Origenes del anarquismo Diferencias Socialismo y Anarquismo Resumen



Orígenes del Anarquísmo – Diferencias entre Socialísmo y Anarquismo

El anarquismo:

  Proudhon)El término «anarquía» y sus derivados, originarios de la voz griega anarchos («sin mando»), fueron usados por primera vez en sentido político durante la Revolución Francesa.

En la década de 1840, Proudhon reivindicó positivamente tales términos aplicándolos a sus teorías. Posteriormente, Bakunin, Kropotkin y Malatesta abundaron en las ideas expuestas por aquél y las forjaron en una práctica revolucionaria. (imagen: Proudhon)

De este modo, en la segunda mitad del siglo XIX se desarrolló una corriente ideológica autónoma denominada «anarquismo», de gran aceptación entre las masas populares, que compitió con el marxismo en capitalizar el movimiento obrero.

No obstante, su proyección histórica fue menor que la del socialismo científico, tanto por sus propias limitaciones teóricas cuanto por la mayor represión de que fue objeto.

El anarquismo no es una doctrina rígida y monolítica, sino que posee múltiples variantes, inherentes a su propia naturaleza, que insiste en el adogmatismo, la libertad de elección y la primacía del criterio individual. En conjunto, constituye un sistema de pensamiento que pretende transformar la estructura de la sociedad sustituyendo el estado por fórmulas de cooperación no gubernamentales entre individuos enteramente libres.

1) La autonomía individual. El análisis de la naturaleza humana parte de un hecho incontrastable: su libertad absoluta. Los anarquistas propugnan el antiautorítarismo y desdeñan los poderes autolimitados, como la democracia parlamentaria, pues implica la delegación de la soberanía individual y la renuncia a la toma de decisiones personales. Desconfían de los partidos políticos en cuanto reproducen las relaciones de poder en su organización interna.

2) La revolución anarquista. Se busca la libertad total con un sentido solidario: no habrá libertad individual sin libertad comunitaria. Los anarquistas se consideran apolíticos y antipolíticos, rechazan la acción política y la propia conquista del estado. Sus medios de lucha son esencialmente sociales y económicos. La revolución social dependerá de la actuación libremente adoptada por cada individuo soberano: se afirma un voluntarismo revolucionario, contrario a las tesis marxistas.

3) La nueva sociedad. «Destruyo y edifico» es el lema de Proudhon. Simboliza las dos vertientes de la teoría anarquista. Por un lado, la necesidad de abolir el estado, las naciones y sus relaciones de propiedad mediante la violencia. Por otro, la creación delverdadero orden social asentado en principios morales defensores de la libertad e igualdad de todos los in dividuos: la instauración del socialismo libertario.

El individualismo de concepto e interpretación propio del anarquismo no excluye tendencias al pensamiento de grupo, forjadas a partir de circunstancias comunes y afinidades personales. La impronta marcada por autores sobresalientes se traduce en el reconocimiento de sus aportaciones por parte del movimiento anarquista.

De este modo, surgieron diversas corrientes o escuelas englobadas bajo el título genérico de «anarquistas». Sus diferencias estriban, en gran medida, en actitudes y conceptos variados o contrapuestos acerca de los métodos revolucionarios (el recurso a la violencia) y la Organización económica de la nueva sociedad.

1) Individualistas y nihilistas. Max Stirner (1 806-1 856) plasmó en El único y su propiedad una visión individualista del hombre, despojado de cualquier referencia social. Exalta como único valor el «yo», preconizando una «unión de egoístas» y el enriquecimiento personal sin ninguna solidaridad. Esta interpretación dedvó en el nihilismo, que rechaza cualquier principio moral o ley natural.

2) Mutualistas. Seguidores de Proudhon, creyeron en la resolución del problema social sin violencia. El cambio llegaría de la proliferación de sociedades de apoyo mutuo que aseguraran la justicia a través del intercambio recíproco de bienes, servicios y valores morales.

3) Anarco-colectivistas. También llamados bakuninistas, en honor del ruso Mijail Bakunin (1814-1876) (imagen), impulsor delruso Mijail Bakunin  movimiento anarquista en Europa. Bakunin heredó de Proudhon el federalismo y la importancia concedida a las asociaciones de obreros. En cambio, entendía que la violencia era consustancial a la revolución. Cataloga al campesinado no propietario como el principal motor revolucionario y defiende la colectivización de los medios de producción a cargo de instituciones (comunas) de voluntaria integración, pero manteniendo el salario como forma de distribución de la producción.

4) Anarco-comunistas. El príncipe ruso Piotr Kropotkin (1842-1 921) revitalizó el anarquismo sobre fundamentos científicos y con un componente ético más acusado. En contra de los anarco-colectivistas, negó la validez del salario como forma de retribución en la sociedad futura. El principio «de cada uno según sus recursos, a cada uno según sus necesidades» recoge el espíritu de esta escuela, cuyo proyecto se denomina «comunismo libertario».

5) Anarco-sindicalistas. Esta doctrina predica la fusión del anarquismo con el sindicalismo. El sindicato se convierte en el centro de la actividad obrera y los medios de lucha y concienciación se amplían. Incluían una nueva táctica, la huelga general, con la que se pretendía el colapso del sistema capitalista , y en última instancia, la revolución.

Ni Iglesia ni Estado
En la naturaleza como en la sociedad humana, que no es aún otra cosa que esa misma naturaleza, todo lo que vive, vive sólo con esa condición suprema de intervenir de la manera más positiva, y tan poderosamente como lo comporte su naturaleza, en la vida ajena.

La abolición de esta influencia mutua sería, pues, la muerte. Y cuando reivindicamos la libertad de las masas no pretendemos en absoluto abolir ninguna de las influencias naturales de ningún individuo ni de ningún grupo de individuos que ejercen su acción sobre ellas. Lo que queremos es la abolición de las influencias artificiales, privilegiadas, legales, oficiales.

Si la Iglesia y el Estado pudieran ser instituciones privadas, nosotros seríamos indudablemente sus adversarios, pero no protestaríamos contra su derecho de existir. Pero protestamos contra ellos porque siendo indudablemente instituciones privadas en el sentido de que sólo existen en efecto para el interés particular de las clases privilegiadas, no por ello se sirven menos de la fuerza colectiva de las masas organizadas con objeto de imponerse autoritaria, oficial y violentamente a las masas.
BAKUNIN

Rebeldía contra el Estado (…)Estado es una institución histórica, transitoria, una forma pasajera de la sociedad. (…) La rebeldía es mucho más fácil contra el Estado, puesto que en la naturaleza misma del Estado hay algo que provoca a la rebeldía. El Estado es la autoridad, es la fuerza, es la ostentación y la infatuación de la fuerza. No se insinúa, no trata de convertir: y siempre que lo intenta, lo hace mili muy mala pata; pues su naturaleza no consiste en persuadir, sino en imponerse, en forzar.



Se esfuerza un poco con enmascarar su naturaleza de violador legal de In voluntad de los hombres, de negación permanente de su libertad. Incluso cuando ordena el bien, lo perjudica y echa a perder, precisamente porque lo «ordena», y que toda orden provoca y suscita las rebeldías legítimas  do la libertad; y porque el bien, desde el momento que es  ordenado, desde el punto de vista de la auténtica u moral, de la moral humana (no divina por supuesto), desde el punto de vista del respeto humano y de la  libertad, pasa a ser el mal. La libertad, la moralidad y la digitad humana del hombre consisten precisamente un uso, en que hace el bien no porque se le ordena sino porque lo concibe, lo quiere y lo ama.
BAKUNIN.- La libertad.

DIFERENCIAS ENTRE EL MARXISMO Y EL ANARQUISMO:

a) Diferente concepción de la historia. Marx concibe la historia como un proceso de fuerzas suprapersonales, cuyas piezas son las clases; Bakunin centra su atención en el hombre concreto, al que considera capaz de vencer las fuerzas de la historia. Fuerza social frente a fuerza individual.

b) Preparación de la revolución social. La revolución social requiere una preparación -es una idea marxista que Lenin llevará a su grado máximo-. La clase revolucionaria es el proletariado industrial y su primera fase la toma de conciencia de clase, la conciencia de pertenecer al grupo social caracterizado por la no posesión de los medios de producción. Estas ideas de Marx son rechazadas por Bakunin. Acciones individuales, actos espontáneos y aislados, pueden crear una situación revolucionaria; es la «propaganda por el hecho».
Además, para Bakunin los campesinos constituyen masas revolucionarias en potencia. El marxismo prendió en países industriales: Inglaterra, Alemania, Francia; el bakuninismo, en países agrarios: Rusia, España.

c) La dictadura del proletariado. Tras la conquista del poder, es una fase inexcusable para Marx. La oposición de Bakunin a toda forma de poder le lleva a rechazarla de plano.

La posición de las dos corrientes difiere porque los marxistas aceptan el juego político, con intervención en elecciones y parlamentos, en tanto los anarquistas abominan de la política, no llegan a fundar partidos sino sindicatos y no participan en el juego electoral. De la misma forma mientras los partidos socialistas procedieron a alianzas con partidos burgueses de la izquierda republicana en varios países, los anarquistas actuaron siempre en solitario. Es indudable que la presencia socialista en la historia política ha sido mucho más importante que la anarquista.

d) Diferencias en el plano nacional e internacional. Si en el plano antropológico el anarquismo ha resaltado al individuo o a la colectividad local frente a la organización nacional de que se dotaron los partidos socialistas marxistas, en el plano internacional los anarquistas optaron por las opciones nacionales –y dentro de ellas por las regionales, con clara preferencia por el federalismo-, a diferencia de sus oponentes, que postularon la internacionalización del movimiento obrero y el carácter unitario que debía asumir la lucha del proletariado.

No resulta difícil en una espigada lectura de páginas de los dos pensadores encontrar puntos en los que el juicio es opuesto. Se explica así el choque en los primeros Congresos obreros y la prohibición temprana de asistencia de los anarquistas a los mismos.

