: Almanaque de los Insólito Tomo 3 Wallace-Wallechinsky

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------