Biografia de Josef Stalin Dictadura en Rusia Historia de su Gobierno



Biografía de Josef Stalin
Historia de su Gobierno en Rusia

Biografía de Josef Salin (1879-1953): Político soviético, líder dictador de la URSS. En una mísera choza del pequeño pueblo del Cáucaso, Gori, nació el 21 de diciembre de 1879 Iósiv Vissariónovic Dzhugashvili, el futuro dictador de la Unión Soviética y dirigente supremo del comunismo internacional. Su padre, Vissarion, había llegado a Gori unos cuantos años antes, huyendo de la dura vida campesina de su villorrio natal de Didi-Lilo.

Se estableció como zapatero y se casó con Ekaterina Georgievna Geladze, una muchacha de quince años. Ya desde los primeros días de su vida conyugal, tuvo Vissarion muy pocos lazos con su familia. Gastaba su pobre ganancia en las tabernas del pueblo sin preocuparse de su mujer y sin expresar sentimiento alguno por la pérdida de sus primeros tres hijos.

En sus frecuentes borracheras, torturaba con una rabiosa crueldad a Ekaterina y a su hijo José, blasfemando y maldiciendo la miseria y la vida oscura y desdichada de su hogar. Su mujer trabajaba día y noche como lavandera para poder sostener a su hijo, en el cual depositaba toda su ilusión y esperanza.

En 1890 al morir su padre,  ingresó en una escuela religiosa de Gori y muy pronto destacó entre sus compañeros por su empeño en aprender bien lo poco que allí le enseñaban. Su asiduidad empujó a sus superiores a satisfacer las súplicas de su madre y concederle una beca para el seminario teológico de Tiflis o Tbilisi

biografia de stalin josef

Hijo de un humilde zapatero georgiano, a los quince años Stalin ingresó con una beca en el seminario ortodoxo de Tiflis , donde se reveló como un alumno brillante, aunque fue expulsado al ser sorprendido cuando repartía propaganda del Partido Socialista georgiano, en el que había ingresado en 1898.  Como prosiguiera sus actividades revolucionarias, en 1902 fue detenido y deportado a Siberia.  Dos años más tarde Stalin logró evadirse y volver a Tbilisi, donde se adhirió al ala bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (POSDR). Intervino en la revolución de 1905 y en las huelgas de Bakú de 1907, tras las cuales fue nuevamente detenido y enviado a Siberia, de donde huyó en 1911. 

Entonces José tenía quince años y consideraba sus futuros estudios teológicos tan sólo como un medio eficaz para obtener una buena posición social. Si no hubiese sido por esto, hubiera dejado de estudiar, porque no tenía interés alguno por las clases ni soportaba de buena gana la disciplina del seminario, muchas veces ilógica y puramente formulista, pero penosa. Aprovechaba todas las ocasiones para salir a la calle, donde muy pronto se hizo amigo de un grupo de vagabundos.

Por su condición de estudiante y por la arrogancia de su carácter sobresalía de aquel grupo, que le consideraba su caudillo.

Pronto abandonó casi por completo sus estudios y se dedicó fervorosamente a la lectura de libros marxistas. No los comprendía en su esencia, pero le atraían con fuerza las nuevas ideas, completamente opuestas a la enseñanza teológica del seminario. Sus amigos le proporcionaron  pronto un modesto empleo en el departamento de contabilidad del observatorio geofísico de Tiflis, pero su verdadera actividad fue la enseñanza de la doctrina marxista a los obreros del transporte.

Ya en 1900, con ocasión de una manifestación del 1° de mayo, habló públicamente a los trabajadores, empezando así su carrera revolucionaria.



Inicialmente participó en todas las acciones de los mencheviques georgianos, hasta que se separó de ellos para aliarse con Lenin en el movimiento bolchevique.

En 1901 Koba organizó en Tiflis una manifestación callejera contra las autoridades zaristas y, ante la persecución de los cosacos, tuvo que huir a su pueblo natal.

Fue detenido por primera vez el día 18 de abril de 1902 y a partir de entonces fue condenado seis veces a destierro en Siberia y varias veces a la cárcel. En total —hasta la Revolución del 1917— pasó en presidio casi nueve años. Sus condenas fueron generalmente de larga duración, pero consiguió escaparse cuatro veces de Siberia y reanudar su actividad revolucionaria primero en Georgia y después en San Petersburgo y en el extranjero.

En un intervalo entre un encarcelamiento y otro, al escaparse por primera vez de Siberia, Stalin se casó con Ekaterina Svanidze, una muchacha georgiana que  “cuidaba de todo corazón del bienestar de su marido y pasaba noches enteras en ardientes plegarias, aguardando el regreso de su esposo, ocupado en secretas conferencias. “

Intervino en la revolución de 1905 y en las huelgas de Bakú de 1907, tras las cuales fue nuevamente detenido y enviado a Siberia, de donde huyó en 1911. Stalin ingresó entonces en el comité central del POSDR y, designado presidente del Politburó, viajó a Viena, donde escribió El marxismo y el problema de las nacionalidades y adoptó definitivamente el apelativo de Stalin (acero).

Al estallar la Revolución en Rusia (principio del año 1917), Stalin llegó a Petrogrado con otros presidiarios políticos desterrados en Siberia. En compañía de Kámenev y el diputado Muranov, se hizo cargo de la dirección de Pravda, desde cuyas columnas preparó hábilmente la opinión pública sobre la necesidad y la victoria segura de una guerra contra todos los «imperialistas» dentro y fuera del país.

Además, desempeñó importantes cargos en la jerarquía del partido, primero como enlace de plena confianza entre Lenin y el comité central, y después como miembro de un buró para dirigir la insurrección y, por fin, como miembro del primer gobierno provisional de la República.

Al estallar la Revolución de Octubre Stalin formó parte del gobierno revolucionario como comisario de nacionalidades, cargo que desempeñó hasta 1922 y en cuyo ejercicio escribió la Declaración de los derechos de los pueblos de Rusia, texto que preludiaba la organización del Estado soviético.

Durante la guerra civil Stalin colaboró eficazmente en las defensas de Petrogrado y Tsaritsin, ciudad que recibió más tarde el nombre de Stalingrado. Elegido secretario general del Comité Central en 1922, trabajó para hacerse con el control del aparato del partido a pesar de los reparos de Lenin, quien recomendó su eliminación en su testamento.

Tras la muerte de Lenin, en 1924, Stalin logró hacerse con el poder absoluto y se alió con Zinoviev y Kamenev para defender la idea del socialismo en un solo país, contra la «revolución permanente» y la extensión del socialismo propugnadas por Trotski. De este modo logró deshacerse de éste, un rival poderoso, al que haría asesinar años más tarde en su exilio de México (1940).



Se volvió entonces contra sus aliados, apoyándose en esta ocasión en la «derecha» del partido y en su líder Bujarin, quien, a su vez, luego sería condenado a muerte por Stalin, convertido definitivamente, y gracias a su habilidad y capacidad de manipulación política, en el líder indiscutible de la URSS.

Implantó a continuación una dictadura, cambió las directrices económicas y emprendió «el gran cambio». Al proyecto perteneció el primer plan quinquenal, que suponía la colectivización forzosa de las unidades de producción agrarias y la industrialización en gran escala del país.

Al mismo tiempo, para suprimir cualquier tipo de oposición, entre 1935 y 1938 instigó los procesos de Moscú, por los cuales muchas de las principales figuras políticas del partido y gran parte de los cuadros dirigentes del ejército fueron encarcelados o fusilados, acusados de traición.

Aunque las cifras no son fiables, se calcula que el número de ciudadanos condenados a trabajos forzados o encerrados en los «gulags» de Siberia a partir de 1935 alcanzó la cifra de entre cinco y diez millones.

