Funciones de la Mujer en el Matrimonio Esposa, amante, socia…



LAS 4 FUNCIONES DE LA MUJER EN EL MATRIMONIO
Nota del Doctor Florencio Escardó

No hay, prácticamente, marido que no tenga alguna queja de su esposa, empezando por reconocer que es muy buena y que la quiere mucho, pero … la verdad es que carecemos de un punto de partida teórico que nos permita juzgar la función esposa con una serena crítica que nos evite caer en injusticias. Vamos a intentarlo no sin advertir que el planteo puede y debe mutatis mutandis ser aplicado al hombre.

la mujer en el matrimonio

Ver: Historia del Matrimonio

Si frente a cada mujer nos pusiéramos en la buena disposición de entender a cuánto se la obliga por el solo hecho de ser esposa, no sólo adquiriríamos un marco de juicio sano sino que, tal vez, se nos haría posible reajustar los términos de nuestro caso particular. Cuatro planos funcionales pueden ser diferenciados sin que sea necesario advertir que en los hechos las divisiones están lejos de ser exactas: la esposa propiamente dicha, la compañera, la socia y la amante. Esta división funcional permite, ante un conflicto concreto, reconocer el ámbito en que ha de hacerse el replanteo.

La falta de diferenciación temática es lo que otorga ese tono caótico que parece ser privilegio de las discusiones conyugales; se empieza con el mal gusto de la sopa y se acaba hablando del carácter de una y otra suegra. Y el que esté libre de tales confusiones que tire la primera piedra.

Lo de esposa en el sentido específico hace al status institucional, como que el calificativo viene del latín spondere, que significa nada menos que empeñar la palabra; la esposa lleva su parte en la representación social de la familia, tiene en el fondo un sentido jurídico y es por ello que cuando un varón de nuestro medio dice mi esposa pone inconscientemente en ello un tufillo solemne y ceremonial.

En la práctica ese aspecto no tiene mayor capacidad táctica en cuanto puede decirse que la esposa es lo que ven los demás. Si se dice es o fue una buena esposa se entiende englobar una totalidad calificativa, es decir la que presupone que su conducta ha sido cabal en todos los aspectos.

Viene luego la compañera; la palabra es bien definitoria: es la que acompaña, la que está siempre al lado, el ser con quien se cuenta, porque su presencia se descuenta; tal compañerismo puede ir desde la camaradería hasta la participación solidaria en el oficio o carrera del marido; es la buena amiga, o sea aquellaque, facilitando el diario vivir, tolera y acepta antes de juzgar; es la que toma a su marido como un ser humano total con quien ha de compartir la vida, cuyo largo camino es muy difícil de recorrer solo.

Si la esposa da a la pareja la respetabilidad, la compañera le da el agrado y la seguridad convivencial; es buena compañera la que no hace reproches banales ni plantea exigencias directas sino la que espera, en la seguridad y la confianza, ya que el compañerismo es por esencia una conducta mutua, recíproca y un circuito reverberante; nadie puede pretender que su esposa sea una buena compañera si no es en respuesta a la misma actitud de su parte.



Un signo de tal compañerismo es la buena disposición actual de todo momento, la fácil aceptación del suceder inmediato, es decir que en función de pareja se toma la vida como viene, sin mayores pretensiones de encauzarla forzadamente.

El compañerismo no es, en el fondo, una condición específica del matrimonio sino una actitud básica frente al prójimo, sólo que en el matrimonio las ocasiones de su ejercicio son cotidianas, continuas, consuetudinarias y en cierto modo obligatorias, ya que nadie hay tan prójimo (próximo) como el marido o la mujer. Señalemos desde ya que es en el terreno del compañerismo donde surgen la mayoría de las pequeñas desavenencias.

Luego y tam bien la esposa es la sociaobligatoriade lasociedad conyugal; conviene subrayar que lo útil es para el adjetivo en el plano económico.

La tradición machista quiere que sea el hombre quien provee el dinero, como condición dativa; no hay tal, aun cuando la mujer no trabaje y no tenga bienes propios, su contribución económica es precisa. Piense quien lo ponga en duda cuánto le costaría en dinero pagar a quien le cuidase y arreglase la casa y vigilara los hijos … Hay muchas formas de relación económica en la pareja, pero ni el hombre debe imponer, ni la mujer aceptar, un arreglo que sea humillante o en algún grado peyorativo para uno u otro.

Un consejo de oro al respecto reside en que el manejo económico sea claramente explicitado desde la primera horamatrimonial; el hombre que se reserva el derecho de dar cada día el dinero para la compra y que no otorga en lo doméstico plena libertad y responsabilidad a su esposa es un mal compañero; hechas las necesarias reservas para el caso de mujeres sin el menor sentido de administración que, dicho sea de paso, no son en número más sino menos que los hombres.

Vale la pena retener que economía quiere decir etimológicamente regulación de la casa, de donde lo de economía doméstica viene a ser una redundancia idiomática Y veamos por fin lo de amante. La plenitud y perfección del contacto íntimo es no sólo el cumplimiento sano de una función principal sino el excipiente en el que se juegan las demás funciones, el mutuo contentamiento y la mutua deuda emocional que de ello resultan ponen ese timbre particular a la pareja y en la unión se funden y borran muchas de las pequeñas asperezas del cotidiano vivir. Desgraciadamente es el aspecto considerado con menos franqueza y con menos profundidad en la vida corriente.

En la práctica, la relación sexogenital de innúmeras personas se cumple con semisilencios, sobreentendidos y presupuestos que, y ésta es la directa intención de esta nota, refluyen de modo solapado en los otros planos de la funcionalidad esposo-esposa. De cualquier manera, y por feliz paradoja, es la más fácil de subsanar mediante una decisión de abordarla educativamente. Si tratamos de ver en cuál plano surgen las dificultades, habremos dado un paso decisivo en la psico-higiene matrimonial.

Ver: Competencia Mujer-Hombre en la Sociedad Actual

Ver: Los Derechos Sexuales y Reproductivos en Argentina

Ver: El Aborto, Consecuencias



Ver: Violaciones y Agresiones Sexuales

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------