Guerra de Vietnam y Afganistan Los Fracasos de la Guerra Fría Resumen






Guerra de Vietnam y Afganistan – Los Fracasos de la Guerra Fría

LA GUERRA DE VIETNAM: En diferentes escenarios, conflictos que entraron en erupción demostraron que la tensión internacional no se había extinguido en 1962. En dos de ellos se comprobó que las superpotencias atómicas no eran dueñas de los destinos del mundo, porque a pesar de su poderío militar cosecharon sendos fracasos.Respetando la cronología, veamos en primer término el fracaso norteamericano en Vietnam.

Guerra de Vietnam y Afganistan

En su primera fase el conflicto de Vietnam, la antigua Indochina francesa, apareció como una guerra colonial típica. Finalizada la Segunda Guerra Mundial, durante la cual Indochina había sido ocupada por los japoneses, los vietnamitas esperaban el reconocimiento de la independencia, pero ante la oposición de Francia, un movimiento nacionalista, el “Vietmihn”, inició una guerra de guerrillas, apoyada desde 1949 por la China comunista.

En 1954, el ejército francés fue cercado y hecho prisionero en Dien-Bien-Fu, lo que obligó a Francia a conceder la independencia. En la Conferencia de París, el nuevo Estado se dividió provisionalmente por el paralelo 17 en dos, Vietnam del Norte y Vietnam del Sur, con capitales en Hanoi y Saigón, respectivamente, hasta que unas elecciones resolvieran el futuro.

En ese momento, Estados Unidos, temeroso del surgimiento de un nuevo Estado comunista, rechazó el acuerdo y, apoyando al gobierno del Sur, la dictadura de Ngó Dihn-Diem, comenzó a intervenir en la zona, como prueban los documentos del Pentágono de los años 1954-1955.

De una guerra colonial se había evolucionado hacia un conflicto de Guerra Fría, de enfrentamiento de bloques. Bajo la presidencia de Kennedy fueron enviados a Saigón los primeros consejeros, pero el presidente se resistió al envío de fuerzas armadas, solicitadas por otros sectores de la Administración.

Tras su asesinato, con su sucesor, Johnson, la intervención fue ya abierta, a partir de 1965, con motivo de un pequeño incidente, posiblemente provocado, en el golfo de Tonquín. Un millón de soldados y el empleo de armas terribles (napalm, defoliantes y herbicidas, armas químicas), que provocaron protestas internacionales, re -sultaron insuficientes ante el tesón vietnamita.

En la ofensiva del Tét (Año Nuevo lunar) de enero de 1968, los norvietnamitas, dirigidos por un estratega genial, el general Giap, atravesaron las líneas norteamericanas y entraron en Saigón, poniendo cerco durante h ras a la embajada americana. En Estados Unidos Robe Kennedy alzó su voz indignada, y los manifestantes pacifistas llegaron hasta la Casa Blanca, mientras la conciencia americana se dividía, con miles de desertores y pro testas en la prensa.

Finalmente, otro presidente, Nixon, decidió el deseo ganche, obligando a las autoridades de Hanoi a firmar armisticio con la presión de bombardeos aéreos incesan tes, que casi destrozaron el país.

Después de la retirada norteamericana, el Norte terminó ocupando el Sur, implantando un régimen comunista. El fracaso dejó una honda huella en la conciencia americana.

GUERRA DE AFGANISTÁN: Algunos aspectos relacionan la guerra del Vietnam y la guerra de Afganistán. Las dos tienen lugar en el Sur del continente asiático; en ambas intervienen las superpotencias para consolidar sus respectivas áreas de dominio; sobre todo, en los dos episodios se comprueba la vulnerabilidad de las dos superpotencias. Porque si en Vietnam Estados Unidos sufrió la primera derrota militar de la Guerra Fría, en Afganistán sería el ejército soviético el derrotado.

Así se deducirá la lección de que el mundo no puede ser gobernado desde Washington y Moscú, convicción que en definitiva pondrá fin a la Guerra Fría.