El pacto de no agresión que Stalin firmó con Hitler en 1939 no impidió la invasión alemana de 1941. Como comisario de Defensa y mariscal de la URSS, Stalin dirigió la guerra desde el Kremlin, que se negó a abandonar pese a que el gobierno había sido trasladado a Kuíbishev. Se volvió entonces hacia las potencias aliadas y participó en las conferencias de Teherán, Yalta y Potsdam, en las que se organizó el reparto del mundo en dos bloques ideológicos.

De acuerdo con su idea de socialismo, apoyó la formación de las democracias populares en Europa oriental, todas las cuales quedaron en la órbita de la URSS, con la única ecepción de la Yugoslavia de Tito.

Durante el XX Congreso del PCUS, celebrado en 1956, tres años después de la muerte de Stalin, Nikita Jruschov denunció sus crímenes e inició el proceso de «desestalinización», que culminó con la retirada de su cadáver del mausoleo Lenin y su inhumación junto al muro del Kremlin.

salin junto a sus camaradas en un acto

Stalin con Vorochilov, Molotov y Kalinin en una ceremonia del Kremlin.

El régimen dictatorial staliniano empezó con una total inseguridad política y escasos recursos económicos nacionales, y desapareció nominalmente al morir Stalin el 5 de marzo de 1953, dejando firme el sistema comunista en la Unión Soviética, la extensión del dominio directo del Kremlin y los asombrosos adelantos técnicos e industriales.

La historia oficial de Stalin, escrita durante su vida, se modificaba y falsificaba según la necesidad de comprobar o improvisar la infalibilidad del dictador, ídolo y amo de todos los comunistas. En realidad, su fin era demostrar a los creyentes comunistas su insuperable e insustituible genialidad, y justificar, fundado en la doctrina marxista-leninista, cada uno de sus actos, ortodoxos o herejes.

En el Kremlin existía una gran oficina propagandística, dirigida por el jefe supremo de la policía secreta y amigo personal de Stalin, Beria, que además de explicar teóricamente la práctica político-social del dueño absoluto de la URSS, fabricaba los estudios y. artículos, los discursos y proclamas publicados con el nombre de Stalin. Así se desarrolló el stalinismo como una rama del marxismo aplicado.

Esta doctrina —como ya hemos visto— rechazaba la idea de una inmediata revolución mundial y aseguraba que esta revolución se podría encender con mayor posibilidad si entretanto el primer estado socialista fuese económica y militarmente más fuerte y poderoso.

Por lo tanto, todos los estudios sobre la «auténtica» construcción socialista hay que empezarlos por el análisis de las revoluciones sociales concretas, realizadas por primera vez, en pleno sentido «socialista», en la Unión Soviética de Lenin y Stalin, que cumplieron rigurosamente todos los principios de Marx y Engels.

elogios importantes para la mujer

Lo que Stalin hizo fue —según estas teorías oficiales— realizar la superconstrucción del marxismo, concebido exactamente también en cuanto función del estado socialista y como transición hacia el comunismo. Por todo ello —destacaba el mismo Stalin en su libro Voprosy leniniztna (Los problemas del leninismo)— es necesario, sin elección de medios, «aplicar la teoría marxista-leninista a la vida y aprovechar cuanto más mejor su fuerza transformadora, movilizadora y organizadora sin consideración y ahorro de las víctimas».

Después de la muerte de Stalin, fue indispensable la destrucción del culto de la persona del ídolo desaparecido, pero esto no incluyó el aniquilamiento de su sistema.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

EL CRUEL RÉGIMEN DE STALIN: Desde el inicio de la Revolución Rusa, Lenin y Trotski hicieron del terror un instrumento político tanto para llegar al poder como para conservarlo. La diferencia con el gobierno de Stalin es sólo una cuestión de grado: durante su mandato, Stalin aniquiló despiadadamente a sus supuestos enemigos, a los kulaks (campesinos propietarios), a la Iglesia y a sus propios colegas. Shostakovich relató que cuando recordaba a sus amigos, la imagen que veía era la de una pila de cadáveres.

Eliminaba a todos los que se interponían –o que él creía que se interponían– en su camino, los enviaba a los gulags, o simplemente los torturaba y asesinaba. Todo hace pensar que ya en 1930 tema problemas psicológicos.

El profesor McNealadmite que, dada la falta de evidencias, es difícil demostrar que Stalin estuviera loco a fines de la década de 1930, y al mismo tiempo no es fácil pensar que en esa época haya estado del todo cuerdo.

En el proceso de transformación de Rusia en un Estado aislado, Stalin contribuyó a la ruina económica de la nación, a la instauración de un imperialismo bolchevique que absorbió a los Estados bálticos y a reprimir todo sentimiento democrático genuino, situación que se extendió hasta la década de 1990, cuando se inició laperestroika.

Es irónico que debido a un error fatal de Hitler haya colapsado el pacto entre Rusia y Alemania y que Stalin se haya aliado con Roosevelt y Churchill, a quienes engañó y manipuló a su antojo. Ni siquiera la guerra, que fue el escenario donde demostró sus dotes de líder, y el enorme sacrificio del pueblo ruso ante la arremetida alemana obliteraron la enfermedad fatal en que el dictador había sumido al país.

Decidido e inexorable, Stalin no dejaba de sospechar que lo acechaban planes conspirativos para asesinarlo. No comía si antes otra persona no probaba los alimentos que le servían, bebía un té que venía en paquetes cerrados que sólo un sirviente estaba autorizado a abrir. Incluso hacía analizar el aire de su despacho del Kremlin para detectar si había partículas tóxicas.

SUS MUJERES: Incapaz de sentir afecto y compasión y de generar afecto en los demás, se ha dicho, sin embargo, que quiso a su primera esposa, Ekaterina Svanidze, con la que se casó en 1902 y quien: murió mientras daba a luz, pero también se sabe que hubo ocasiones en que la maltrataba. En el funeral de Ekaterina, el viudo admitió que ella sabía tranquilizarlo y que cuando murió, todos los sentimientos tiernos que él había albergado se fueron con ella.

paginas web

Volvió a contraer matrimonio, esta vez con su secretaria, Nadezhda Alliluyeva, una comunista a ultranza que se suicidó en 1932, cuando tenía treinta y dos años, probablemente a causa de una crisis depresiva (sus hermanos eran esquizofrénicos). Stalin tuvo otras relaciones, pero ninguna de importancia. El vínculo con sus hijos era distante y hostil. Su hijo Yakov, desesperado por el trato que recibía de su padre, intentó suicidarse y luego se casó con una judía, matrimonio que disgustó a Stalin.

Durante la guerra fue capturado por los alemanes y enviado al campo de prisioneros de Sachsenhausen, un suceso vergonzoso, según su padre, y aparentemente, cuando se negó a entrar en la barraca tras el toque de queda, los guardias le dispararon.

Es irónico que ese campo de prisioneros haya sido luego utilizado por los rusos como campo de exterminio de prisioneros alemanes. Su hijo Vassili fue una decepción para Stalin, un mujeriego que murió a causa del alcohol. Su hija Svetlana, a quien trataba con cierto cariño siempre y cuando ella lo obedeciera, se rebeló contra él y también se casó con un judío. Stalin no parece haberse interesado mucho por ninguno de sus ocho nietos.

Los principales síntomas del psicópata se corresponden claramente con el carácter de Stalin. Rechazado por el padre, tuvo una niñez plagada de humillaciones. Era capaz e inteligente, no tenía alucinaciones y su conducta era normal en apariencia. Sin embargo, era un perfecto egocéntrico, nunca sentía culpa ni aceptaba que lo culparan por nada. Manipulaba a la gente según Sus propios intereses, pero se esforzaba por persuadirla de que lo primordial para él eran las necesidades de los demás. Nadie era importante para él y todos los que se atrevían a enfrentarlo debían sufrir terribles consecuencias.

Este hombre solitario tenía los instintos psicopáticos propios de los asesinos seriales norteamericanos No establecía lazos afectivos. Su vida sexual era superficial e impersonal. Stalin era incapaz de manifestar calidez o de sentir compasión. Dedicó toda su vida a acumular poder hasta que, en 1952, debido a la hipertensión y sus efectos colaterales, murió por un accidente cerebrovascular.

Un Episodio De Su Vida:[…] Hay algo de incomprensible en la máscara de absoluta calma que Stalin llegó a adoptar por aquellos años. Su popularidad estaba desapareciendo. Oleadas de descontento chocaban contra los muros del Kremlin. Los opositores esperaban la ocasión oportuna para destruirlo. Pero sólo una vez Stalin pareció acercarse al punto en el cual el luchador arroja la esponja.

Su mujer, Nadia, hasta entonces ciegamente devota del marido, comenzó a dudar de la sabiduría de la nueva política. Una noche, en noviembre de 1932, Stalin y su mujer fueron de visita a la casa de Voroshílov. Estaban presentes otros miembros del Politburó y se discutía de política, Nadia expresó abiertamente sus opiniones acerca de la carestía, el descontento reinante y la condena moral que se había granjeado el partido gracias al Terror.

Los nervios de Stalin llegaron al límite de su resistencia; en presencia de los amigos, el dictador lanzó un torrente de insultos vulgares sobre su mujer. Nadia abandonó la casa de Voroshílov: esa noche misma se suicidó. Abrumado por la tragedia, Stalin presentó su dimisión. Nadie tuvo el coraje de aceptarla. En los funerales de Nadia, Stalin no estuvo presente.

El incidente estaba terminado. Algunas semanas depués Stalin recuperó totalmente el dominio de sí mismo.

Isaac Duetscher. Stalin.

CRONOLOGÍA:

1879 Nace el 21 de diciembre, en Gori (Georgia).

1899 Ingresa en el Partido Obrero Socialdemócrata Ruso. Expulsado del seminario ortodoxo de Tbilisi.

1902 Detenido por agitador revolucionario, es exiliado poco después a Siberia, de donde escapa en 1904.

1912 Lenin le nombra miembro del Comité Central del partido.

1913 Deportado, de nuevo, a Siberia.

1917 Tras el inicio de la revolución en febrero, regresa a San Petersburgo. Participa en el triunfo de la Revolución de Octubre.

1919 Designado comisario del pueblo para el Control del Estado.

1922 Se convierte en secretario general del Partido Comunista.

1924 Fallece Lenin. Inicia su ascenso al liderazgo absoluto en la Unión Soviética.

1928 Estable el primero de los planes quinquenales que sustituirán a la Nueva Política Económica de Lenin.

1929 Comienza el programa de colectivización acelerada.

1934 Se incrementa la aplicación de la política de eliminación física de sus adversarios políticos: las famosas, cruentas y numerosas purgas estalinistas.

1939 Firma del Pacto Germano-soviético. Comienza la II Guerra Mundial.

1941 Las tropas alemanas invaden la Unión Soviética.

1942-1943 Los soviéticos detienen el avance alemán al vencer en la denominada batalla de Stalingrado. Participa en la Conferencia de Teherán.

1945 Obtiene de los aliados vencedores el reconocimiento de una esfera de influencia soviética en la Europa del Este, tras asistir a las conferencias de Yalta y Potsdam.

1953 Fallece el 5 de marzo, en Moscú.

Fuente Consultadas:
Civilizaciones de Occidentes Volumen B Jackson J. Spielvogel
Atlas de la Historia del Mundo
Hicieron La Historia Volumen 2 Larousse

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


OTROS TEMAS EN ESTE SITIO

final

------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------