En la revolución rusa del año 1917, Lenin, que sigue el ideario marxista, eliminará en seguida a los anarquistas, porque considera que su individualismo y la pretensión de autonomía de las aldeas y ciudades es peligrosa e incompatible con el proyecto de transformación de Rusia. Un anarquista, Volin, expuso en un libro con toda claridad la incompatibilidad entre los proyectos de Lenin y los de los anarquistas.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria1.jpg



PARA SABER MAS…

Entre los principales pensadores anarquistas se impone comentar a Max Stirner, Joseph Proudhon, Mijait Aleksandrovitch Bakunín y Pedro Kropotkin , quienes elaboraron una verdadera doctrina.

MaxStirner: (1806 —1856). Este filósofo estuvo relacionado en sus comienzos con el hegelianismo de izquierda. Para Stirner, el centro de todo es el hombre, pero no el hombre como grupo humano o en sentido generalísino el individuo, y más concretamente «yo mismo». Desarrolla la idea del «único», que «soy yo mismo» y que existe y es una realidad anterior a toda exterioridad.

Por lo tanto,el «único» es anterior e independiente de toda forma social (el estado, las leyes, etc.). Rechaza Stirner toda forma de coacción que pueda someter al «único» y proclama que debe tener libertad absoluta, y en forma libre unirse con los otros «únicos».

Resumiendo, Stirner propugna la independencia del «único» y de todas las formas de coacción a través de la supresión de sus fuentes: estado-leyes- religión- etc. De esa manera se podrá desarrollar libremente el «único» y podrá establecer libres relaciones con los otros «únicos».

Joseph Proudhon: (1809-1865). Vinculado a los socialistas utópicos, Proudhon se sitúa en una posición antagónica al individualismo absoiuto y al socialismo estatal. Concibe la justicia como una armonía universal y niega a ésta el derecho a convalidar el dominio de un grupo humano sobre otro. Dice que la forma de relación económica y moral destruyen el equilibrio esencial de la humanidad.

Propone la supresión del estado y la formación de asociaciones libres basadas en el mutualismo. Estas asociaciones cooperarán en forma natural y equilibrada entre si,bajo el signo de la armonía universal que es la verdadera justicia.

Mijáil Aleksandrovitch Bakunin: (1814—1876). Oficial del ejército ruso en su juventud, se desvinculó de este atraído por las ideas de libertad y justicia social. Se relacionó con Marx, Proudhon y los hegelianos de izquierda,quienes ejercieron gran influencia en su pensamiento. Bakunin es considerado el principal inspirador del anarquismo.

Toda su vida,hasta su muerte,estuvo presidida por la actividad anarquista y las conspiraciones. Se adhirió a la Internacional,de la que luego se separa para fundar su propia organización (Alianza Revolucionaria Socialista) que alcanzó gran influencia en España e Italia y a través de los inmigrantes de estos países en Argentina.

En el seno de la Internacional se opuso a Marx y a los socialistas autoritarios. Frente a estos oponía la libertad del individuo y el anarquismo colectivista. Decía que la sociedad debe organizarse en forma socialista para evitar los privilegios y las injusticias, pero en un socialismo de las fuerzas productivas y no de carácter político y autoritario.

Propugnaba |a formación de asociaciones agrícolas e industriales que formarían confederaciones. Para Bakunin era fundamental la abolición del estado, la propiedad y la familia patriarcal.

Todo esto serla llevado a cabo por medio de la revolución libertaria, opuesta a la revolución autoritaria de los marxistas.

Bakunini exaltó la libertad de la voluntad, pero diciendo que era relativa y calificada. Para él la libertad es el dominio sobre las cosas exteriores, basado en observación respetuosa de las leyes de la naturaleza. En el terreno ético decía que la moralidad anarquista es la moralidad verdaderamente humana.

Pedro Kropotkin: (1842-1921). Fue uno de los principales jefes del anarquismo, cuya teoría propagó incansablemente. Se adhirió a la primera internacional, que luego dejó por diferencias ideológicas.

Kropotkin basa sus teorías en la libertad del individuo, la ayuda mutua y la moralidad basada en ésta. Dice que el hombre lucha contra sus semejantes porque le obligan a ello, y es así porque la presión del estado y los grupos sociales eliminan sus impulsos básicos. Si el hombre es dejado a su albedrío ayudaría naturalmente a sus semejantes.

Es por esto que se impone la supresión del estado para que el individuo siendo libre pueda desarrollar al máximo la personalidad humana.

En lo que respecta a la moral, el verdadero principio de ésta es dar a los semejantes más de lo que se espera recibir de ellos.

De los teóricos del anarquismo cuyas ideas hemos expuesto, únicamente Max Stirner es anarquista individualista, los tres restantes son anarquistas colectivistas y en el caso de Bakunin se puede decir que ha ejercido una gran influencia en el sindicalismo de fines de siglo XIX y principios del siglo XX, en Europa e inclusive en Argentina.

 

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------