La Anarquia Argentina Organizacion Constitucional de Argentina



La Anarquía Argentina: Organización Constitucional de Argentina

Capítulo 4: La Anarquía y Una Organización Postergada

organizacion nacional argentina

En 1819 el Congreso aprueba una Constitución de carácter centralista y promonárquica , es decir, se quería crear el marco adecuado para la coronación del duque de Luca, Carlos Borbón, generando esta actitud, un amplio rechazo por parte de las provincias.

  • Este descontento hizo que Pueyrredón deba renunciar de su cargo de Director, para ser reemplazado por Rondeau , aunque el Congreso siguió igual con su proyecto de una monarquía constitucional.
  • Rondeau pide ayuda a las fuerzas portuguesas que estaban en la Banda Oriental, para someter a las provincias del Litoral que se oponían a esta política.
  • San Martín se encontraba con su ejército en los Andes y se opone  a participar de las guerras civiles en las Provincias Unidas (Acta De Rancagua)
  • El ejército del Norte también se niega a auxiliar al gobierno en estas guerras internas (Juan Busto y José Paz encabezaban la sublevación en Arequito)

 Por todo lo antedicho, el gobierno central se encontraba en una situación de total debilidad, por lo tanto las fuerzas del Litoral comandadas por Francisco Ramírez y Estanilao López atacan y derrotan al ejército porteño en la Batalla de Cepeda, en Febrero de 1820, disolviendo el Congreso y exigiendo la renuncia del Director Rondeau.(el último director)

 Surgió así una nueva entidad política: la provincia de Buenos Aires, que como tal firmó el Tratado del Pilar, con la provincias de Entre Ríos y Santa Fe.

Este tratado reconocía:

  • Como forma de gobierno la representativa y federal.
  • La libre navegación del los ríos Paraná y Uruguay.
  • La organización federal se postergaba hasta un próximo encuentro de diputados elegidos por el pueblo.

 Luego del combate se publicaron las actas secretas del Congreso donde constaban las intensiones de establecer una monarquía. Derrumbado el gobierno central, se produjo una fragmentación del poder, que se expresó con la formación de las provincias autónomas dirigidas por distintos caudillos locales, pero que nunca se abandonó el proyecto de crear una nación unificada.

 Las provincias ahora eran como estado independientes y dictaron su propia constitución o estatuto de tipo republicano y representativo y se eliminaron los Cabildos de etapa colonial.

Estos estatutos incluían pautas como:

  • la organización del estado
  • sistema de justicia
  • sistema electoral de sus representantes
  • defensa armada
  • acuñación de monedas
  • finanzas de obras públicas
  • derechos, obligaciones y garantías de sus habitantes.
  • Religiones permitidas
  • Relaciones exteriores

 La intensión de estas constituciones era justamente las de establecer una serie de medidas legales y jurídicas para el permitir el desarrollo normal y pacífico de todas las actividades que hacían al crecimiento de cada provincia.

Estos estatutos no alcanzaron el objetivo deseado ya que existían muchas disidencias internas entre diversas facciones locales, por lo tanto esta circunstancia hizo que nacieran en cada provincias hombres con gran capacidad de mando y lucha que tomaron el control de esta desorganización interna y trataron de sacar a su provincia del estancamiento político y económico por el que pasaban.

 De todas maneras a pesar del intento de reconstruir económicamente a las provincias, estas no tuvieron el auge deseado, ya que dependían prácticamente de la política económica de la poderosa Buenos Aires, que tenía por completo el control de entrada y salida de mercaderías por su puerto local.

Las provincias del litoral trataron de recuperarse a través de la cría de ganado vacuno, y mediante el Pacto de Benegas, Bs.As. le entregó 25.000 vacunos a Santa Fe.

 Corrientes diversificó un poco más sus actividades, dedicándose al cultivo de yerba mate y tabaco (cigarros), pero sus productos debieron competir con todos los importados desde Brasil y Paraguay.

Un problema que tenían las provincias del interior fue su lejanía de los centros consumidores (y la mala calidad de los caminos), ya que los fletes eran muy caros y consecuentemente encarecían los precios de los productos, que por lo tanto no podían competir con los de industria europea.

Se trato entonces de buscar mercados más cercanos como Chile para la zona de cuyo y Perú y Bolivia para las zona del noroeste, pero la estrechez de demanda de esas zona se opuso al crecimiento de todas estas actividades comerciales. También la tecnología de fabricación de aquella época era muy obsoleta frente a las utilizadas por las potencias extranjeras.

Mendoza, producía vinos y aguardiente y más tarde reemplazó esta actividad por el cultivo de alfalfa y trigo.



Córdoba criaba ganado y se dedicaba a la venta de tejidos de lana.

Tucumán y Santiago del Estero vendían ganado vacuno u mular.

En Catamarca el tejido textil de algodón decayó totalmente y esta actividad desapareció.

El permanente problema y origen de diversos reclamos por parte de  todas las provincias a Buenos Aires, fue el reparto equitativo de los ingresos de dinero generado por el control portuario, situación que solo era posible con la formación de un gobierno común a nivel nacional. Lógicamente el gobierno de Bs.As. aprovechó esta ventajosa situación llevándola a una situación de predominio sobre el resto del país.

Buenos Aires:

  • Desarrolló la ganadería en forma extensiva.
  • Se desarrolló la industria del saladero (tajaso: para alimentar esclavos)
  • Se exportaron grandes cantidades de cueros.
  • Existían buenos caminos hasta su puerto, además las distancias eran muy cortas.
  • Gozaba de la totalidad de los ingresos de la Aduana generados por el cobro de derechos de las importaciones y exportaciones a través de su puerto.

 Martín Rodríguez asumió al gobierno en 1821, y tuvo como Ministro de Gobierno a Bernardino Ribadavia, el cual creó una serie de medidas para modernizar el estado y la sociedad bonaerense.

  • En 1822, se firmó el Tratado del Cuadrilátero donde se consolidaba la armonía entre las provincias del Litoral y Buenos Aires. También se trataba de evitar la realización del Congreso en Córdoba convocado por Bustos.
  • Se aprobó la “ley del olvido” y se permitió el regreso de aquellos políticos desterrados.
  • Reorganizó el ejército y el clero.
  • Suprimió el Cabildo y el Consulado.
  • Tramitó un préstamo a Inglaterra por 1.000.000 de libras para obras públicas, fundamentalmente el puerto, que nunca se realizaría.(Sólo llegaron  560.000 libras, fue la primer deuda externa del país)
  • Se instaló agua corriente.
  • Se fundaron nuevas ciudades sobre la costa atlántica.
  • Fundó el banco de Descuentos para prestar dinero a los agricultores y ganaderos.
  • Organizó le sistema de enfiteusis, por lo que se arrendaba grandes extensiones de tierra para aquellos que deseaban trabajarlas.(estas tierras estaban como garantía del empréstito pedido a Inglaterra)
  • Los muertos no fueron más enterrados en iglesias y se construyeron cementerios.
  • Se realizaron estudios de aprovechamiento de ríos.
  • Introdujo los primeros lanares de raza merino.
  • Creó numerosas escuelas primaria.
  • Cooperó con la Universidad de Buenos Aires, cuya gestión había comenzado con Pueyrredón.
  • Organizó la Sociedad de Beneficencia para asistir a los mas desvalidos y la puso en manos femeninas.
  • Eliminó el diezmo a la iglesia.
  • Creó el Colegio Secundario de Ciencias Morales.

 Luego de Martín Rodríguez, le continuó como gobernado Juan Gregorio Las Heras, y durante su mandato se aprobó la Ley Fundamental, donde se:

  • Ratificó la independencia de las Provincias Unidas.
  • Reconocía la autonomía de la provincias.
  • Se iba a establecer una Constitución Nacional con el aporte de todas las provincias.
  • El gobierno de Bs.As. podía intervenir en las Relaciones Exteriores. Esto permitió firmar con Inglaterra un tratado de “amistad, navegación y comercio” entre ambos países.

En 1825 Buenos Aires se transformó en el principal centro comercial del país, como así también fue la principal región ganadera y agrícola. Todos su productos, como carnes, cueros, lanas, semillas eran exportados a través de su puerto.

 Guerra Con Brasil:

  • En 1822 Brasil se independizó de Portugal
  • Su emperador Pedro I incorporó la Banda Oriental a su territorio y la llamó provincia Cisplatina.
  • En 1825 un grupo de orientales, (“los 33 orientales“) comandados por Lavalleja, cruza el Río de la Plata, rumbo a Montevideo y se unen a otros ejércitos revolucionarios.
  • Obtienen unos triunfos y logran sustraerla del dominio brasileño.
  • Un Congreso en La Florida nombra gobernador a Lavalleja y proclama la incorporación de la Banda Oriental a las Provincias Unidas.
  • El conocimiento de este hecho produjo la indignación de Brasil el cual le declaró la guerra a la P.U.

Consecuencias:

  • La declaración de la guerra por parte de Brasil aceleró las tendencias de un gobierno unitario, cuyo principal líder era Rivadavia.
  • Con la excusa de la guerra se aprobó la Ley de Presidencia, donde se creó un Poder Ejecutivo de una sola persona y secundado por 5 ministros. Rivadavia era ahora presidente.
  • Rivadavia presenta un proyecto de ley para fijar la capital del país en Buenos Aires y también su residencia. Además el gobierno central podía disponer de la Aduana, Bancos, y Puertos, como así también del ejército y tesoro provincial quedaba en manos del gobierno central.
  • Cesaba las autoridades provinciales y la provincia quedaba en manos de l Congreso hasta una próxima organización nacional.
  • Las Heras renuncia bajo protesta.

Todas estas medidas más las de enfiteusis generaron una gran oposición por parte de las provincias a este gobierno, que nuevamente estaba ignorando los acuerdos preestablecidos.

Por otro lado la guerra con Brasil continuaba, las tropas locales iban ganando terreno al mando de Martín Rodríguez y Alvear y por otra parte Guillermo Brown al mando de las tropas navales consiguió varios triunfos, como: Juncal, Punta Lara, Quilmes, Los Pozos, etc. aunque Brasil seguía controlando el mar, hasta que llegó a bloquear el puerto argentino, generando problemas económicos ya que el comercio ultra marítimo se redujo notablemente, aumentando a su vez el endeudamiento del estado.

En 1827 se obtuvo una importante victoria sobre los brasileños, en la batalla de Ituzaingó. A partir de ésta se comenzaron las negociaciones de paz a cargo del ministro Manuel J. García.

A pesar de la victoria argentina el tratado preliminar firmado por García reconocía los derechos de Brasil sobre la Banda Oriental, lo que provocó una generalizada indignación. Además la Constitución unitaria y antidemocrática de 1826 seguía siendo cada vez más criticada, por lo que Rivadavia tuvo que renunciar y emprendió el camino a destierro, al igual que muchos otros próceres.

Buenos Aires retomó su autonomía y Dorrego fue el nuevo gobernador, quien se encargó de la Relaciones Exteriores. Finalmente en 1830 la Banda Oriental (18 de Julio) fue reconocida como un país libre y soberano, pudiendo dictar su propia constitución en la ciudad de Montevideo.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *