Doctrina Social de la Iglesia Derechos Humanos Sus enseñanzas



Doctrina Social de la Iglesia Derechos Humanos

El rol de la Iglesia: En primer término debemos referirnos al rol de la Iglesia en estas cuestiones, de su propia óptica. Comencemos diciendo que la Iglesia no «pretende mezclarse e político» y quiere «dar testimonio de la verdad, para salvar y no para juzgar.»

La Iglesia  reconoce que su misión no es la de conquistar el poder terrenal y que el poder civil y eclesiástico son soberanos cada uno en su campo de acción. Las situaciones mundiales son tan diversas y abarcan tantas culturas diferentes que sus enseñanzas tienen que ser deliberadamente genéricas, y deben modificarse a lo largo del tiempo. Son las «comunidades cristianas» las que deben analizar la situación en cada país».

Desigualdades Humanas: En la sociedad «No son iguales los talentos de todos, ni igual el ingenio, ni la salud ni las fuerzas, y a la necesaria desigualdad de estas cosas, sigue espontáneamente la desigualdad de la fortuna.

La cual es por cierto conveniente a la utilidad, de los particulares como también de lacomunidad, porque necesita para su gobierno, a la vida común de facultades diversas.»Sin embargo, toda forma de discriminación en los derechos fundamentales de la persona, ya sea social o cultural, por motivos de sexo, raza color, condición social, lengua o religión, debe ser vencida y eliminada por ser contraria al plan divino.»»

Derechos humanos: Como hemos visto, la Iglesia reaccionó, en principio, de manera muy negativa hacia los derechos del hombre proclamados por los liberales, y en especial con motivo de la Revolución Francesa.

Pero, felizmente, en la actualidad reconoce que «las varias declaraciones universales de los derechos del hombre y las múltiples iniciativas que se inspiran en ellas, afirman a nivel mundial una sensibilidad moral más atenta a reconocer el valor y la dignidad de todo ser humano en cuanto tal, sin distinción de raza nacionalidad, religión, opinión política o clase social».

En el mismo sentido el Concilio Vaticano II había dicho: «toda forma de discriminación en los derechos fundamentales de la persona, ya sea social o cultural, por motivos de sexo, raza, color, condición social. lengua o religión, debe ser vencida y eliminada por ser contraria al plan divino.»

Migraciones: La Iglesia defiende el derecho de las personas a emigrar de sus tierras para buscar mejores oportunidades. y afirma que es un deber de las autoridades públicas admitir a los extranjeros que llegan y, en cuanto) lo permita el verdadero bien de su comunidad, favorecerlos propósitos de quienes pretenden incorporarse a ella como nuevos miembros.»

La inmigración no sólo debe ser tolerada, sino que a los inmigrantes, el Estado debe favorecer su integración, facilitar su promoción profesional y «permitirles el acceso a un alojamiento decente, adonde pueda venir, si es posible, su familia.»

Fuente Consultada: Las Ideologías del Siglo XXI de Ignacio Massun

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------