Los acontecimientos. En abril de 1978 los comunistas derrocaron al presidente Daud. País de credo musulmán, gobernado socialmente por terratenientes, Afganistán presentó desde el primer momento resistencia armada a la implantación del régimen comunista. Los norteamericanos presionaron por medio del vecino Pakistán, que armaba a las guerrillas musulmanas.

La situación llegó a ser tan grave que el Politburó decidió la intervención armada. Izvestia, órgano de ejército soviético, escribió: “O enviábamos tropas dejábamos que la revolución afgana fuese derrotada que el país se convirtiese en una especie de Irán e tiempos del sha”. Se trató de un error de óptica similar al padecido por Estados Unidos en Vietnam. Porque el ejército de más de cien mil soldados rusos obtuvo ni los resultados militares, hasta que se retira  en marzo de 1989.

Las consecuencias sociales fueron profundas en la Unión Soviética. Si Estados Unidos había padecido “síndrome de Vietnam”, en su potencia rival se padecía el “síndrome de Afganistán”. Más que el empate del terror fue la impotencia del superpoder lo que puso fin a Guerra Fría, la división teórica del mundo en dos área reservadas para los grandes. (Ampliar: Conflictos Durante la Guerra Fria)

LOS TÚNELES DE CU CHI:
PARA LOS SOLDADOS de EUA, uno de los aspectos más frustrantes de la guerra de Vietnam fue la elusividad de su enemigo comunista. Por ejemplo, en enero de 1966 se envió por vía aérea a 8 000 soldados al distrito de Cu Chi, situado a 30 Km. de Saigón (hoy Ho Chi Minh), lleno de guerrilleros del Viet-cong. Pese a la rapidez y magnitud de la operación, no hallaron milicias enemigas: aunque literalmente parecían capaces de esfumarse en el aire, en realidad se habían desvanecido en la densa tierra.


Anuncio Publicitario


Fortaleza guerrillera
En el subsuelo de Cu Chi, los guerrilleros habían cavado una compleja red de túneles de unos 320 Km. de largo, extraordinaria proeza de ingeniería militar. La horrible vida en esta fortaleza subterránea es fácil de imaginar. Pero algunos guerrilleros la soportaron durante varios años ininterrumpidos.

Muchos túneles apenas daban cabida al paso de un hombre: raras veces tenían más de 1 m de anchura y otro tanto de altura. Desembocaban en cámaras, generalmente de 3 m , donde se fabricaban o reparaban armas, imprimían periódicos y panfletos o celebraban reuniones. La atmósfera subterránea era calurosa, sofocante y maloliente, en especial cuando se estaba en el cuarto piso tierra abajo. La comida solía escasear y los guerrilleros tenían que comer lo que hubiera. Uno de ellos comentó: “Descubrí que las ratas a la parrilla tenían mejor sabor que los pollos o los patos.”

Mientras la guerra continuaba arriba, se hacía todo lo posible para que los soldados del Vietcong se sintieran como en casa. Incluso había un grupo teatral,
que recorría los túneles dando funciones para levantarles la moral. Los túneles de Cu Chi fueron el complejo más grande de una enorme red subterránea que rodeaba a Saigón, desde la costa hasta la frontera con Camboya.

Defensa eficaz: Por diez años, los túneles de Cu Chi desafiaron a grandes fuerzas de EUA. Aunque numerosos guerrilleros murieron bajo tierra, la red sobrevivió a ataques con bombas y gases y a la penetración de soldados estadounidenses con adiestramiento especial, llamados “ratas de túnel”. Después de la victoria comunista en 1975, el distrito entero fue honrado formalmente con el nombre de “Tierra de Hierro de Cu Chi”. Irónicamente, los túneles fueron restaurados para mostrarlos a turistas extranjeros.

Fuente Consultada: Historia del Mundo Contemporáneo A. Fernández





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *