La Vida de la Mujer en Iran Violada y Castigada con 200 Latigazos






La Vida de la Mujer en Irán: Violada y Castigada

Un tribunal saudí ha condenado a una víctima de violación a 200 latigazos y 6 meses de cárcel. La indignación que ha suscitado es compartida también por muchos saudíes impotentes ante un sistema judicial que ignora los derechos humanos más elementales. Pero no es el único. En todo Oriente Próximo, las leyes y las sociedades están impregnadas de una visión patriarcal del mundo que responsabiliza a las mujeres de los abusos de que son objeto, haciendo casi imposible que éstas los denuncien. (diario El País)

mujeres afganas con burkaConocido como el caso de la Chica de Qatif, se inicio en el año 2006 cuando se encontró con un ex novio de los 16 años para que le devolviera unas fotos, ya que acababa de contraer matrimonio y no quería tener problemas con su flamante pareja.

Mientras estaba en el auto, fue atacada por unos desconocidos, que le robaron y la violaron en un descampado.

En estos países solo puede  realizar una denuncia de este tipo acompañada de un representante legal, y que gracias al apoyo de su familia y marido pudo concretar.La joven intentó quitarse la vida varias veces.

“Te casas para lo bueno y para lo malo, y yo amo a mi esposa”, declaró éste por teléfono a la cadena estadounidense CNN.

El Tribunal condenó a los presuntos siete violadores a  una condena de entre 10 meses y 10 años de cárcel, mas entre 80 y 1000 latigazos a cada uno, pero también fallaron que la pareja reciban 90 latigazos por encontrarse acompañada sin parentesco alguno, lo cual constituye un delito. El marido de la victima expresó su disconformidad con el fallo como así también anuncio que su señora presentará un nuevo recurso ante el mismo Tribunal, a pesar de los riegos que ello implica.

Arabia Saudí es una monarquía absoluta cuya familia real basa su legitimidad en un pacto no escrito con los ulemas de una de las ramas más intolerantes del islam suní. Conocidos como wahabíes, estos fundamentalistas exigen una estricta segregación de los sexos y no aceptan ninguna otra escuela de pensamiento. Para ellos, los chiíes (un 10% de la población), son herejes. Además, han impuesto su interpretación de la sharía (ley islámica) en el sistema judicial y como muchas leyes no están codificadas, los jueces tienen amplia discreción a la hora de dictar las sentencias.

Dados que las leyes en Irán están escritas por autoridades religiosas que se basan en las palabras del Corán, se estima que la única manera de evitar estas injusticias es cambiar el lugar de la mujer en la ley islámica, pues ella supone que la mujer  vale la mitad de un hombre y en consecuencia discrimina en las herencias, indemnizaciones y seguros.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *