Biografia de Josip Broz Tito Presidente de Yugoslavia



Biografía de Josip Broz Tito
Presidente de Yugoslavia

Durante los 35 años en que Tito se mantuvo en el poder en Yugoslavia, cada 25 de mayo se celebró con gran boato la fiesta de su cumpleaños. Sin embargo, Josip Broz nació el 7 de mayo de 1892 en Kumrovec, un pueblecito de Croacia situado a unos 60 kilómetros de Zagreb. La casa natal de Josip Broz fue construida por su abuelo en 1860 y constaba de cuatro habitaciones.

En ella convivían las familias de dos de los hijos de su abuelo. Tito fue el séptimo de los quince hijos que tuvieron sus padres, quienes, a pesar de poseer una notable extensión de terrenos cultivables, no disfrutaban de una situación económica holgada.

biografia josif broz tito

El padre de Josip Broz era un campesino croata, que, además de trabajar sus tierras, se dedicaba a transportar viajeros desde la estación de ferrocarril más cercana a Kumrovek hasta la propia localidad. Su madre provenía de una acomodada familia campesina de Trebce, pueblo distante unos seis kilómetros de Kumrovek, en Eslovenia.

Poco ha trascendido de la infancia y adolescencia de Tito. Siempre fue un tema oscuro, no sólo para los historiadores sino hasta para sus propios colaboradores. Sí se sabe con total certeza que Tito visitaba a sus abuelos maternos con mucha frecuencia. Así comía mejor. Como sus abuelos sólo hablaban esloveno, Tito no aprendió el croata y esto le costó perder el primer año de escuela.

Muy joven se marchó a Sisak, porque no se sentía a gusto en su pueblo natal.A los 20 años encontró trabajo en la fábrica de automóviles Austro-Daimier. Su contacto con los ambientes obreros de la época determinó su posterior adscripción al Partido socialdemócrata de Croacia, que en aquellos años representaba a los sectores más activos del proletariado croata.

En 1913 se incorporó al ejército austro-húngaro, en el que llegaría a ostentar el grado de sargento mayor tras realizar un curso en la escuela de suboficiales durante 1914.

El asesinato del archiduque Francisco Fernando a manos de un servio, el 28 de junio de 1914 en Sarajevo, precedió el estallido de la primera gran guerra, en la que el imperio austro-húngaro luchó contra la Rusia zarista. Ese mismo año, Tito, que estaba en el ejército, fue detenido bajo la acusación de realizar propaganda antimilitar.

Recluido en Siberia, estudió estrategia militar, y por esa época dio comienzo el proceso que conduciría a la creación de Yugoslavia.

En 1917 escapó del campo de Siberia y se unió al levantamiento bolchevique. Fue a San Petersburgo y volvió a ser detenido. Estuvo en los Urales y Siberia, y fue en este último lugar donde conoció, en 1918, a Pelagia Bielousova, de 16 años, que en enero de 1920 se convirtió en su primera esposa, con quien tuvo cinci hijos.



Cuando regresó a su país, en 1920, el estado yugoslavo se encontraba sometido a fuertes tensiones entre los diversos pueblos que lo constituían: seis millones de servios, más de cuatro millones de croatas, millón y medio de eslovenos y cuatrocientos mil turcos y albaneses. En aquel momento, Yugoslavia era una amalgama de pueblos, cuyas diferencias se polarizaban en torno al separatismo croata y el ultranacionalismo servio.

Tito se afilió al recién nacido Partido comunista de Yugoslavia y tomó parte activa en la organización de los sindicatos y del partido, declarado ilegal en 1921 por el Partido radical en el poder, fue detenido varias veces.

La carrera política de Tito se vio temporalmente interrumpida el 4 de agosto de 1928. En esa fecha fue apresado por la policía y acusado de tenencia ilícita de armas y uso de explosivos. Condenado a cinco años de trabajos forzados, Tito aprovechó su estancia en las cárceles de Lepoglava, Marburgo y Ogulin para completar su formación comunista.

Tras su salida de la cárcel,se dirigió a Viena donde fue delegado por el Partido comunista yugoslavo para asistir al VII congreso del Komintern.

Permaneció en Moscú hasta 1935, donde impartió clases en la Escuela internacional Lenin y en la Universidad de las minorías nacionales de occidente.

Tito regresó a Yugoslavia en la primavera de 1937, y señaló a sus correligionarios la necesidad de impulsar la labor revolucionaria en el país. Tito marchó de nuevo a Moscú donde permaneció desde agosto de 1939 hasta enero de 1940. Aprovechó su estancia en la capital moscovita para traducir la obra de Stalin Historia del Partido comunista de la Unión Soviética.

Durante estos años, la vida personal de Tito estuvo marcada por su relación con Herta Hass, estudiante de origen alemán y oriunda de Marburgo, a la que conoció en 1937 y con la que tendría un hijo, Aleksander-Misa; poco después de nacer éste, en la primavera de 1941, se separarían.

En 1941, Hitler mandó un ultimátum para que este país se adhiriese al Pacto tripartito o se preparase para la invasión. Tras largas discusiones, el 25 de marzo el gobierno claudicó, permitiendo el paso de las tropas alemanas por Yugoslavia. Dos días más tarde, un golpe militar derrocó al gobierno, Tito  instaló la dirección del partido en Belgrado  y ante la inminente invasión alemana contra la U.R.S.S., Tito convocó una reunión del comité central del partido.

Desde setiembre de 1941 hasta enero del siguiente año, los alemanes lanzaron su primera ofensiva contra los partisanos y los expulsaron de Servia. A finales de noviembre, Tito contaba con 28 brigadas de 3.000 a 4.000 hombres cada una. Los alemanes iniciaron una segunda ofensiva de enero a marzo de 1942 y una tercera en abril, obligando a Tito a retirarse a Bosnia occidental. Despúes de varios años de idas y vueltas bélicas, y el agotamiento del poderío alemán, el fin de la guerra se avecinaba y las grandes potencias tenían sus ojos puestos en Yugoslavia y en el hombre que había aglutinado la resistencia contra los alemanes.

Al poco tiempo se iniciaron las conversaciones , y se reunió con Churchill en agosto, en el cuartel general de los aliados en Italia. La conversación giró alrededor de las reivindicaciones yugoslavas sobre Triestre y de las relaciones entre el gobierno monárquico en el exilio y el gobierno comunista. El 21 de setiembre voló a la U.R.S.S. para entrevistarse con Stalin. Ambos estadistas no llegaron a un total entendimiento pero acordaron la entrada «temporal» de tropas soviéticas en territorio yugoslavo.



La entrada de Tito en Belgrado tuvo lugar el día 20 de octubre de 1944. En diciembre del mismo año, las tropas alemanas habían sido desalojadas de casi todo el territorio yugoslavo y Tito se disponía a reconstruir el país bajo una óptica distinta.

En las primeras elecciones el Frente popular de Tito obtuvo una aplastante victoria. El 29 de noviembre se proclamó la república y Tito fue nombrado primer ministro.

La monarquía había sido derrocada, los realistas serían ejecutados y se eliminaría sin previo juicio ni condena a los guerrilleros anticomunistas. Meses más tarde, Mihajlovic fue detenido, juzgado en Belgrado, condenado a muerte y finalmente ejecutado. En octubre de 1946, se procedió contra el cardenal arzobispo de Zagreb, Stepinac; acusado de colaboracionista, fue condenado a quince años de trabajos forzados, aunque salió de la cárcel en 1951.

Tito disponía de un ejército de partisanos auténticamente fieles y de recursos económicos suficientes para, en principio, regir su propio destino.

La primera medida de gobierno fue la promulgación de una nueva constitución de corte comunista y centralizador. Yugoslavia quedó oficialmente constituida como República Popular Federativa integrada por las repúblicas de Servia, Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina, Macedonia y Montenegro. El nuevo gobierno nacionalizó la banca, el comercio y la industria, y elaboró un plan quinquenal de industrialización.

En cumplimiento del acuerdo de paz firmado en París, Yugoslavia obtuvo, en febrero de 1947, los territorios anexionados a Italia en 1920, pero este acuerdo fue denunciado por Stalin y las relaciones entre Yugoslavia y la U.R.S.S. se deterioraron. La escisión entre Yugoslavia y la U.R.S.S. culminaría en 1948.

Stalin había intentado la sustitución de Tito por Hebrang, comunista croata que había dirigido el movimiento guerrillero en Croacia durante la segunda guerra mundial, de modo que la rotura con Moscú fue definitiva. El 28 de junio de 1948 Yugoslavia fue expulsada del Kominform. Stalin dijo de Tito: «Levantaré el dedo pequeño y Tito será barrido».

Por este distanciamiento con Stalin motivaron el acercamiento de Tito al bloque occidental y el inicio de la denominada «vía yugoslava hacia el socialismo». Los medios de producción fueron colectivizados, bajo un sistema de autogestión supervisado por el estado. Se mantuvo la propiedad privada de las empresas con menos de cinco trabajadores y, en mayo de 1953, se descolectivizaron las granjas, instaurándose la propiedad de la tierra.

La consolidación de las distancias políticas respecto de la U.R.S.S. generó una cierta oposición en el seno del partido comunista yugoslavo.

Desde su confirmación en el poder, Tito mostró permanentemente un gusto especial por las residencias, palacios y mansiones. En los años de posguerra, Tito instaló su residencia principal en el palacio Blanco de Belgrado y tomó distintos palacios para su uso personal.

En el orden personal, Tito gustó enormemente de la buena mesa y los buenos vinos (fue considerado un gran catador). Quería que su servicio fuera pulcramente uniformado; las camareras con cofia y excusalí blancos y los camareros de smoking.

Desde los primeros años de su mandato inició una serie de hábitos que mantendría durante toda su vida. A las 8 de la mañana ya estaba sentado frente a la mesa de trabajo; solía recibir visitas hasta la hora de comer; comía y cenaba siempre a la misma hora y después de la comida solía pasear un rato para continuar trabajando más tarde; se acostaba hacia las 11 de la noche y leía un rato, casi siempre boletines de las agencias de información.

Su carácter era distanciado e impenetrable incluso para sus colaboradores. Le gustaron los deportes y los practicó activamente. De todos ellos, en especial la caza. Asimismo, la fotografía, el billar, el ajedrez (fue bastante mal jugador), el dominó y la pesca formaron parte de sus aficiones. Tenía un gran sentido del humor.

Durante 1952, Tito se casó con Jovanka Budisavljevic a la que conocía desde 1946, cuando con 23 años fue destinada a su servicio personal como ama de llaves. Tito no tuvo ningún hijo con Jovanka y se separó de ella en 1978, al parecer a causa de su tendencia a inmiscuirse en política.

El 13 de enero de 1953 entró en vigor en Yugoslavia una nueva constitución, según la cual quedaron constituidas dos cámaras: la asamblea federal y el consejo de producción.

La visita de Kruschev a Yugoslavia en 1955 hizo que se reanudasen los contactos con la U.R.S.S. que, al año siguiente, condujeron a la rehabilitación del régimen de Tito durante la visita que éste realizó a Moscú. Tito fue recibido en el aeropuerto por Kruschev, quien reconoció los principios que Tito había defendido frente a Stalin sobre la «independencia de caminos hacia el socialismo».

 En 1954, Tito viajó a la India y al año siguiente comenzó un progresivo acercamiento a Nehru, primer ministro de la Unión India, y a Nasser, presidente de la República egipcia, para la formación de un bloque de países no alineados que culminaría con la celebración de la primera Conferencia de países no alineados, en setiembre de 1961.

Su política de no alineamiento y su defensa pública de los principios de la descentralización y de la autogestión, la implantación de la economía socialista de mercado y, en 1968, la invasión soviética de Checoslovaquia, el apoyo de Tito a Dubcek y la crítica abierta a la teoría brejneviana de la soberanía limitada fueron otros tantos motivos de una nueva disidencia y distanciamiento de Moscú.

Consecuencia de estos enfrentamientos fue el acercamiento de Yugoslavia a Occidente. Los primeros años de la década de los setenta estuvieron jalonados de acontecimientos: visita del presidente Richard Nixon, gira de Tito por E.U.A., Canadá, Gran Bretaña, Luxemburgo, Holanda y Bélgica, restablecimiento de las relaciones con el Vaticano y con la R.F.A. y visita de Tito a Pablo VI.

Los ostentosos éxitos diplomáticos obtenidos por Tito fortalecieron su posición frente a Moscú. Los dirigentes soviéticos intentaron mejorar las relaciones y limar las tradicionales hostilidades. A tal fin, Moscú concedió al presidente yugoslavo la Orden de Lenin en 1972, que le fue entregada durante una visita que Tito realizó el mismo año a la U.R.S.S.

 En febrero de 1974 entró en vigor la tercera constitución yugoslava, en la cual se establecía una presidencia compuesta por un representante de cada república y provincia autónoma de la federación. En mayo de este mismo año, Tito fue nombrado presidente vitalicio.

En años siguientes Tito recibió a Gerald Ford, a Fidel Castro y a Ceausescu, realizó una gira por América latina y visitó Suecia, Grecia, Portugal y Turquía.

Una enfermedad le atacó justo al empezar la nueva década del 80. Comenzó con una flebitis de la pierna izquierda; el 14 de enero fue operado a causa de una trombosis en la pierna pero, seis días más tarde, se hizo necesaria la amputación. Durante el postoperatorio apareció una insuficiencia cardíaca y el 14 de febrero cayó en estado de coma. Tito ya no se recuperó. El día 23 se le sumó al cuadro clínico una neumonía. Al mes siguiente se siguió manteniendo con vida al mariscal de forma casi artificial. Después de cuatro meses de enfermedad, murió.

El comunicado oficial decía lo siguiente: «El 4 de mayo de 1980, a las 15h 05m, en Ljubliana, el gran corazón del presidente de nuestra República Socialista Federativa de Yugoslavia dejó de latir».

Fuente Consultada:
Forjadores del Mundo Contemporáneo – Tomo I- Entrada: Josif Broz Tito  “el hombre que desafió a Stalin” – Editorial Planeta
Enciclopedia Temática Ilustrada – Tomo de Biografías – Editorial GR.U.P.O. S.A.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


OTROS TEMAS EN ESTE SITIO

final