El Envejecimiento en Japón El Silver Market del Siglo XX



El Envejecimiento en Japón El «Silver Market»

Desde los 55 ó 60 años en adelante, se puede identificar un mercado de la tercera edad, que se conoce como silver market o Mercado de Plata, denominación ésta que hace alusión al color del cabello canoso de las personas que encuadran en este segmento.

El «envejecimiento» del Japón es un fenómeno que comenzó a llamar la atención después de la Segunda Guerra Mundial, fundamentalmente por la velocidad con que se produjo el incremento de la longevidad (de una expectativa de vida de 50 años a principios de la década del 40 a una expectativa de 80 años en la actualidad). Se estima que la población japonesa de más de 65 años se duplicará hacia el año 2025. Esta realidad es motivo de preocupación tanto en el sectoV público como en el privado.

El gobierno ha coministerio de Comercio Exterior e Industria del Japón o MITI (Ministry of International Trade and Industry). La propuesta inicial, cuya implementación se ha reservado al sector privado, consistía, básicamente, en promover el establecimiento de una suerte de colonias de japoneses retirados de las actividades laborales en diferentes países extranjeros.

ancianos en japon

La emigración sería atractiva para esta generación madura debido a las mejores condiciones climáticas y habitacionales, como así también por el bajo costo de vida comparado con el del Japón. El proyecto provocó diversas reacciones, llegándoselo a calificar de una mera exportación de ancianos. Como una alternativa, se propuso un proyecto mejorado que contempla el establecimiento de población senil en el exterior por períodos limitados.

El programa contribuiría a canalizar divisas al exterior, que es uno de los problemas que tiene actualmente la economía japonesa. Ciertamente, es necesario que los países elegidos como destino reúnan una serie de condiciones básicas, tales como que no exista recelo contra los japoneses por parte de los pobladores locales, que se solucionen las trabas burocráticas que puedan impedir el ingreso de personas y bienes, que exista una infraestructura adecuada para albergar á estos huéspedes.

Los países receptores de estos inmigrantes transitorios se beneficiarían con el ingreso de divisas creando además oportunidades en el sector servicios, tales como en la hotelería, gastronomía y clínicas especializadas. El turismo se vería incentivado tanto por el movimiento de los huéspedes en el país como por el flujo de personas que se genere cuando los parientes y amistades de éstos concurran a visitarlos.

Entre los diferentes países que se mencionan en forma extraoficial se encuentran Canadá, Australia, España, Nueva Zelandia, Portugal, Estados Unidos y Grecia. Dentro de los países latinoamericanos se ha considerado a México y la Argentina. Obviamente los interesados en este tipo de proyectos no deben tener una actitud pasiva. Es necesario que difundan las cualidades de su tierra en todos los niveles de la sociedad japonesa. En este sentido, desde fines de 1986, el gobierno español ha venido promocionando su país, dando charlas y conferencias explicativas sobre los beneficios de establecerse en suelo español.

A principios de 1987, el MITI publicó los resultados de una encuesta realizada entre los trabajadores japoneses en la cual la gran mayoría de los entrevistados calificó de atractiva la idea de residir en el extranjero luego de su retiro. Australia sería el país de destino más solicitado por los interesados, seguido de Canadá y España.

Al respecto puede destacarse el excelente trabajo de promoción que han venido realizando las empresas y el gobierno australiano para incentivar el turismo y la venta de sus productos en el Japón, lo cual ha contribuido a que se forme una opinión muy favorable de ese país entre los japoneses.



Los impulsores de estos revolucionarios proyectos reconocen que este tipo de iniciativas no han de solucionar los problemas de fondo de la creciente población senil del Japón, pero al menos servirían para paliar la coyuntura de los años venideros.

Más allá de las polémicas que han generado, es necesario realizar algunas reflexiones desde otra óptica. La edad promedio de retiro en Japón tiene lugar entre los 55 a 60 años, etapa aún activa para muchas personas. Al mismo tiempo, el empleado recibe al momento de su retiro una indemnización especial que oscila entre los 100.000 y 200.000 dólares, más una pensión de unos 1.000 dólares mensuales, monto que depende del tipo de aportes que haya realizado.

En función de estas cifras resulta evidente que no se trataría del establecimiento de una simple colonia de jubilados sino más bien del traslado físico de un segmento de mercado con un poder adquisitivo muy elevado.

La presencia de una población senil numerosa no es un fenómeno novedoso para los países industrializados de Occidente. El porcentaje de la población senil, definido como las personas mayores de 65 años con respecto a la población total, es del 17% en Suecia, 15% en el Reino Unido, 13% en Francia, 12% en Estados Unidos comparado con sólo el 10% que se observa actualmente en Japón.

Sin embargo, la característica relevante en este último es la gran rapidez con que se ha producido el incremento de la población de tercera edad, debido principalmente al mejoramiento del nivel de vida y a los avances logrados en materia de infraestructura hospitalaria, servicios sociales y de salud. Así, Japón requerirá sólo de 26 años para duplicar su población senil, (del 7% en 1970 al 14% en 1996), mientras que por ejemplo Francia requirió de 115 años para alcanzar los mismos porcentajes.

De acuerdo con la estructura actual de la sociedad japonesa, la proporción de la población activa con respecto a la no activa se reducirá sustancialmente en los próximos años, lo cual obligará a replantear numerosos aspectos, tales como el sistema de retiros y jubilaciones. Una proporción reducida de jóvenes y adultos en edad económicamente activa tendrán que dar de comer a un enorme ejército de ancianos.

EL silver market en Japón ha comenzado a adquirir una significación especial no sólo para las firmas locales, que están diversificando sus productos y servicios, sino también para las empresas extranjeras, que esperan lograr una porción considerable de ella aprovechando el rápido crecimiento que se espera en los próximos lustros.

Fuente Consultada: JAPÓN, ¿Por que es como es? Juan Borga-Emilio Sawada – GF García Ferré – Anexo Revista Muy Interesante

 

 



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------